Editor's Rating

9.5

The Neal Morse Band se han vuelto a superar, Si el listón estaba altísimo con su anterior “The Similitude of a Dream” un disco conceptual exigente, trabajado y sobresaliente, tomar la decisión de continuar con otro disco de las mismas características, conceptual , y que continúe la historia ya supone ser muy valientes, en un reto que les sometía a una mayor exigencia, en vez de haber optado por un disco más convencional volviendo a hacer cosas como los discos anteriores o haber buscado nuevos horizontes. El que “The Great Adventure” podamos situarlo al mismo nivel que su anterior ya supone un hito reseñable y que pone de manifiesto que para estos músicos sigue sin haber límites.

Toni Marchante

Lo que más me ha llamado la atención es la gran contradicción de cómo se puede hacer un disco igual al anterior pero a la vez tan distinto. Trataré explicarme, hablamos del Tomo II de una historia que continúa al Tomo I (The Similitude of a Dream), donde se va desarrollando la continuación de una historia, con temas muy diversos, pero que por momentos van repitiéndose melodías recurrentes, donde todos los músicos son protagonistas, interviniendo a partes iguales en los instrumentos y en las voces…hasta ahí todo igual. Lo sorprendente es la excelencia creativa para crear temas distintos que le dan al nuevo trabajo un aspecto diferencial sin la sensación de estar repitiéndose, siendo fiel a la naturaleza de lo que se relata en la historia, una continuación diferente que requiere unas líneas musicales distintas. Probablemente para los no asiduos a este género les pudiera parecer más de lo mismo, pero lo cierto es que hablamos de un disco con un enfoque distinto al anterior. Otro aspecto relevante es el paso más que se da en la cohesión de la banda, si The Neal Morse Band era hasta hace dos discos atrás un grupo donde Neal Morse llevaba prácticamente todo el peso, el anterior sirvió para cambiar las líneas de trabajo componiendo con la aportación de todos y en este la consolidación se nota que es mayor; es obvio que en general quien más mete la mano es Neal Morse fundamentalmente por su gran capacidad creativa, superior a la del resto de sus integrantes quienes son excelentes compositores también, pero la mente de Neal siempre ha estado a otro nivel, siendo uno de los grandes compositores en este género en las últimas dos décadas. El line up de este disco es el ya consolidado desde hace unos cuantos discos, la química entre ellos es total y todos menos Randy George ponen las voces, Neal se encarga además de los teclados y guitarras, Eric Gillette de las guitarras, Mike Protnoy de la batería, Randy George del bajo y Bill Buahuer de los teclados. Un disco que supera los 100 minutos dividido en dos actos y cinco capítulos es la estructura de este nuevo libro sonoro que se ha editado en varios formatos, en doble cd, 2 cds más DVD con el making of y videoclips y en vinilo blanco en 3 lps incluyendo el formato 2cds.

Como suele suceder en la gran mayoría de discos conceptuales, afloran las melodías recurrentes y en este disco vienen de la mano principalmente de dos temas “Welcome to the world” que recoge el testigo en cuanto a funciones no en cuanto a música de “City of Destruction” del disco anterior, apareciendo vestigios del mismo en “Into the River” y evidentemente en “Welcome to the world 2”. El otro tema relevante es el tema de cierre “Loves that never dies” que aparece también en momentos como en el inicio de “Overture”, “I got the run”, en el comienzo de “Beyond The Borders” donde Bill Huauer da muestras de sus cualidades vocales, en la parte final de “To the river” que precisamente termina con la melodía a acústica de “Long day” del disco anterior, porque también hay flashes del Tomo I, el primero de ellos al comienzo en “Overture” donde a efectos de continuar el disco anterior usa la melodía de “Makes no sense” (del Similitude of a Dream) y que enlaza, como hemos dicho, con la melodía de “Love that never dies”, para desembocar en una sección de cellos que nos introduce de lleno en el universo sonoro progresivo instrumental de Neal Morse, más de lo mismo pero diferente.

Como en el anterior la variedad es una de sus grandes virtudes, temas muy comerciales y cercanos como el tema homónimo al disco, un corte muy en la línea “Testimony” , típico de Neal , donde combina acertadamente la voz con Eric Gillette en un tema festivo, al igual que “Vanity fair”. También encontramos canciones rockeras cercanas al metal como “Venture in Black”, “Fight with destiny”, “I got to run” o “Welcome to the World 2” donde la huella de Mike Portnoy es más evidente. Las reminiscencias The Beatles que nunca pueden faltar en esta banda, las tenemos más marcadas en “Hey Ho Let’s Go”; canciones para enlazar tramas como la instrumental “Overture 2” que despliegan las capacidades progresivas de estos genios como la “Overture” de inicio o la fantástica “Element of fear”. La magia y los coros de “Child Of Wonder” y la variedad asombrosa de “Freedom calling”, con cantidad de elementos de la factoría Morse, buenas voces, más progresiones, muchos guiños a composiciones incluso de discos anteriores, un corte que habría sido más que suficiente para dar carpetazo a un disco magnífico, pero aún quedaba lo mejor “Love that never dies” una gran balada que comienza Neal Morse para ceder el testigo en el trabajo vocal a un inconmensurable Eric Gillette, un tema de esos que va creciendo en intensidad, al que se les va incorporando capas de teclados y coros, con solos de guitarra intercalados para terminar la obra en lo más alto, para dejarte esa sonrisa de satisfacción en la cara cuando termina y lo más importante, con ganas de volver a escuchar el disco después de 100 minutos de disfrute.

Disco sobresaliente de nuevo de The Neal Morse Band, una banda de excelencia en cuanto a compositores y músicos, donde la fuente inagotable creativa del multi-instrumentista y alma mater de este proyecto sigue rodeado grandes amigos y eminencias musicales que aportan al mismo nivel, logrando consolidar una banda que funciona como una máquina perfecta, que son capaces de meterse en el estudio y sorprenderse a sí mismos de las maravillas que son capaces de crear, una banda que lo tiene todo, la creatividad, la experiencia, la calidad como músicos, la juventud de un Eric Gillette que se ha convertido por derecho propio en uno de los pilares del conjunto, en definitiva, una nueva obra para disfrutar intensamente y para saber que existirá un proyecto que a buen seguro nos seguirá dando muchos más excelentes trabajos en el futuro y en el que sería asombroso un Tomo III de esta saga.

Es una suerte que gracias a Madness Live podamos recibir en nuestro país a este magnífico grupo, porque The Neal Morse Band estarán en Barcelona el próximo sábado 13 de abril en Salamandra y el domingo 14 de abril en Madrid en la sala Mon Live. Ya sería redondear interpretar este “The Great Adventure” al completo.

Toni Marchante

Temas:

Act I

Chapter 1
1. Overture
2. The Dream Isn’t Over

Chapter 2
3. Welcome To The World
4. A Momentary Change
5. Dark Melody
6. I Got To Run
7. To The River

Chapter 3
8. The Great Adventure
9. Venture In Black
10. Hey Ho Let’s Go
11. Beyond The Borders

Act II

Chapter 4
1. Overture 2
2. Long Ago
3. The Dream Continues
4. Fighting With Destiny
5. Vanity Fair

Chapter 5
6. Welcome To The World 2
7. The Element Of Fear
8. Child Of Wonder
9. The Great Despair
10. Freedom Calling
11. A Love That Never Dies

Página web: http://nealmorse.com





ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07KZFYL83ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B01LXUA8I9ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07GW5L9T5ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07BYWG7VKir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00QY2LQUQ