Editor's Rating

7

Desde Rusia nos llega esta banda que reúne el trash metal de los ochenta con el estilo de voz femenina  agresiva, que alterna guturales y que transmiten poder y contundencia. Pokerface se formó en 2013 y presenta como mayor atractivo a su frontman Alexandra Orlova quien actúa bajo el pseudónimo de Lady Owl , respaldada por sus dos guitarristas  Xen Ritter y  Whitevad dispuestos a freírnos a riffs y con una base rítmica poco compleja pero efectiva de la mano de  Doctor a la batería y DedMoroz  al bajo.

Toni Marchante

El tercer álbum de los rusos nos suena muy añejo, por momentos su música es puro heavy metal, con riffs muy marcados y solos de guitarra puntuales y sin ninguna complicación, nos recuerda a los Anthrax de los ochenta. Por otro lado la voz de Lady Owl, está en la línea de las cantates death de moda, pregonando brutalidad al estilo Arch Enemy , aunque varía en muchas ocasiones los matices, alejándose de las connotaciones death, cantando con poderío. Diez temas cortos y directos conforman los cuarenta y cinco minutos de death trash que nos disparan directo a la yugular.

El disco arranca con “The bone reaper” con Lady Owl en tonos guturales, la referencia  a grupos en la línea Arch Enemy es inmediata, emulando ese estilo que viene cosechando muchos adeptos en los últimos tiempos, hacia la mitad del tema la voz nos ofrece su otra cara, la voz es limpia pero agresiva y combina perfectamente con el entramado musical, un entramado básico de doble bombo y riffs de guitarra, poca complejidad en los solos, buenas sensaciones que nos llevan a “The fatal Scythe” es uno de los temas destacados del disco, con un comienzo muy Metallica pero que de inmediato entra en la monótona base rítmica y de riffs de la que abusan durante todo el disco, el estribillo en esta ocasión es más claro y Lady Owl sigue cambiando su voz como si tuviera un botón en su cuerpo en el que pusiera “Possesed”. “Play or die” sigue en la misma línea que el anterior y es que tenemos que decir que es un disco que nos presenta atractivos similares en todas sus canciones con la característica de que mantienen e nivel dejándonos buenas sensaciones. En esa tesitura se desarrollan “Blackjack (Demonic 21)” con una Lady Owl berreando de lo lindo mostrando todo su poderío. Los temas se van sucediendo uno tras de otro sin presentar variaciones significativas, pero manteniendo el interés del oyente, los instrumentos se ven compensados y el resultado en la producción es bueno dotando de dimensión  a los temas.

La banda que atravesó sus fronteras en meses pasados para realizar una gira por países del este europeo  financiaron este disco vía crowdfunding  y se presentan como una de las bandas en crecimiento que germina en un lugar insospechado,  para crecer y desde allí darse a conocer al mundo a través del sello M&O Music. Una oportunidad de descubrir a una prometedora y contundente banda del este de Europa.

Toni Marchante

Temas:

1.The Bone Reaper
2.The Fatal Scythe
3.Play Or Die
4.Blackjack
5.Straight Flush
6.Cry.Pay.Die
7.Creepy Guests
8.Bow! Run! Scream!
9.Jackpot
10.Game On

Página web: http://pokerface.band

Videos: