Editor's Rating

8
 

Toundra son una de las sensaciones del post rock actual. Su popularidad ha ido en continuo ascenso no sólo gracias a sus discos, si no a sus directos donde se han ganado concierto a concierto su status actual. En su nuevo trabajo “IV” dan un giro más a su vertiente ambiental demostrando que a día de hoy es posiblemente nuestra banda nacional número uno en este estilo.
Toni Marchante

Nota: 8/10  

“IV” nos ofrece una colección de temas que se puede contemplar a nivel individual o como un todo, permite ambas perspectivas. Y eso es uno de los puntos fuertes ya que es un álbum conceptual de espíritu ecologista, donde nos narra musicalmente la desesperación de los dos zorros que aparecen dibujados en la portada, intentando escapar de un incendio provocado por el hombre. Un claro mensaje de que estamos matando nuestro planeta y sus formas de vida sin reparar en ello. Las ambientaciones, esa sensación donde las guitarras van discurriendo por el cauce marcado por el bajo y la batería, donde se precipitan en algunos momentos las guitarras en cascadas distorsionadas o por el contrario, transcurren por una senda pausada, nos muestra el potencial y la valía de este trabajo. Si además de todo esto lo enmarcamos en una producción excelente y apropiada de la mano de Carlos Santos con la mezcla y masterización de Santi García, el resultado final es un gran disco.

Para aquellos que no conozcan la banda, esta se fundó en 2007 a partir de las cenizas de Ten Minute Man y son de esas bandas españolas que en sus inicios han sabido hacerse grandes a través de la libre descarga a través de internet, creando una legión de fans en la escena y participando en grandes festivales como Primavera Sound, Resurrection FEst o el FIB de Benicasim.

Ya desde el primer tema “Strelka” notamos la elegancia, la entrada en un mundo de otra dimensión donde podemos percibir un paisaje que va mutando, que se va endureciendo, que nos envuelve en su manto de riffs para terminar de nuevo pausados. Continuamos el paseo por ese nuevo mundo con “Qargom” donde aparte de la creatividad, los músicos exhiben sus cualidades como músicos. La siguiente estación es “lluvia”, atmosférica, experimental, demasiado larga y monótona para mi gusto, pero rememorando aquellos Pink Floyd de finales de los sesenta con sus experimentaciones sin retorno. Continua el viaje con “Belenos” hasta llegar a “Viesca” una de las grandes del disco con un comienzo precioso acústico donde paseamos bajo la lluvia y los instrumentos de cuerda van dando cuerpo a la canción para llegar al punto álgido con los instrumentos de viento al más puro estilo “Atom hearth mother” de Pink Floyd.

La parte final la encabeza “Kitsune” que tarda un poco en coger velocidad de crucero en cuanto a distorsiones de guitarra se refiere. De comienzo pausado se va animando hasta que colapsa desenfrenadamente es la cascada de distorsiones guitarreras que comentamos al principio. “MRWING” es un interludio de distorsiones melódica que nos lleva a “Oro Rojo” un colofón de lo más metalero de un disco lleno de encanto.

Buen trabajo de los madrileños que suben unos peldaños más mostrando una distinta evolución, posiblemente por la marcha de Victor, pero conservando intactas su señas de identidad. El trabajo de Alex Pérez a la batería es tremendo y Alberto Tocados no le va a la zaga al bajo. Ellos son el cauce, porque el líquido melódico lo ponen David López y Esteban Giron con sus guitarras. “IV” es uno de los trabajos más prometedores de la escena experimental nacional. ¿A qué esperas para escucharlo?.

Toni Marchante

Temas:

1.Strelka
2.Qarqom
3.Lluvia
4.Belenos
5.Viesca
6.Kitsune
7.MRWING
8.Oro Rojo

Página web: http://toundra.bandcamp.com

Videos:


Comparte esto: