ripperintro Comenzamos la temporada de conciertos , con un auténtico lujazo, nada más y nada menos que con uno de los vocalistas más importantes que ha dado la historia del Heavy Metal. El señor Tim Ripper Owens , el cual ha estado en bandas como Judas Priest, Beyond Fear o Iced Earth , se embarca en una extensa gira por nuestra país, haciendo escala en esta ocasión en Zaragoza.

Como invitados especiales, teníamos a los jóvenes Vegenful Ghoul procedentes de Estambul y a los ya veteranos Sandstone que venían con motivo de la presentación de su último trabajo de estudio “Delta Viridian”. Aproximadamente, a las 21:25h dio comienzo el demoledor directo de Vengeful Ghoul, una banda con tintes Thrash , cuyo objetivo principal era dejar con la boca abierta al respetable.

Y prácticamente lo consiguió, salta a escena el vocalista Emre Kasapoglu junto a Volkan Beykoz (batería) , Senem Undemir (guitarra rítmica) y Ozgur Nair (guitarra principal) . La banda salió con una energía desbordante, dejando palpable que tipo de música realizan. La energía de un grupo joven que arrancó con fuerza a través de “Chained Freedom” perteneciente a su debut discográfico “Timeless Warfare”, para inmediatamente arrancar un huracán de fuerza y rabia por igual con “Ruthless Crow”, tema largo y pegadizo donde pudimos apreciar el gran estado de forma de la bestia rítmica Volkan.

DSC_0015DSC_0005

Esto acababa de empezar y por lo pronto, estaban causando una muy buena impresión, hasta que “Under Control” protagonizado por la preciosa fémina Senem , que con su fly guitar desató la ansia metalera en la capital maña. Ozgur Nair tampoco se quedó cojo , mostrando unas tablas y una muy buena complicidad junto a Emre Kasapoglu, un vocalista con altos registros que derrochó potencia durante la interpretación de la arrolladora “Fire And Spell” , un auténtico torbellino de Thrash Metal que en ocasiones recordaba a los tiempos gloriosos de Megadeth.

El show estaba alcanzando unos niveles realmente aplastantes – nunca mejor dicho- la gente poco apoco iba llegando, y la sala cada vez estaba más llena. En este momento, Emre se dirigió al público y pidió más interacción durante “Under Control” , otra de esas canciones que te obliga al headbangin’ de manera imperativa y donde pudimos apreciar una muy buena compenetración entre Ozgur y Emre.

DSC_0025DSC_0018

El público estaba con una sonrisa de oreja a oreja, se notaba que estaban disfrutando de lo lindo. Y es que no es para menos, ya que sin duda fue la revelación de la noche. Pero todavía quedaba “Timeless Warfare” el colofón final que dejó todavía más claro si cabe la calidad musical de Vengeful Ghoul, una banda con muchísima ilusión y energía que supo lidiar a la perfección el papelón de telonear a un ex Judas Priest.

Hacía ya dos años que no teníamos la oportunidad de presenciar un show de Sandstone. Los Irlandeses venían esta vez con las pilas totalmente regeneradas con motivo de la presentación de su nueva obra bajo el nombre de “Delta Viridian”. En pocos minutos saltan sobre el escenario Tom Alford (bajista) ,Dee Kivlehan (guitarra) , Steve McLaughin (guitarra) , Eamon McNaught (batería) y el carismático vocalista Sean McBay.

DSC_0026DSC_0047

Sandstone comenzó con fuerza , con mucha garra, poniendo toda la carne en el asador, dando rienda suelta a “Cat’s Cradle” donde Sean apareció ataviado de negro y luciendo un vestuario de la época dorada del Heavy Metal más melódico. Se veía una banda totalmente compenetrada dando la sensación de ver a unos músicos disfrutando a más no poder de su propio show. Este aspecto quedo muy bien reflejado durante “Reckless Thought” perteneciente a “Cultural Dissonance” y donde apreciamos parte del potencial de la banda.

Sin duda tenían al público en el bolsillo, y aún quedaba gran parte de su repertorio. A continuación, Steve McLaughin desató la furia de las seis cuerda para adentrarse en “King Of Cipher” otra canción correspondiente a su última obra dejando claro la reminiscencia épica existente en Sandstone. “King Of Cipher” sirvió para enganchar al público con “Fingerprints” uno de los clásicos que hizo aplaudir, corear y disfrutar al respetable.

DSC_0038DSC_0027DSC_0053

En este momento fue cuando Sandstone desplegó toda su artillería pesada, rememorando épocas pasadas a través de “Nemesii” con un Dee Kivlehan totalmente volcado e interactuando sobremanera con el público. Siendo este momento, uno de los mejores del concierto. Pero todavía quedaba mucha cera , siendo el encargado de repartirla Eamon McNaught que a pesar de su aspecto esbelto aporreó las baquetas de forma brutal durante la interpretación de “Red Mist”.

La verdad es que la banda estaba dejando un muy buen sabor de boca, pero la gente quería más y más, por lo que “Flading” sería la encargada de dejar huella, donde Sean se dejó la piel literalmente , moviéndose de lado a lado del escenario, haciendo guiños continuos con sus compañeros , y lo más importante de todo, disfrutando al máximo de la vuelta de la banda a tierras Españolas.

DSC_0036DSC_0051

Y es que Sandstone ha ido ganando adeptos en nuestro país desde 2012 , donde ya dejaron una importante huella sobre las tablas. El pasado cinco de septiembre no fue para menos, ofreciendo un show más que digno y dejando bien claro que la banda sigue adelante con un directo realmente demoledor. Sin duda, una banda a la altura de lo que a continuación se nos venía encima.

En poco más de diez minutos, volvieron a salir los músicos de Sandstone, para ovacionar y corear la salida de una de las voces más importantes del Heavy Metal: Tim Ripper Owens. Ataviado con gafas de sol y cazadora de cuero encajada arrancó como una exhalación con “Jugulator” donde el público le recibió con una gran ovación , coreando una y otra vez el estribillo de la canción.

DSC_00891DSC_00691

El recibimiento de toda la sala había sido espectacular, teniendo continuidad durante “The Ripper” y la apisonadora “Diamonds And Rust” la cual fue acogida de una manera espectacular. Tim Ripper Owens estaba en un estado vocal increíble , la verdad es que los años no pasan por él , y desde su etapa Judas Priest no había tenido la oportunidad de verlo en directo.

Ripper tiene una dilatada carrera dentro de nuestra música, siendo una de sus bandas predilectas Iced Earth, por lo que “1.000 Strong” sería a continuación la encargada de producir el estallido total ante el respetable. Sin duda, Dee Kivlehan y Steve McLaughin pusieron todo el empeño sobre las tablas , dejando claro que estaban tocando con uno de los grandes.

DSC_0095DSC_0102

Los primeros riffs a cargo de Steve sirvieron en este momento para descargar “Dead Meat” otro cañón Judas Priest, donde el público se entregó al máximo. Así mismo, Ripper Owens interactuó de manera continua a través de los míticos “Cathedral Spires” y “Painkiller” sirviendo este último para poner todo el escenario patas arriba. Los puños en alto y el merecido headbangin’ nos recordaron de que estábamos presenciando un show que iba a dar mucho de sí.

Y no nos equivocamos, “Green Manalishi” sería la elegida para continuar la fiesta que estábamos viviendo en La Casa Del Loco. Llegaba el momento, de algún que otro cover, siendo “Abigail” de King Diamond la encargada de poner el telón oscuro , con una interpretación de Mr.Owens realmente espectacular. A continuación regresamos a la etapa Judas con “Lost And Found” perteneciente al “Demolition” , una canción que no tuvo demasiada expectación si la comparamos con “Scream Machine” de Beyond Fear, donde pudimos apreciar a una banda perfectamente encajada y compenetrada.

DSC_0115DSC_0128DSC_0130

El repertorio Judas Priest regresó de nuevo a través de “Metal Gods” del “British Steel” , con un público exaltado al máximo y dando el doscientos por ciento. Una verdadera “plegaria” de Metal que se materializó aún más si cabe con “Bullet Train” del “Jugulator”, siendo uno de los temas que más aplausos recibió aquella noche.

Estaba siendo una velada memorable, una verdadera fiesta donde Ripper estaba dándolo todo por y para sus fans. Pero todavía quedaba mucho concierto por delante, siendo “Red Baron” y “Staying Over” las encargadas de reventar el estallido de furia y energía. Sin duda el infierno estaba muy cerca, por lo que era el momento de desplegar toda la artillería pesada a través de “Burn In Hell” y “Blood Stained” ambas auténticas descargas de adrenalina que hicieron lo propio hasta que empezaron a sonar los primeros acordes del estallido por antonomasia , “One On One”, una de los temas que más acogida tuvo mediante puños en alto.

DSC_0072DSC_0107

“Livin’ After Midnight” sirvió para cerrar una noche realmente memorable, con un Ripper Owens que se encuentra en un estado vocal espectacular y sintiendo la música en directo como muy pocos. Un verdadero lujazo el poder presenciar en vivo a este Metal God en tu propia ciudad y sin tenerte que mover de casa. Como viene siendo habitual, dar las gracias desde Metal Symphony a Kivents y como no a mi compañero Hector Herrero por reconvertir a Zaragoza como la capital del ROCK.

Texto y Fotos: Luis Ignacio Orós

Set List :

Jugulator
The Ripper
Diamonds And Rust
10.000 Strong
Dead Meat
Cathedral Spires
Painkiller
Green Manalishi
Abigail
Lost And Found
Scream Machine
Metal Gods
Bullet Train
Staying Over
Red Baron
Blood Stained
Burn In Hell
Death Row
One On One
Livin’ After Midnight

Comparte esto: