The Toy Dolls + CRIM – 16 de Enero de 2020 – Sala But (Madrid)

Comenzaba la temporada de conciertos tras el parón navideño con el aniversario de los míticos The Toy Dolls que se iban a dar un baño de masas en una Sala But hasta la bandera.

Texto y fotos: David Aresté

Parece ser que para mucho nostálgico, era la noche de intentar airear la camiseta de los Dolls ya que Olga y los suyos cumplían 40 años encima de los escenarios y había que volver a un concierto y pasárselo bien un rato, llegando así al sold out, aunque fuese Jueves… que hasta cierto punto ya sabemos que comienza a oler a fin de semana. Para la ocasión se hacían acompañar de uno de los abanderados del punk-rock estatal como son los catalanes CRIM, que siguen llevando su música por Europa y América llegando ya (o están a punto) a los 10 años. “Pare nostre que esteu a l’infern” es su último lanzamiento que tuvo la difícil tarea de superar o al menos igualar su explosivo “Blau sang, vermell cel” de hace un par de años.

49416221408_7e2d1af3ef_o49416910407_c3615236d5_o49416221513_38408cd674_o

Como siempre decimos (ojalá parasemos algún día), CRIM sufrió el mal del telonero… no por el espacio en el escenario ya que todos se vieron bastante cómodos tocando, sino por las luces que tuvieron durante su set ya que fueron bastante pobres. Siguiendo con la infraestructura, el sonido fue bastante bueno a excepción de una mala pasada que les hizo el micro de Adri, por lo demás como decimos sonó fuerte y potente. Sonaron “Caiguda Lliure”, “La puta copa del rei” o “Hivern etern” de ese último disco mezclados con más de su carrera como “Maneres de viure” o “Castells de sorra” llegando a la hora de repertorio, completándolo aunque tuvieron la incidencia del principio.

Lidiar con un grupo que levanta tanta expectación implica que parte de los que te estén viendo estén esperando al otro grupo, aún así los catalanes levantaron la sala en los últimos temas creando cierto clima de euforia con sus ritmos galopantes y pegadizos. Esperemos que verlos pronto con su set completo y unas condiciones más favorables.

Limpieza de escenario para dejar paso al grupo principal de la noche que no se prodiga mucho por salas y esta vez era una fantástica oportunidad para disfrutar de grandes temas de la banda y del punk en general, como “Bitten by a Bed Bug”,"Spiders in the dressing room" o “Nellie the Elephant” o cualquiera que haya podido editar este trío tran entrañable capitaneando por el carismático Olga que lleva tirando del carro de los muñecos 40 años, y que mejor celebrarlo que con una gira. No sabemos hasta que punto la gente esperaba los temas de su nuevo XIII, quizá haya sido el motivo para embarcarse en una nueva gira, y el grupo así ha dejado constancia ya que en su set mastodóntico de 26 temas, 5 eran de ese nuevo disco… detrás de su “Dig that groove baby” que se llevó más protagonismo, aportando la vertiente más clásica del repertorio. Esta vez si, las luces fueron impecables, al igual que el sonido que mejoró algunos enteros para enfatizar el buenrollismo de los Dolls… lástima que no podía faltar la máquina de humo que nubló los primeros temas del setlist. 

49416698036_7b28406161_o49416221193_91c3c3d267_o49416698121_736507f42d_o

"Benny the boxer", "El cumbanchero", "Richard Clayderman’s a Creep" fueron temas de ese nuevo disco que la gente celebró de la misma manera que "Alec’s Gone"o "The Lambrusco Kid". 26 temas como hemos dicho pero muchos no llegaban a los 3 minutos, así que no hicieron más de una hora y media de repertorio en total, sin muchos discursos ni florituras para ir directo a lo que importa que era la música. Como era de esperar, el concierto no quedó en lo musical y hubo elementos extras característicos de los conciertos de la banda, como el lambrusco gigante, una figura de Richard Clayderman  la guitarra que da vueltas y confetti y globos gigantes para rematar una gran fiesta de cumpleaños en toda regla. 

La banda lo dio todo desde el primer tema, corriendo de una punta a la otra del escenario sin bajar en ningún momento la intensidad de su interpretación… Sobretodo por parte de Olga, demostrando su técnica en la Tocatta en Dm o en la versión acelerada del clásico "Wipe Out". El escurridizo guitarrista tuvo el apoyo constante de la gran base rítmica que le acompaña con Tommy Goober al bajo y The amazing  Mr. Duncan a la batería marcando el ritmo.

49416221313_2e94cd4676_o49416698266_9d4d3e6e6e_o49416698341_2279987ed2_o

Presente y futuro del punk que siguen moviendo gente como pudimos ver para disfrutar la antesala del fin de semana que con música siempre se encara mejor. Gracias a HFMN por la oportunidad de ver a unas leyendas como The Toy Dolls, aunque vimos que les queda cuerda para 40 años más.

Texto y fotos: David Aresté