Editor's Rating

9

Muchos años de inactividad hemos tenido desde aquel Illusions, último trabajo de la banda madrileña Arwen. Parecía que nunca volveríamos a encontrarnos con nuevas composiciones, y sin embargo, a finales de 2018 anuncian este nuevo trabajo con cambios en la formación.

Belch

Actualmente la banda está formada por José Garrido a las voces y guitarra (pasando a ser único cantante), Gonzalo Alfageme a la guitarra, Daniel Melián al bajo, Javi Díez a los teclados y Nacho Arriaga a la batería. Si ha sido una sorpresa el anuncio de este nuevo trabajo, más sorpresa es encontrarnos el posiblemente mejor disco de la banda hasta la fecha y uno de los mejores a nivel nacional de 2018. Un salto de calidad de Arwen en cuanto a concepto, y en cuanto a temas, de ya una banda con dos publicaciones realmente buenas. En cuanto pones el disco notas diferencias notables, un sonido menos power, quizás más moderno, pero no por ello menos interesante, todo lo contrario.

Lo que más sorprende es que el disco es bueno de principio a fin, con un sonido y una ejecución internacional, que nada tiene que envidiar a tantas bandas foráneas. Once temas imprescindibles y que entran bien todos. Sorprende la variedad, sonando a veces a Alter Bridge, otras veces a los Arwen de toda la vida, de repente pasajes de metal extremo… Un compendio hilado con mucha maestría.

Una tónica en todo el disco es la cantidad de buenas melodías, especialmente en los estribillos. No veo ninguna canción que no fuera perfecta para un directo, empezando por Hollow Days, donde una intro electrónica da paso a un corte perfecto para hacer saber al oyente lo que es Arwen a día de hoy. Un corte veloz, intenso, con tintes progresivos pero que se resuelve en un estribillo realmente divertido. Destacar la colaboración de Alex Skorza de Silver Fist para este tema. No obstante, no abren con su mejor corte, sino que cortes como Torn From Home le pasan por la derecha. Este corte, con un sitar sonando en la intro, pero que da paso a un corte de ritmo cortante e intenso, con pasajes donde José Garrido coquetea con los guturales. Otra de las constantes es la calidad y la amplitud de Garrido. No se puede hablar de sorpresa, aunque la evolución de estos años de parón se nota y mucho. Anteriormente destacaba que la banda tenía un aire a bandas como Alter Bridge. Un ejemplo claro es Us of Them, especialmente en las voces (con la colaboración de Valen de Sinaia) y en la forma de encarar el riff de guitarra.

Otro de los grandes pepinos de este trabajo es The Void, y sigue la senda del anterior corte. Sorprende el aire casi funky de batería y bajo, dando una sonoridad y un rollo muy distinto a lo que nos tienen acostumbrados. El estribillo, con la banda sonando a full es realmente tremendo. Siguiendo con los cortes de metal melódico tenemos When the world doesn´t Matter, que nos regala el corte más salvaje en cuanto a la base rítmica pero con melodías muy trabajadas y cuidadas. Este he de reconocer que ha sido el estribillo que más se me ha pegado a la mente. Para mí su mejor corte de esta nueva publicación.

Si ya en el corte que abría este trabajo encontrábamos toques progresivos, nos regalan ya una canción completa de ese estilo. Endless Burden es una canción más compleja y con más matices que las que nos tienen acostumbrados. Multitud de cambios de ritmo y de registros, todos muy bien hilados, dan como resultado una pieza que ofrece muchas sensaciones al oyente.Beyond Pain cambia una vez más de registros y nos encontramos con transiciones entre estrofas que podrían ser de death metal melódico o thrash, aunque las voces no lleven apenas guturales. Una locura de tema, que si bien sorprende a primera escucha, luego gusta y mucho. Mención especial al solo, lleno de pirotecnia guitarrística al servicio de la canción.

Otro corte más complejo y, si podría decir, casi gótico, con orquestaciones de fondo es My Worst Self con la colaboración de Miguel Rocha (Boyd) en un juego/competición de voces que ofrece mucha variedad al tema. Para cerrar nos dejan Crying Blood, un corte de hardrock/AOR con toques electrónicos, que derrocha buen gusto y calidad por los cuatro costados, además de la balada como es Our Chance, con guitarras acústicas en ristre, y, una vez más, con calidad para regalar con la colaboración de Mamen Castaño (ex. Arwen), creciendo en intensidad para acabar en un medio tiempo con tintes épicos y con ambos vocalistas dando el 100% de sí mismos. El broche final es la versión de You Know My Name, canción compuesta para la banda sonora de Casino Royal de James Bond. Un gran tema, interpretado y versionado de manera muy ingeniosa y muy Arwen, pero con la esencia de algo ya conocido por medio mundo.

Pocos hubieran apostado por un disco de Arwen y menos a este nivel. Solo podemos desde aquí aplaudir la vuelta de la banda, y más de esta manera. Gran disco.

Belch

Temas:

Hollow Days
Torn From Home
Us or Them
When the world doesn´t Matter
Endless Burden
Beyond Pain
MyWorst Self
Crying Blood
Our Chance
You Know My Name de Chris Cornell y D. Arnold

https://arwenmetal.com/

Comparte esto: