Y llegó por fin el filme que parecía que nunca se iba a completar. Desde que el propio Brian May anunció que se iba a realizar una película sobre Queen centrada en el personaje de Freddie Mercury y que ese personaje iba a ser interpretado por Sacha Baron Cohen en 2010, muchos cambios y giros ha dado este proyecto que incluso estuvo a punto de abortarse. Después de numerosas indecisiones en lo que se refiere a la elección de Director y al contenido del guion Sacha se bajó del carro en 2013 por desacuerdo en la historia que se quería contar y por la elección del director que no era de su agrado. Tras el abandono de Sacha los rumores colocaban a Daniel Radcliffe o a Dominic Cooper como posibles sustitutos anunciándose oficialmente a Ben Whishaw como actor principal y designando a Dexter Fletcher director de la película. Fletcher deja también el proyecto en 2014 contratando a Bryan Singer en 2015 como director, encargándose el guion a Anthony McCarten. La cosa parecía encarrilarse con la elección de Rami Malek en detrimento de Ben Whishaw para el papel de Mercury y con las elecciones de Gwlym Lee (Brian May), Joseph Mazzello (John Deacon) y Ben Hardy (Roger Taylor) como intérpretes del resto de la banda comenzó el rodaje en septiembre de 2017. En diciembre de 2017 se comunicó oficialmente que Bryan Singer dejaba de ser el director del filme ante sus reiteradas ausencias al set de rodaje ocupando su puesto momentáneamente el director de fotografía Newton Thomas, retomando el puesto Dexter Fletcher quien rechazó el trabajo en 2014 pero que cambió de opinión viendo el nuevo enfoque de la película.

Toni Marchante

Ante tal cúmulo de despropósitos la primera pregunta que se hace el espectador a la hora de afrontar la película es : ¿Qué engendro cinematográfico se habrá creado?, ¿Qué imagen dejará la película de Freddie Mercury y de Queen?. Las primeras sensaciones las tuvimos con los trailers, todos impactantes y que han ido alimentando el interés no solo de los fans, sino también del resto del público. El primero lo pudimos ver en mayo y levantó mucho interés, luego en julio y en agosto incrementaba el hambre y la necesidad de ver el filme en una promoción impecable. Como fan de Queen en los últimos cuarenta años no puedo negar mi interés por ir al cine a ver como se recreaba la historia de una de las bandas más grandes de la historia de la música, con una carrera corta pero impresionante, llena de grandes y emblemáticas canciones, que se transmiten ya de generación en generación; se ve estos días en las redes videos de niños pequeños cantando canciones de Queen y se me viene a la memoria mi hija cuando era pequeña con uno o dos años, entonando eso de : “Mamma mía, mamma mía, mamma mía lepiró!”…Queen ha sido la banda sonora de muchas personas durante décadas y el grupo como la figura de Freddie Mercury se han convertido en un icono universal.

bohemian_rhapsody_movie13

Evidentemente fuimos al cine toda mi familia y salimos del cine con la sensación de haber pasado un buen rato. En la valoración de la cinta como película a buen seguro habrá cinéfilos que le restará créditos, cierto es que se trata de una película muy comercial , con ese barniz de brillo de buscar continuamente las emociones, donde la pasión, el amor, los intereses, la maldad y la música interaccionan para tocar la fibra sensible. Se trata de una película que agradará mucho a las nuevas generaciones que les gusta Queen y que no hayan conocido a Mercury en vida, en el fondo si no han investigado, es una forma de conocer al personaje y la trayectoria de la banda, pero es ahí donde quizás más falle la película, en la cantidad de situaciones donde se falta a la verdad, incorrecta datación de las canciones y multitud de hechos relevantes que se ignoran en la cinta. Se podría escribir un libro sobre la cantidad de situaciones que presentan y que no sucedieron realmente así, no voy a comentar ninguna de ellas porque no se trata de hace spoiler, pero ya os digo que son muchas y en algunos casos sangrantes para muchos fans que conocen la historia de verdad. Cierto es que es muy difícil recoger una trayectoria tan intensa en 134 minutos, pero habría sido más interesante haber hecho una serie por capítulos que fuera más fiel a la realidad y que hubiera abarcado la carrera de Queen desde sus inicios hasta la muerte de Freddie, incluso con un capítulo final donde se recogiera su concierto tributo y la época post Freddie porque cada noche con Paul Rogers y Adam Lambert han supuesto siempre un tributo a Mercury; habría estado genial una gran superproducción rigurosa en los hechos, sin falsear la realidad, con los temas bien colocados cronológicamente, etc….

Independientemente de eso, sí que la película transmite cosas, Rami Malek realiza un trabajo espectacular ante un papel tan difícil, logra transmitir esa chispa de genio que tenía Freddie, su fuerte ego en contraposición a su timidez, su lucha personal volcándose en su relación con Mary Austin también muy bien interpretada por Lucy Boynton. También quería destacar la interpretación de Gwilym Lee quien clava el personaje de Brian May. También se percibe durante toda la película la mano y el control de los dos miembros de la banda sobre la película. Brian y Roger ha revisado milimétricamente la historia dándole ese toque soft para que todo el mundo salga bien parado…excepto la figura de Paul Prenter a quien convierten en el villano de la película, poniendo de manifiesto el daño que desde su punto de vista hizo a la banda en su momento. Independientemente a los diálogos de la película, debemos reseñar que gran parte de la carga emocional reside en la música. Grandes hits de la música universal, nos cuentan como surgieron algunas canciones (algunas no fueron así), esas grandes giras por el mundo, para culminar la película en los 20 minutos del concierto Live Aid de 1985, un momento importante en la carrera de la banda luego de que Freddie volviera con el rabo entre las piernas pidiendo a la banda reanudar la actividad tras su fracaso en solitario. Probablemente de las escenas más impactantes de la película quizás sea la recreación de Wembley en el concierto Live Aid, donde si comparamos con la original, no se pierde ni el más mínimo detalle, el escenario fue recreado en el antiguo aeródromo de la Real Fuerza Aérea Británica en Bovingdon y tanto el movimiento de cámaras como la recreación del extinto Wembley es perfecta.

bohemian_rhapsody_movie14

Si os gusta Queen, Mercury y su música es una película obligada, contiene todos los ingredientes para pasar un buen rato que es en definitiva lo que se pretende cuando uno va al cine y si te gusta mucho su música es muy probable que te llegue incluso a emocionar. La película es un Biopic manipulado y enfocado al resultado y en ese aspecto, han sabido dar con la tecla de darle la comercialidad adecuada y para conseguir los resultados en taquilla que está teniendo, alcanzando tras su reciente estreno el 30 de octubre el número 1 en taquilla en todo el mundo. Miles de espectadores han vibrado y lo harán en las salas de cine con los temas más icónicos de la banda británica, disfrutando de una excelente interpretación de Rami Malek como el carismático Freddie Mercury.

Toni Marchante




ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07JFFPH7Hir?t=es=1&l=alb&o=30&a=1787391884ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=1681884674ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B0098K4OA0ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B0098HAYGG