Si una cosa hay que reconocer es que el tesón y fuerza de voluntad de Backyard Babies de seguir intentándolo una y otra vez son dignos de admirar. A finales de los 90 parecía que iban a llegar con la gorra, pero el criterio, cuanto…