Si dijimos en su día que Johnny Cash tenía un ángel de la guarda para mantenerlo con vida, después de leer este “Soy Ozzy” podemos decir que el bueno de Osbourne tiene un ejército para que siga con vida. David Aresté Como cuenta su sinopsis…