La inmensa mayoría de las bandas dan lo mejor de sí mismas subidas en un escenario, y es ahí donde realmente se aprecia las bondades que estas nos ofrecen; pero hay pequeños reductos galos que, en el mismo momento que pisan el escenario, se toman…