Un día de agosto del año 1991, ahí tirado en el pasto después de clases:

Renan- “güey, tienes que escuchar esto, estoy seguro que no adivinaras…
Yo- ah chinga, pues quienes son…
Renan- no, güey, ponte los audífonos y a ver si adivinas. “El Mosca” tampoco adivino…
…comienza una guitarra acústica, una balada que me suena, a esas bandas hard ochenteras y comienza a cantar una voz que, no, definitivamente no se me hacía conocida, pero me gustaba, sonaba dulce, aunque a la letra no le entendía nada ….

Yo- no güey, ni idea, ¿Quiénes son?
Renan- nel, tienes que adivinar, son bien pinches conocidos…
Yo- pues no, es que no me suenan a nadie, ¡pero si suenan bien!
Renan- (comienza a carcajearse) nadie ha adivinado!
Yo- (insistiendo, ya muerto de curiosidad) ya güey ¿Quién es?
Renan (sigue con su carcajada) ¡es METALLICA!…
Yo- (seguramente con cara de idiota) ¡ah no mames!…

Renan, mi gran amigo de esos años de estudiante, falleció tres años después.
El fue el primero que me mostró este polémico álbum.
Quizá no entiendan ese diálogo, pero para mi era importante escribirlo.
Saludos hasta donde estés hermano.

Y fue así como llego a mi vida ese quinto disco en la discografía de –ya en ese entonces- legendaria banda; la gran pionera y pilar indiscutible de esa música violenta y veloz llamada Thrash Metal. Un disco que hoy a sus treinta años de distancia continúa causando controversia, tal como cuando salió.

Wherever May I Roam – Metallica

En el año de 1991, METALLICA era una banda grande, pero no al grado de llenar conciertos en un estadio. Recordemos que su disco anterior AND JUSTICE FOR ALL, fue un disco de exploración en muchos sentidos. Desde la grabación, donde desapareció el sonido del bajo, hasta canciones muy largas y muy complejas. Aun no existía esa confianza hacia el nuevo bajista JASON NEWSTED y que venía a sustituir a una leyenda llamada CLIFF BURTON. No, no eran tiempos fáciles. Con todo, el disco que es muy bueno a pesar de la grabación, tuvo mucho éxito y lograron su primera certificación de platino, pero…

El "Black Album" de Metallica llega a los 30 añosMetallica – And Justice for All 1991

Sucedió algo que los de la banda no imaginaron: al público las canciones largas le parecían aburrir, de hecho, al grupo también le parecieron excesivas: KIRK HAMMETT- “Recuerdo ver las caras largas de la gente en algunos recitales al escuchar canciones de 10 minutos y pensé: “demonios, no lo están disfrutando tanto como nosotros…” Y se cuenta que la banda reunida, llego a la conclusión de que tenían que hacer temas más cortos.Por coincidencias del destino, cuando la banda viajaba en auto y con el radio encendido, sonó una banda que siempre ha sido la antítesis del sonido Thrash: MÖTLEY CRÜE, la canción “Dr. Feelgood. Y todos coincidieron que el sonido de la canción era muy bueno. y fue así como conocieron al futuro productor de su próximo disco: BOB ROCK.

BOB ROCK ya era un productor famoso en los circuitos de hard rock y pues con METALLICA logro lo impensable en esta banda: UN DISCO MULTIPLATINO DE HEAVY METAL. Al principio la relación, no fue tan buena, pero al final los resultados le dieron la razón. Y algo que siempre ha dicho BOB: yo no los cambie, ellos ya habían aceptado cambiar. Todas estas historias ya son muy conocidas: el costo 1,000,000.00 de dólares y casi un año refugiados en el estudio. METALLICA estaba convencido de crear algo diferente y lo lograron.

Sad But True – Metallica

Cuando salió el disco, este fue recibido por opiniones muy encontradas. Por un lado, las grandes revistas y medios musicales que estaban más acostumbrados al sonido pulido o un metal más ligero, lo llenaron de elogios. Por otro lado, estaban los fans más radicales, los que crecieron con ellos, los amantes del Thrash metal y géneros extremos que se sintieron desilusionados, decepcionados. Bob Rock Y Metálica, fueron un trancazo, para bien o para mal. De este disco se ha hablado por años y hoy es considerado un disco clásico. Es curioso que este disco llego, cuando estaba por llegar el grunge y casi acabaría con el metal, pero para METALLICA fue lo contrario, fue la etapa más vendedora para ellos.

Hoy a treinta años, podemos ver las cosas quizá de diferente manera.

Hoy puedo pensar que lo que en su momento (muchos así lo pensamos) fue un artilugio para “vender más discos”, me atrevo a pensar que fue más un acto de valentía, ¿por qué? Simple: METALLICA ya eran unos grandes vendedores de discos, no tenían por qué cambiar su sonido. Se arriesgaron con un productor que no tenía nada que ver con sus gustos musicales y se atrevieron a explorar otro estilo y afinación para su nuevo disco.

PERO SOBRE TODO SE ATREVIERON A SER HONESTOS CON ELLOS. Y eso siempre fue METALLICA.

Este disco fue un parte-aguas en su carrera, llegaron a la cúspide creativa y fueron reconocidos como una de las bandas más grandes del metal mundial. Comenzaron a llenar estadios y ser cabezas de cartel en los grandes festivales y eso sigue hasta nuestros días.

¿Y en lo estrictamente musical que nos dejó este álbum?

En mi muy humilde opinión, METALLICA nos dejó un buen disco de puro y absoluto heavy metal (adiós thrash) y que contenía algunas canciones, que son simplemente geniales. Pero también que quede claro que no todo fue brillante, de hecho, hay algunas que sigo saltando cuando pongo el cd. Pero las memorables, las eternas, las que quedaron y siguen en la memoria de millones de gentes en el mundo, son aquellas que hicieron que este disco se hiciera con la certificación platino 16 veces y que aún hoy se siga vendiendo y reeditándose y todos sabemos sus nombres:

Enter Sandman – Metallica

ENTER SANDMAN: la primera canción que se hizo y quizá uno de los riffs más fáciles de identificar

Un sonido demoledor, muy fino pero muy pesado con un sonido de bajo soberbio. Quizá el primer trancazo a los fans ultras de METALLICA y que se preguntaban dónde estaba la velocidad y brutalidad anterior. Un dato: Fue uno de los cuatro temas de Metallica incluidos en la Lista de canciones inapropiadas según Clear Channel Communications tras los atentados del 11 de septiembre de 2001*

SAD BUT TRUE: Un corte de puro y absoluto buen heavy metal. lento hipnótico lleno de grandes riffs. uno de los temas más conocidos y que han permanecido atemporales.

THE UNFORGIVEN: y aquí aparece esta power ballad que es ya un clásico. Una de las más conocidas y donde METALLICA hace alarde de su creatividad dando la fuerza de la canción en los versos y haciendo del coro algo más melódico y dulce. Una canción que es genial.

WHEREVER I MAY ROAM: otro gran clásico y otro sensacional corte de heavy metal con una intro, con toques orientales y haciendo uso de una citara para darle mayor fuerza y melodía.

NOTHING ELSE MATTERS: la gran canción de la discordia, la polémica. Que originalmente no iba a ser ocupada, pero a todos los miembros de la banda gusto, le hicieron arreglos y fue incluida.

The Unforgiven – Metallica

La primera canción de amor de METALLICA. La más conocida de este álbum, la ¿“DUST IN THE WIND” de METALLICA?, eso no lo sé, pero, si, definitivamente es una gran balada, el más grande éxito que jamás han vuelto a repetir, pero fue más para la gente que no los conocía, que para sus viejos fans.

Hay otros cortes que también son muy buenos: «Holier Than Thou» con asomos a su viejo thrash pero solo eso, asomos. Un muy buen corte. The God That Failed. Un buen corte de heavy metal con una letra muy intimista.

No es el mejor disco de METALLICA, definitivamente (es mi opinión como fan), pero si es un disco muy importante en la historia de nuestro metal, porque muchas bandas noventeras se influenciaron de este nuevo sonido. Un disco que a treinta años se agiganta y nos recuerda la enorme bofetada que le dieron a todos los que no creían en ellos. METALLICA dio un paso delante de todas las bandas hasta ese momento. Fue un cambio radical que a ellos les trajo muchos beneficios.

Quizá sus fans más radicales los abandonaron y se dedicaron a destrozarlos por completo y definitivamente siento, que sin razón. Pero llegaron otros, con la mente más fresca y sin tantos tabúes, lo tomaron y lo hicieron suyo y cuando les toco crear música hicieron música muy distinta a todo lo que se había hecho. A treinta años de que fue grabado, sigue sonando totalmente atemporal y sigue conquistando nuevos seguidores y METALLICA es la banda más grande del mundo, con cuatro de los discos más influyentes dentro del thrash metal y otro álbum – gigante- como este que cumple treinta años en el heavy metal.

Concierto de Metallica celebrando los 20 años del Black Album

Y si, seguirá causando polémica y miles de fans del metal, se dirigirán a ellos con insultos o nombres peyorativos como: farsálica entre un montón mas pero: se les olvida a esos fans que un artista no se debe al público, se debe así mismo, nosotros los escogemos por que nos gusta y nos identificamos con lo que hacen y si un artista hace lo que sus fans quieren (hoy es muy común) entonces, no es artista ; es solo un vendedor de música que nunca será honesta.

METALLICA desafío a todo. Nada le garantizaba el éxito, pero querían crecer y sonar distintos, demostrarse que podían hacer algo diferente y no fue la única vez que lo hicieron, vinieron otros discos que fueron arriesgados, pero quizá como no fueron multiplatino pues nadie dice nada.

Este “ BLACK ALBUM “ – por cierto, nombre no oficial- es un álbum ya clásico y hay que festejarlo.

Alan Van Gil