Metal Symphony Website

Dry River emocionan y hacen estremecer a Madrid

Dry River – 13 de enero 2024 – Sala Mon (Madrid)

Un año y dos meses después, Dry River terminaron su gira en la sala Mon de Madrid. Después de haberse paseado por la geografía española con su último disco “Cuarto Creciente” en grandes conciertos y festivales, como Leyendas del Rock, Z!Live o Ripollet Rock, la banda con sede en Castellón, pusieron el broche de oro en la capital, en otro concierto inolvidable.

Texto: Toni Marchante
Fotos: David Aresté

Algunos impacientes de la banda calentamos motores unos días antes en la sala Copérnico para ver a Fat Bottomed Boys, la banda de versiones de Queen donde tres de sus componentes David mascaró (bajo y coros), Matías Orero (guitarra y coros) y Angel Belinchón (voz), nos hicieron pasar una noche extraordinaria rindiendo homenaje con su arte a la icónica banda británica, con Francisco José Mazuecos a la batería, quien hizo acto de presencia esta noche a la batería en “Irresistible”.

Dry River se han ganado por derecho propio un lugar destacado en el rock nacional, una banda que nunca ha desfallecido y que siempre han ido evolucionando mostrándonos su sentir, en cada uno de los momentos de su trayectoria. La calidad que atesoran se refleja en los fans cosechados hasta el momento; de tocar en salas pequeñas han saltado a llenar salas de capacidad mayor, reventando para esta noche la sala Mon con un sold out sin contemplaciones. Y es que tener un momento de tu vida para escuchar alguno de sus discos o de acercarte a uno de sus conciertos garantiza sin duda tu simpatía y amor incondicional hacia esta formación, que, teniendo sede en Castellón, ya es una banda que claramente trasciende su ciudad, repercutiendo claramente en el país y en el público latinoamericano que ya los conoce.

Esta noche no iba a ser un concierto al uso, ya nos anunciaban que iba a ser un evento especial, contando con estrellas invitadas que desvelaron a medida que se iba acercando la fecha. Entre los invitados su incondicional amigo y padrino Julio Castejón (Asfalto), Isra Ramos (Amadeüs, ex-Avalanch) y el mencionado Mazuecos, no pudiendo acudir al final Xana Lavey (Celtian) por temas personales.

Miquel Centelles a los teclados y Guillermo Guerrero a la guitarra que se incorporaron a la banda en este último álbum, demostraron que han alcanzado un grado de integración total, como si hubieran pertenecido a la banda desde hace mucho tiempo, demostrado un alto nivel en cuanto a músicos, músicos excelentes como los que han estado siempre en la formación y como los que se marcharon.

En una tarde fría como corresponde por las fechas, las puertas se abrieron un cuarto de hora antes de las 20:00, hora programada para la apertura, algo de agradecer, por ahorrar a los que hacían ya una larga cola unos minutos de ambiente gélido. Si bien, debido al sold out la sala se llenó pronto y se hizo larga la espera hasta las 21:00 que comenzó la actuación. Mientras sonaba una pista introductoria los músicos invadieron el escenario ante la ovación de un público entregado desde el primer momento, un público que coreó y cantó las canciones como si no hubiera un mañana desde el primer tema, porque la fidelidad de los fans de esta banda se corresponde con la contraprestación que perciben, materializada en las grandes canciones de esta grandísima banda.

Llamó sin embargo la atención de que no hubo presentación previa en el escenario por parte de Fanfi, luego nos informó Angel Belichón que le fue imposible asistir, por lo que lógicamente se le echó de menos, principalmente en temas como “La Serpiente”, “Funeral” o “Irresistible”. Y para comenzar ”Culpable” seguida por “Segundo intento”, los dos temas de apertura de su último disco , el primero con su atractivo coro y el segundo con sus teclados ochenteros y sus maravillosos arreglos de guitarra.

A partir de aquí llegó un triplete de éxitos del álbum “2038”, “Camino”, “Fundido a negro” y “Perder el Norte” que ya incendió emocionalmente la sala, con todos disfrutando intensamente los temas, con un Angel Belinchón espectacular a la voz y un conjunto de músicos impecables a la hora de interpretar y disfrutar las canciones. Angel Arrancó “Libertad” incorporándose Julio Castejón al escenario, para que ambos interpretaran el tema a dúo. Tras el tema, Ángel con Julio en el escenario nos comentó que Asfalto dio hace dos meses su último concierto y que Julio Castejón, seguía trabajando anunciándonos que está inmerso en un nuevo proyecto.

Lo siguiente en sonar fue un medley o “popurrí”, prefiero quedarme más con el término “popurrí” , que suena más carnavalero gaditano, de canciones de su segundo álbum. Angel nos contó que el set list de la gira estaba basado más en los últimos dos discos y que Guillermo Guerrero tenía interés por tocar esos temas anteriores a su época. Así que nos ofrecieron un compendio de temas de su álbum “Quien tenga algo que decir…que calle para siempre” tomando como principio y final del popurrí el tema “Rosas y Gaviotas”, insertando entre medias fragmentos de los temas “Informe T-24”, “¿Cuánto vales tú?” y “Frascos vacíos”.

En todos los conciertos suelen haber temas en los que uno echa en falta alguna canción y con la gran cantidad de excelentes temas que tiene la banda, siempre hay alguno que se queda fuera. En mi caso eche de menos “Pequeño animal” de su álbum debut, un clásico entre los clásicos que entró en el setlist del concierto anterior en Madrid y que fue canjeado por este maravilloso popurrí.

“La Serpiente” se interpretó con toda su grandeza, donde el público coreó a golpes de Eh! Eh! puño en alto, algo que significó Ángel al terminar la canción, diciendo que un tema que lleve ese tipo de manifestación tan heavy, es siembre un buen tema, para invitarnos a volver a hacerlo en la siguiente canción. Que fue “Capitán Veneno”, esa oda a Juan Carlos Aragón Becerra, que supone uno de los grandes estandartes de su último disco, por su fuerza, su estribillo, su sentido crítico y la grandísima exhibición en cuanto a la ejecución de los instrumentos, en lo que al desarrollo progresivo se refiere, en un despliegue descomunal de guitarras, bajo, teclados y batería.

Tras el despliegue todos se tomaron un respiro menos Guillermo Guerrero que se quedó en el escenario para ofrecernos un muy entretenido solo de guitarra, demostrando, no solo su técnica, sino su aspecto emocional, a la hora de transmitir y hacer sonar su guitarra. El solo dio paso a “Calles Inundadas”; ese recuerdo y homenaje a la pandemia donde en sus cinco partes, nos hace recordar el dolor y como superamos la situación, echando la mirada atrás, con proyecciones en la pantalla trasera del escenario y esos versos recitados por Ángel con gran maestría en la parte final de “Ya no llueve…”, recordándonos algo olvidado por algunos, que debemos tener siempre presente.

Cambio emocional radical para meterse de lleno en el simpático “Funeral”, con la banda de nuevo en modo Queen, otro de los temas que más se festejaron esa noche, sobre todo por los coros del final, en la que la gente se entregó a tope. Para seguir en el tono alto en el que se mantuvo en todo momento el concierto llegó otro de los grandes “jits”, el imprescindible “Me va a faltar el aire” donde se cedió al respetable la entrada cada vez que se llegaba al estribillo, en una entrega total, que tuvo continuidad en el siguiente tema.

Ángel anunció la última canción, ante la inconformidad del público, matizando que por cuestiones de tiempo, iban a obviar el abandono previo del escenario antes del bis; por lo que el último tema y el bis vendría de corrido. Y para el último tema la escogida fue la enorme “Peán”, en la que una vez ya arrancado hizo acto de presencia en el escenario Isra Ramos, con quien compartió la parte vocal de esta magnífica pieza, repleta de detalles progresivos, que una vez más, dejó evidencias del alto grado de los músicos con sus instrumentos.

El bis comenzó con “Irresistible”, invitando a Mazuecos a la batería en el tema más “popero” de la discografía de Dry river, donde a Ángel le gusta sacar siempre su keytar para sustentar los acordes de teclado, en una canción que fue coreada de principio a fin. Para terminar, siempre lo hacen a lo grande y en esta ocasión la elegida fue “Traspasa mi piel”, concluyendo el concierto en todo lo alto, con esos teclados de sonidos Hammond y los devaneos Queen-Deep Purple que transcurren por los puentes de esta canción y por supuesto ese estribillo rompedor, donde todo el mundo se dejó la voz.

Dos horas fueron las que nos brindaron en sexteto; sexteto en el que hay que enfatizar a todos y cada uno de sus componentes, Ángel Belinchón por su gran voz y su labor de frontman que maneja a la perfección, a Matías Orero por su gran clase a la guitarra, brindándonos esos solos marca de la casa bajo su sombrero, Guillermo Guerrero que ya ha demostrado en este disco y en esta gira todo lo que aporta a la banda además de ser un excelente guitarrista, con sus riffs y grandes solos, David Mascaró al bajo que entiende como ninguno la filosofía y los temas de la banda , Miquel Centelles que aporta a los teclados todo lo que necesita la música de Dry River, dando el nivel que se precisa con solvencia y el gran Pedro Corral a la batería, en una exhibición más, a la hora de sentar las bases rítmicas complejas y exigentes que requieren las canciones.

Otra noche mágica más de Dry River, los que nunca fallan y siempre nos dejan un recuerdo imborrable de sus conciertos, ofreciéndonos un set list muy atractivo, variando temas para que no sea una repetición del anterior y cosechando grandes e inolvidables momentos. Por lo que nos contó Ángel, la banda da con este concierto por concluida la gira de “Cuarto Creciente”, estando trabajando ya en nuevos temas para el próximo disco, sin prisa, pero sin pausa, por lo que esperamos ya con ilusión la nueva obra y los próximos conciertos de, sin duda, una de las mejores bandas del rock nacional.

Texto: Toni Marchante
Fotos: David Aresté
Set list:

1.Culpable
2.Segundo Intento
3.Camino
4. Fundido a negro
5. Perder el Norte
6.Libertad
7.Popurrit de “Quien tenga algo que decir…que calle para siempre”
7.1 Rosas y Gaviotas
7.2 Informe T-24
7.3 ¿Cuánto vales tú?
7.4 Frascos vacíos
7.5 Rosas y Gaviotas.
8.La Serpiente
9.Capitán Veneno
10.Solo de guitarra de Guillermo Guerrero
11.Calles Inundadas
12.Funeral
13.Me va a faltar el aire
14.Peán

15.Irresistible
16.Traspasa mi piel

Salir de la versión móvil