Editor's Rating

6.5

“Berserker” es el undécimo álbum de estudio para las huestes comandadas por Johan Hegg. Una carrera que comenzó en 1988 y que les ha llevado a un estatus que seguramente ni se imaginaba cuando aún se hacían llamar Scum. Y a pesar de estar en el punto más álgido de esta larga trayectoria, su creatividad en lo tocante a lo musical está estancada.

Mal etiquetados como Viking Metal, ya que, por mucho que su temática e imagen gire en torno al universo vikingo, el Viking parte de una base de Black Metal, algo totalmente alejado de lo que son Amon Amarth, quienes, en un caso parecido al de sus compatriotas Arch Enemy, han ido reduciendo su agresividad y complejidad en pos de un Death Metal Melódico dirigido a un espectro de público más amplio. Y ahí se han quedado, muy cómodos y con el objetivo de aspirar a llenar grandes recintos algún día. Todo esto es muy lícito, por supuesto, pero ¿qué pasa con sus discos? Pues que a pesar de contener todos ellos grandes temas, la sensación de estancamiento y linealidad planea sobre ellos en algún momento desde hace ya algunos años, y “Berserker” no se libra. Pese a todo, su legión de fans no deja de crecer y su directo, eso sí, fue de los mejores del pasado Download de Madrid con diferencia.

El disco abre con “Fafner’s Gold”, con un comienzo de acústicas que pronto dan paso a la caña atresillada sobre el doble bombo. Todo ello colchón para la cavernosa voz de Hegg. Veloz, sencillo y efectivo. La siguiente es “Crack The Sky”, la que fuera uno de los adelantos del álbum, y que posee esa típica cadencia y melodías de guitarra que tanto rédito les ha proporcionado. Una canción pensada para el directo, y que, desde luego, en el Download encajó perfectamente en el set list. “Mjolner, Hammer Of Thor” no deja de ser una canción de Heavy Metal. Pasada por el tamiz de los suecos, sí, pero Heavy Metal al fin y al cabo. Esas guitarras dobladas, esas melodías… Quizá lo más comercial, sin que esto se asocie a algo negativo, que hayan escrito nunca. Algo que también ocurre más adelante con “Valkyria”, aunque no de manera tan evidente, pero las guitarras dobladas y esos ritmos atresillados tan típicos de grupos como Iron Maiden ahí están.

Mientras tanto, otros temas como “Shield Wall” o “Raven’s Flight”, antes y después de los mencionados en el anterior párrafo, nos devuelven a esos Amon Amarth cómodos, con canciones que no dejan de ser más de lo mismo y que podrían haber estado en alguno de sus anteriores discos. “Ironside” nos devuelve a unos Amon Amarth más primigenios, algo que muchos celebraran. Un corte más veloz, más crudo y con cierto toque épico.

“The Berserker At Stamford Bridge”, aparte de que chochará, ya solo con su título, a los amantes del fútbol es un medio tiempo demasiado denso, que invita a cabecear en ciertos momentos, pero que termina por aburrir. Otro medio tiempo, pero este más animado, es “When Once Again We Can Set Our Sails”, donde volvemos a encontrar gran cantidad de reminiscencias heavys. Otro tema que no termina de cuajar del todo. Lo mejor, quizá, lo han dejado para el final. “Skoll And Hatí” y “Wings Of Eagle” son dos auténticos trallazos, de esos que parecen haberse olvidado cada vez más de facturarlos. Puro Death Metal Melódico de calidad. Y para cerrar, aunque no le peguen demasiado las orquestaciones, tenemos el in crescendo épico de “Into The Dark”.

No podemos decir que sea un mal disco, pero no está a la altura de lo que sabemos que estos suecos pueden fabricar. Eso sí, esperamos con urgencia la próxima venida a España de la banda, que en directo, y más visto lo visto hace poco, esto es otro asunto.

Alberto López

Temas:

1 – Fafner’s Gold
2 – Crack The Sky
3 – Mjolner, Hammer Of Thor
4 – Shield Wall
5 – Valkyria
6 – Raven`s Flight
7 – Ironside
8 – The Berserker At Stamford Bridge
9 – When Once Again We Can Set Our Sails
10 – Skoll And Hatí
11 – Wings Of Eagle
12 – Into The Dark



Comparte esto: