Glenn Miller Orchestra – 19 de Febrero’19 – Teatro Nuevo Apolo (Madrid)

Siguiendo en nuestra ronda de teatros era momento de retroceder en el tiempo hasta los años 40 y revivir las raíces del rock con la Glenn Miller Orchestra.

Texto: Susana Manzanares
Fotos: David Aresté

Siempre interesados por lo antiguo y rendirle respeto a todo lo cimenta la música que escuchamos hoy en día, teníamos mucha curiosidad por ver ese espectáculo que se anunciaba casi cada año en los teatros más importantes de Madrid y Barcelona, el de la Glenn Miller Orchestra. 

3yKxch5 hwsR5SP zpX6y1t

Glenn Miller fue un músico estadounidense -además de militar- que a finales de los años 30 fundó la orquesta que lleva su nombre y que sigue viva a día de hoy, The Glenn Miller Orchestra. Sus inicios comenzaron en otra orquesta, que dirigía por aquel entonces el prestigioso Benny Goodman, otro de los referentes del swing. Tras varios intentos de formar orquesta propia, en 1937 comienza a andar la suya, que al paso de los años ha dejado tras de sí unos 300 títulos grabados, de los cuales algunos se convertirían en verdaderos éxitos que seguro que más de uno hemos bailado/escuchado alguna vez… ‘In The Mood’, ‘Moonlight Serenade’ , ‘Tuxedo Junction’ o ‘Chattanooga Choo Choo’ son sólo algunos de ellos. En el 42 se alistó a las fuerzas Aéreas siendo el director de la orquesta del Ejército americano llegando a tocar para los soldados desplazados en Europa, no apartando así nunca su vista de la música.

En la actualidad, Ray McVay es quien dirige actualmente esta orquesta formada 19 músicos bajo el nombre de los Uptown Hall Gang y un conjunto de cantantes llamadoMoonlight Serenaders que interpretan el legado de Miller y lo hacen llegar a todos los rincones del mundo para el disfrute de todos aquellos amantes de la música de época, antigua, con clase, de esos elementos primigenios que han desarrollado tantas cosas… Aunque se podría decir que es un tributo -algo no muy bien visto hoy en día- si tiene un sentido, es música bien hecha, tiene repercusión y es el resultado de un buen trabajo de mano de auténticos profesionales como es el caso, nos vemos en el deber de difundirlo y contarlo. La música es historia y está viva y debe ser recordada, porque sólo así es posible mantener un legado o que simplemente la gente disfrute de una música que ya no es de su época y que en directo cada vez sea más y más difícil de escuchar.

XlrEpoW KnobUsM VFV5gkl

La velada transcurrió en el Teatro Nuevo Apolo, un espacio ideal para un espectáculo de tales características con excelentes juego de luces y sistema de sonido. A mitad de escenario se disponían las sillas para los músicos junto un espacio para batería, contrabajo y piano para la sección rítmica. A las 20,30 en punto salían los Uptown Hall Gang seguidos del entrañable Mr.Mcvay con su chaqueta azul característica para hacernos retroceder en el tiempo. Así pues el auditorio expectante y casi al completo disfrutó de las piezas anteriormente citadas junto a versiones de la época que hacía el propio Miller, como el concierto para Piano de Txaikovsky, Perfidia o el Peanut Vendor. El espectáculo en si nos añadió temas de la época como ‘When The Saints Go Marchin In’ o un medley de Sinatra con ‘Under My Skin’ o, cómo no, ‘New York’.

Temas ejecutados magistralmente por todos los músicos y por Catherine Sykes y Mark Porter a las voces junto a Andy Potts, Ray Wordsworth y Dave Ford que además también tocaban instrumentos. Música que transmite paz, tranquilidad… ganas de bailar! en un marco atemporal y que escucharíamos durante horas. La respuesta fue más que buena en un espectáculo elegante que da una lección de música y recuerda a uno de los precursores de la música moderna, un pase obligatorio para todos aquellos que busquen parte de las raíces de nuestro estilo o simplemente, disfruten de otros.

K021WBX zJqhINw cgXX9Tj

Texto: Susana Manzanares