Los Zigarros – 14 de Junio’19 – Sala Aperitoche (Madrid)

Tras su su exitoso doblete en la Sala But, Los Zigarros volvían a las afueras de Madrid para seguir presentando su nuevo disco Apaga La Radio.

Texto: Susana Manzanares
Fotos: David Aresté

En su incansable política de no parar de tocar, la banda lleva varios meses sin parar de girar por España con más de un soldout. Se nota la gran acogida que ha tenido este nuevo disco, sumada ya a la repercusión que la banda lleva cosechando en todos estos años.

BzzlVZI 4wb7OAk MjHfx7X

Pocas salas les quedarán ya por ir a tocar, pero esta vez si que era uno de esos casos ya que iban a ir a una “nueva” para nosotros, la Sala Aperitoche. Sala situada en Las Rozas, que ya lleva su tiempo con la música en directo de pequeño formato y esperemos que ahora se animen a hacer algo con más aforo como este de Los Zigarros o Sherpa que también iban a hacer. La sala más ancha en el medio y menos al principio y al final y con una barra al lateral, acogió un lleno de practicamente cada rincón. El sonido fue en general bastante bueno durante la noche, pero como suele ser el punto débil de la mayoría de salas, las luces en esta ocasión extrañamente se dejaron la mitad de frontales por utilizar y es una pena pudiendo haber dado un mayor impacto a la puesta en escena del grupo. Lo importante que es una buena iluminación…

Tras los últimos detalles por parte de su road manager en el escenario, se apagaron las luces para que sonase ‘La Trampa’ la intro del último disco, mientras salían los miembros del grupo posicionándose en sus puestos en el limitado escenario. Ya con tres discos puede empezar a resultar difícil confeccionar el repertorio, pero para ellos no es un problema porque se plantaron con un set de más de 20 temas y cercano a las dos horas que no bajó de intensidad en ningún momento. Tras la sencilla e inicial ‘Apaga LRadio’ siguieron los dos temas más incisivos del disco como ‘Espinas’ y ‘Mis Amigos’ para seguir con otros de los discos anteriores como ‘No Obstante LCual’ o ‘Baila Conmigo’ confirmando mi teoría de que en cada concierto de Los Zigarros, la gente con lo que se viene arriba es con los temas de sus primeros trabajos.

0x9jwP5 I7y80cX jcsG4Rb

Y es que la sensación de accesibilidad que nos deja el disco en estudio no se transmite en el directo con la misma intensidad, sobre las tablas que todo es más a flor de piel, y quizá el único momento en que pasó esto fue cuando sonaron seguidas ‘Con Las Manos Rotas’, ‘Con lo UMovimiento’ y, volviendo de nuevo al primer disco, ‘Como UPuñal’ , tres temas más relajados pero intensos para tomar un respiro y prepararnos para lo que se nos venía encima, que ya avisaba con ‘Resaca’ y ‘Voy ABailar Encima DTi’. A mitad de setlist nos ofrecieron ‘Wipe Out’ de The Surfaris ,la única versión de la noche (lejos quedan esos conciertos con 3 o 4 en el repertorio y esa maravillosa ‘You Wreck Me’ entre ellas…) para hacernos bailar un poco más y prepararnos para la segunda parte del concierto que ya sería sin descanso.

La stoner ‘Listos Para EDespegue’ sirvió de contrapeso a la despechada ‘Desde Que YNEres Mía’ para seguir con dos nuevas como ‘Malas Decisiones’ o ‘No SLQue MPasa’, bailonas y vacilonas que entran ¿más o menos bien…? En seguida nos encontramos con la recta final ya que ‘Cayendo Por EAgujero’ supone el punto de inflexión hacia los temas más potentes, de hecho en los últimos conciertos que hemos visto del grupo les queda demoledor, el primero de darlo todo y que indica que llega el final, lo cual vino con ATodo Que Si’ y la personal e intensa ‘Tenía Que Probar’. Para acabar en los bises cayeron las de siempre y a cada cual más loca, ‘Hablar, Hablar, Hablar’, ‘Dispárame’ (se echó de menos ‘QuéHarás Amor?’) y ‘Dentro DLley’ como fin de fiesta.

pUCXl5p r8Oo9oy Mwr8RPW

Gran concierto de una banda de la que queda demostrado su posicionamiento en el rockerío más canalla de nuestra escena levantando al público desde el primer tema, con una magnífica y contundente base rítmica por parte de Natxo y el cada vez más bestial Adrián a la batería para que los hermanos Tormo rematen con su clase y actitud a las cuerdas y a la voz empaquetando el sonido Zigarro. Seguimos sin saber por qué Ovidi cambia radicalmente el tono de algunos canciones, pero bueno como fueron mínimas y le queda bien se lo perdonamos, que tampoco va a ser eso un gran problema. Gran valor seguro, gran valor del rock, y un placer verles, como siempre.

Texto: Susana Manzanares
Fotos: David Aresté

Comparte esto: