Uno de los grandes mitos de terror de la historia de la literatura es la figura de Drácula, aquel vampiro habitante en un castillo en Pennsylvania y que ha dado para multitud de libros, películas, etc. En este caso, el señor Lande, junto con el guitarrista Trond Holter (que muchos conoceréis de la banda Wig Wam) se han unido para crear esta más que interesante ópera rock acompañados por Bernt Jansen al bajo, Per Morten Bergseth a la batería, y Lena Floitmoen a las voces.

Por lo que destaca esta obra es por variedad y versatilidad, haciendo que sea muy entretenida de escuchar pese a que en todo momento, la ambientación teatral presida las voces. De hecho, es de las óperas rock de los últimos años más entretenidas además de diferentes y uno de las mejores publicaciones de lo que llevamos de año. Si a esto le sumamos que se han decantado por que sea corto, de apenas 45 minutos, sin rellenos ni excesos, el resultado es redondo.

Comienza de una forma bastante clásica para ser una ópera rock. Sonidos de mar y algún trueno da paso a una guitarra acústica de aire medieval, que da paso a un Lande imponente, teatral, transmitiendo mucho con cada verso. Guitarras oscuras y tenebrosas, como el buen mito de Drácula nos reciben para un tema perfecto para un musical en el teatro de Drácula. Al final del disco, nos ofrecen este mismo corte pero en versión acústica, sonando aún más teatral, medieval y siniestra. Gran corte este Hands of your God.

Walking of the Water se abre con Lande para dar paso a un riff más hardrockero aunque oscuro. En los últimos años, el vocalista escandinavo va tomando aires muy Dio en las voces, y aquí salta a la vista. Destacar el estribillo que es de los que se pegan. Pero si este se pega, lo del estribillo Swing of Death (el cual da nombre al trabajo) es pura adicción. Desde los aires más swing, jazzeros y la voz tan de cabaret para dar paso al ya comentado estribillo. Canción extremadamente divertida.

Masquerade Ball comienza pareciendo una canción romántica, donde Lande demuestra su gran calidad vocal, hasta que un riff muy agresivo y una subida de Lande nos saca del enamoramiento para adentrarnos en la canción más heavy neoclásico, con una mandolina de fondo.

Pero si hay una canción que destaca sobre el resto, esta es Save Me. Los tintes épicos y líricos destacan, pero donde esta canción tiene su punto fuerte es el juego de voces masculino/femenino, a modo de conversación. Otra de las que de cara a un teatro ganarían en riqueza artística.

Rivers of Tears es otro de los cortes heavys clásicos, con un riff sencillo y repetitivo pero eficaz y perfecto para enganchar en directo. Los coros de Lena dan al estribillo un rollo más divertido en contrapunto con la ambientación oscura del riff y del desgarro de la voz del señor Lande.

Queen of the Dead por su parte mezcla partes a piano y acústicas, con voces con tintes triste y emocionales, con un riff muy agresivo en el estribillo. Finaliza a lo metal neoclásico con un riff y un solo que bien firmaría Yngwie, demostrando el señor Holter que no solo es bueno en hacer riffs Sleazees y hardrockeros, sino que de calidad va más que sobrado, acabando el tema en todo lo alto.

Era de extrañar, según uno va escuchando el trabajo, que los tintes góticos se diesen tan con cuentagotas, siendo Drácula un personaje que pega para la ambientación gótica. Into the Dark será quizás ese corte más gótico, depresivo, y con guitarras y estribillos de metal más modernos, donde Lena coge las riendas ellas sola del tema.

Para acabar, nos dejan otro de los cortes brillantes de este Swing of Death, en una lucha vocal entre Lande y Lena, entremezclándose y cantando el cual mejor. Canción más pop por momentos, pero no por ello menos interesante.

Si algo llama la atención de este trabajo, es que ha sido trabajado con mimo y cuidado. Que todo tiene un sentido, y que no ha sido un trabajo prefabricado de refritos dispuestos a vender. No hay temas que sobren, no hay rellenos ni intros sin sentido. Pese a la gran variedad de sonidos, la estructura siempre está, la idea no se pierde. Es un muy buen trabajo, de lo mejor que ha sacado el cantante Noruego en los últimos años y sería muy bonito que este redondo fuese trasladado a un teatro o escenario con una escenografía cuidada porque puede resultar un espectáculo único. En Noruega parece que así va a ser, ojalá se pueda vez en más países europeos y, por qué no, dentro de nuestras fronteras.

Belch

Temas:

1. Hands of Your God
2. Walking on Water
3. Swing of Death
4. Masquerade Ball
5. Save Me
6. River of Tears
7. Queen of the Dead
8. Into the Dark
9. True Love Through Blood
10. Under the Gun

www.facebook.com/trondholterofficial