LIVE IN SANTIAGO

La superbanda The Winery Dogs publican su dvd y cd en directo llamado Dog Years entre rumores de separación definitiva y mal ambiente con Richie Kotzen, tras la presentación de Sons of Apollo, grandísima banda de la que formarán parte Portnoy y Billy Sheehan y que esperamos muy ansiosamente porque tiene una pintaza excepcional.A día de hoy sabemos que The Winery dogs han parado su actividad, no sin antes ofrecer lo que ha sido la banda en directo durante estos últimos cuatro años, en el que han repasado lo más importante de sus dos trabajos (quedando pocos cortes fuera del setlist por la discografía tan corta que tienen).

La publicación presenta un pack con Blu-ray, dvd con extras varios como los videoclips editados hasta la fecha y un EP con temas inéditos además de un cd con el concierto en sí. En esta review nos centraremos en el cd que fue grabado en Santiago de Chile, concretamente en el Teatro Cariola.

El hecho de que hayan utilizado un sonido de banda tan crudo, sin ostentaciones hace que el directo suene muy fiel a los trabajos de estudio. Si a esto le sumas el carácter tan agrio y rancio del virtuoso guitarrista en el que apenas interacciona con el público, únicamente para saludar y poco más, hace que por momentos parezca un disco de estudio con aplausos por debajo. Y más aún. La producción y la calidad de imagen del video que hemos podido ver es realmente perfecta, en un marco realmente acogedor, aunque parece demasiado pequeño para una banda de tal calibre. Ya no solo el escenario sino el recinto en sí. Resulta curioso que hayan escogido ese teatro ya que habrán tenido salas más grandes por Europa o Estados Unidos. Todo ello hace que, de tan perfecto y tan limpio quede ese regustillo a estudio con aplausos.

Pero Kotzen, pese a ser su actitud la gran pega del trabajo (y a su descargo hay que decir que en algún momento alienta a la masa con el brazo, cosa extraña en él), es su gran baluarte si nos ceñimos a lo musical, con un nivelazo descomunal, tocando y cantando piezas difíciles a la vez con la mayor comodidad y sencillez. Tampoco es desdeñable la aportación de las dos bestias que defienden la base rítmica, dando un empaque que, como digo, parece más un disco de estudio. A esto hay que sumar las dos monstruosidades en forma de solo que se hacen, aunque las hayan colocado tan seguidas que puedan llegar a aburrir, especialmente a los que buscan en estas bandas canciones propiamente dichas.

Tras escucharlo varias veces, cosa que apetece bastante por la cantidad de buenas canciones que hace el disco sea en general entretenido, me queda el regustillo de que esta banda ha podido ser bastante más. Tienen buenos temas, pero le falta algo para redondear y en este directo se nota ya que por momentos adolece de un ritmo plano, en el que no van ni para adelante ni para atrás. Son buenos temas, pero no tienen uno que haga engancharse al gran público.

No obstante, están todos los single y temas importantes de la banda, empezando por Oblivion, pasando por Captain Love, la más ochentera y en la que se dirigen al público en castellano, Hot Streak (corte que da nombre al segundo disco de la banda) o cerrando con Elevate, Regret o Desire, todos ellos pertenecientes al primer disco de la banda. Pero quizás los cortes que más me hayan trasmitido sean Empire (con ese tinte tan Kotzen que tiene), I’m No Angel o el medio tiempo acústico de Fire. Cortes escondidos en mitad del concierto y que realmente suenan muy bien.

En definitiva, si lo que quieres es un directo que te haga tener la sensación de estar en la sala, de vibrar con una banda mimetizada con el público, este no va a ser el directo. Pero si lo que buscas es una banda rallando a un nivel alto, con buenos temas y recopilar gran parte de los temas importantes de una buena banda como son estos estadounidenses, entonces sí te gustará este Dog Years.

EP – DOG YEARS

Como dijimos, además del concierto en sí, nos ofrecen 5 temas inéditos a modo de EP con alguno que otro realmente interesante.

Tenemos Criminal, un corte no tan rockero en esencia pese a que Kotzen le dé esa crudeza a su telecaster, sino que bebe de ensencias más funk y que tiene uno de los estribillos más acertados y memorables de la banda.

The Game por su parte es un híbrido entre Mr. Big, con ese ambiente tan ochentero que eran capaces de crear, con estribillos y coros muy de Kotzen en solitario, muy blues-funk. Chocan un poco las partes virtuosas que, tras el impacto inicial, hacen que parezca que escuchamos muchos temas dentro de uno.

Solid Ground es el To Be With You, o similares de este Dog Years. Un corte acústico donde destacan una vez más los coros a cargo del señor Sheehan. A esta le sigue Love is Alive, que es el corte más Kotzen del disco, en el que tras los tintes funk de las 6 cuerdas tenemos un trabajo excepcional y majestuoso de Billy con su bajo.

Por último, tenemos Moonage Daydream, un blues rock bastante clásico que no brilla demasiado salvo el nivel de Richie a la guitarra.

Belch

Temas:
Live in Santiago

Oblivion
Captain Love
We Are One
Hot Streak
How Long
Time Machine
Empire
Fire
Think It Over
Mike Portnoy Drum Solo
The Other Side
Billy Sheehan Bass Solo
Ghost Town
I’m No Angel
Elevate
Regret
Desire

EP Dog Years

Criminal
The Game
Solid Ground
Love Is Alive
Moonage Daydream

http://www.thewinerydogs.com/