The Limboos – 23 de Noviembre’18 – Teatro Barceló (Madrid)

Después de todo el camino que les ha traído su último “Limbootica”, The Limboos llegaron a la última pantalla de la gira… al guateque final, asaltando el gran Teatro Barceló.

Texto y fotos: David Aresté

La banda ha gastado mucha suela de sus botines presentando su segundo disco, un año y medio dijeron yendo por toda España y parte de Francia, así que ya era cuestión de parar para pasar página y centrarse en el disco nuevo que le falta solo un poco de horno. Al menos no tardarán 3 años en sacar el próximo disco, que fueron los que tardaron para sacar este segundo respecto a su debut “Space Mambo” confirmando la ascensión ya clara de la banda.

the_limboos_madrid1 the_limboos_madrid3 the_limboos_madrid5

Al ser un viernes, la entrada fue escalonada ya que todos teníamos que ir llegando de nuestros respectivos trabajos por eso dejaron más de media entre apertura de puertas y el inicio del show, para que todos pudiéramos llegar con tiempo. Como todo teatro todo tenía mucho aplomo, era solemne, tenía "solera" o como se le quiera llamar… imponía por decirlo de alguna forma más general. Para más inri el escenario era enorme y los músicos estaban bastante separados entre si y no sabíamos si iba a "cortar el rollo" el espacio central en el que únicamente estaba más atrás la batería de Daniela.

Todos en sus puestos y a las 21,30 en punto salió la banda de 21 botón para hacernos bailar y gozarlo con sus ritmos rockeros, tropicales y de club nocturno entre tantas cosas… no cayeron los discos pero si que nos llevamos casi 20 temas: "Big Chef", "What I’m Saying", "Brownie", "Tell me pretty Baby" del primer disco o "Lies", "Calypso Drunk", "Blue Dream" o "I don’t buy it" de "Limbootica". Para sorpresa y privilegio de todos tocaron dos nuevas "Uncle sailed away" y "Where did she go" siguiendo la estela de los demás temas del grupo, más evolucionados y dejándonos con ganas de más. Durante todo el repertorio, se nos fue la duda sobre que harían encima de ese escenario tan enorme… Roi que no acostumbra a moverse para tocar durante las canciones (quizá porque en las salas a las que van no tienen tanto espacio), fue consciente que había que darlo todo e impresionar al respetable y por eso en parte de la noche se fue al centro del escenario a tocar, ponerse de rodillas, bajar al público y llevarse también al lío a los Danis algunas veces… sobretodo en las partes in crescendo instrumentales que encendían a todo el público. Como era de esperar y al igual que en toda la gira, "El manisero" puso el punto y final con Sergio a las voces e incitando al último baile con ese ritmo tan reconocidísmo.

the_limboos_madrid14 the_limboos_madrid4 the_limboos_madrid21 the_limboos_madrid9

Nosotros que llevamos siguiéndoles desde prácticamente sus inicios vemos sin lugar a dudas la evolución de la banda hacia esa madurez que marcan los temas de Limbootica, no tan fiesteros que los de “Space Mambo”. Roi invoca los sonidos más crudos y directos con su voz y guitarra acompañado por Sergio y sus mil cacharros de percusión, teclas o guitarra también teniendo un papel muy destacable y certero. La parte rítmica sigue liderada por Daniela a la batería marcando multitud de ritmos de diferente velocidad y estilos, que con el contrabajo de Santi acaba de añadirle el cuerpo a los temas para que suenen con consistencia. Dani Niño esa noche tuvo compañía a los vientos de Dani Herrero (saxofonista que participa también con Aurora & the Betrayers, Mike Sánchez o Los Saxos del Averno por decir alguno…) que le dio más empaque y frescura a las canciones

Por ponerle un pero y nada musical al 100% sino un tema relacionado… son las nuevas camisetas del grupo, las vimos demasiado amateurs y sin duda sin la categoría de un grupo que lleva 5 años como ellos. Les haría falta un lavado de cara y puesta a punto por el punto rockero/tropical de Álvaro de The Fly Factory, por decir alguno… quizá su público no son de ponerse camisetas de ellos y con esas ya es más que suficiente… pero tampoco les han dado posibilidad de tener algo mejor, quizá con esas si que compraría más la gente… ahí queda dicho.

the_limboos_madrid7 the_limboos_madrid11 the_limboos_madrid25

Todo el resto fue un lujo, digno de la clase (y también "solera") de The Limboos, que se llevaron un gran concierto para la memoria y un gran reto conseguido como es subirse al escenario del Teatro Barceló y dejar a todo el mundo con una sonrisa para acabar la semana. Se merecen esto y más, veremos que les depara el nuevo disco, daremos cuenta de ello.

Texto y fotos: David Aresté

Comparte esto: