El pasado 30 de noviembre se estrenó el sexto trabajo de The Soulbreaker Company producido por Tim Green en California y editado bajo Underground Legends Records.

Belch

Progresivamente la banda se ha ido haciendo un hueco en la escena de nuestro país con su sonido tan propio y distintivo compuesto de varios estilos como son la psicodelia, el rock, el pop, el folk, etc. Este trabajo, el 6º en poco más de 10 años de carrera, mantiene la línea de anteriores publicaciones, quizás reduciendo el hard rock por un rock más clásico, siendo aún más enfermizamente psicodélicos, encontrándonos un disco que, a priori, puede resultar extraño, con multitud de sensaciones entremezcladas que parecen no casar. Sin embargo, el tiempo da la razón a la banda, haciendo que el disco cuanto más se escuche, más guste. Bien es cierto que la voz, cada vez más decadente de Jony Moreno pueda descolocar a más de uno, pero el énfasis que han hecho en otros sonidos que no son el hardrock le viene como un guante y lo hace diferente al resto de sus trabajos.

Para este nuevo disco cuentan con dos nuevas incorporaciones como con Illán Arribas al bajo y Javi free en los teclados. Es especialmente relevante esta incorporación en el sonido de este Sewed With Light ya que añade mucho color a una banda que ya de por sí llena de matices cada una de sus canciones.

Este trabajo no es para todo tipo de público, ni para poner en grandes fiestas masivas. The Soulbreaker Company buscan, y cada vez más, ofrecen sensaciones, sentimientos, por lo que no es un disco para ponerse de fondo en el coche, sino de escuchar con tranquilidad en casa, degustando los muchos detalles que ofrecen. Abren con Inner Dark, una declaración de intenciones ya que es la más larga del trabajo, que va poco a poco ganando en intensidad hasta un final épico y que juguetea con sonidos incluso electrónicos. No es el típico single ni una canción que te anime así de primeras a escuchar. Caso contrario es I’m the Void, canción de dos minutos, donde la melodía es en sí misma un estribillo, en el sentido que es una melodía más habitual y tradicional.

At the End of the Day es otra de las canciones más accesibles a pesar de la melancolía que desprende. Guitarras con un Groove muy intenso pese a ser casi acústicas en una canción eminentemente pop pero con melodías más que interesantes. Sorprende que en mitad de la canción incorporen fases con una voz feminina de música clásica con el teclado creando una melodía tan repetitiva como emocional. Continúan con Together que pasa del hard rock setentero de Black Sabbath, hasta tintes progresivos y, otra vez, incoporando sonidos electrónicos. Esta mezcla da como resultado una de las mejores canciones de este trabajo, con un ritmo pesado y machacón que se adhiere a la cabeza aunque no te lo esperes.

The Word, The Blade es un rock más al uso, con un riff principal, una estrofa sin mucho destacar para subir hacia un estribillo corto pero intenso, y vuelta a empezar. Solo salen de ese bucle para un momento instrumental muy setentero con el teclado a lo John Lord. Todo ello con unos tintes oscuros, casi místicos que lo convierten en otro de los grandes aciertos de esta nueva publicación. Persephone, por su parte, es la canción más extraña en la que no se distingue muy bien la línea entre cantar y recitar texto. El corte quizás más enrevesado, variado y diferente de todo lo que había publicado la banda vitoriana hasta la fecha.

You guess but you don’t understand por su parte es una balada acústica muy americana con voz y teclado como principales y una guitarra de fondo creando matices. Nos sacan de este letargo con You Shook your Tail que cambia otra vez todo lo creado por The Soulbreaker Company, para convertirse en un sonido más garaje, y las clásicas guitarras sucias.

Para el final nos dejan Avoid The Crash, un corte enfocado descaradamente al directo, con un riff machacón y efectivo, en otro de los cortes 100% hard rock, así como Arrhythmia, que sigue la misma línea más rockera del anterior. Como broche final dejan The Beginning, que mezcla sonidos electrónicos con música clásica (que hasta que no entra Jony a cantar parece casi más una base de rap. Pero nada más lejos de la realidad. Y es que estamos ante otra de las canciones interesantes y que personalmente recomiendo de este CD. Una mezcolanza de sonidos y sensaciones que derivan siempre en un épico estribillo con sonidos orquestales de fondo que le dan un brillo y un color diferentes. Gran cierto a un más que buen trabajo de una banda que, poco a poco se va dando a conocer, pese a que su estilo no sea lo más mainstream. No obstante, tienen calidad y buenas ideas, que al fin y al cabo es lo que hará que la gente te siga.

Belch

Temas:

1. Inner Dark
2. I’m the Void
3. At the End of the Day

4. Together
5. The Word, The Blade
6. Persephone
7. You guess but you don’t understand
8. You Shook your Tail
9. Avoid the Crash
10. Arrhythmia
11. The Beginning

https://thesoulbreakercompany.bandcamp.com

Comparte esto: