Moonspell + Rotting Christ + Silver Dust – 3 de Noviembre 2019 – Sala Mon (Madrid)

El pasado domingo los portugueses Moonspell tocaban en la sala MON de Madrid abriendo la gira que en nuestro país les llevara también a Murcia y Barcelona. Para estas tres fechas los de Lisboa se han rodeado muy bien, les acompañan los suizos afincados en Francia, Silver Dust y además un gran conocido y veterano del género, los griegos Rotting Christ.

La verdad es que a priori la fecha no parecía muy buena, un domingo por la tarde, en un puente de tres días y tras haber tocado el viernes Annihilator en la misma sala, no parecían circunstancias favorables para taquilla. Además la banda lusa ha tocado ya tres veces en nuestro país este año por lo que su incondicionales tienen reciente su directo. Por todo ello la asistencia de mucho público no parecía probable…. Nada que ver con la realidad. La apertura de puertas estaba prevista a las 18:30 h y ya desde bastante antes un gran número de personas esperaba en la calle. Aunque tanto Moonspell como Rotting Christ tocan a menudo en España, sus incondicionales son muchos y bastante fieles y no se iban a perder esta ocasión. La sala abrió con puntualidad matemática y la gente fue pasando poco a poco, es cierto que al principio no había un gran público para ver a la banda que abría el show, pero a lo largo de la actuación de Silver Dust se fue llenando hasta casi completar aforo. Gran asistencia finalmente.

Es curioso ver como en este tipo de conciertos la gente nunca va a ver a los teloneros, a la banda pequeña que no conoce. La mayoría entra por la puerta con el tiempo justo para pedirse una bebida y que empiece el cabeza de cartel o artista principal al que han ido a ver. En mi opinión es una pena desperdiciar la oportunidad de descubrir nuevos músicos. Yo pago una entrada por todo un show, así que por amortizar la inversión veo todo el show… y si de paso descubro una banda buena que hasta entonces desconocía, me voy ya tan contento a mi casa…. Seré yo que soy raro. Y eso, precisamente eso fue lo que paso el domingo con Silver Dust, tenían la difícil tarea de abrir y de ser unos completos desconocidos para la mayoría de nosotros, pero fueron una grata sorpresa para los que nos tomamos el interés de ver su show. Descubrimos una gran banda.

Silver Dust

Fundada por el vocalista Lord Campbell en 2013 hacen un Power Rock con loops electrónicos, influencias clásicas y percusiones tribales. La estética steampunk de la banda recuerda a los universos de Tim Burton y el sonido no deja indiferente para nada.Editaron su primer disco “Lost in Time” en 2013 y con el ya abrieron shows para Deftones y Offspring. En 2016 sacan “The Age of Decadence” y giran con Lordi y Battle Beast en 2017. En 2018 lanzaron su actual disco “House 21” que obtiene un gran éxito posicionándose en las listas de Rock Metal alemanas y vuelven a girar con Lordi. En directo presentan un show mágico lleno de efectos visuales, disfraces y performances. Su escenario estaba bien decorado, paneles a los lados, flores negras en los pies de micro y un marco dorado gigante de estilo victoriano en el medio del escenario en lo que parecía un espejo, pero que pronto nos dimos cuenta que era una pantalla en la que proyectaban video en coordinación e interacción con lo que pasaba en el escenario. Una presentación muy cuidada. A las siete en punto y según lo previsto, saltaban al escenario los suizos con sus casacas y sombreros. Su sonido fue potente y limpio. Su actitud fue buenísima, tuvieron muy buen rollo con la gente y supieron crear un clima estupendo, se ganaron al público.

49045023101_828bba9506_o49045235977_7714f4fb05_o49044522298_2c2d6b6872_o

Los temas se sucedían e intercalaban con performances y efectos de video en la pantalla haciéndolo dinámico e interesante. Primero salió a escena una bailarina con estética novia-cadáver, toda vestida de negro, posteriormente saldría otra con parecida estética pero esta vez toda de blanco. Después un momento súper original, Lord Campbell se marcó un solo de guitarra a la derecha del escenario simplemente iluminado por un foco y mientras un pianista virtual le hacia la réplica en la pantalla de video. A cada riff, Lord paraba y era imitado por el pianista de la pantalla, fue sublime hasta el tema elegido, “Tocata y Fuga en Re Menor” de Bach. Otro de los buenos momentos fue un solo de batería de lo más innovador plagado de efectos lanzados.

Acabaron exactamente a la hora prevista, 45 minutos de actuación. A mi particularmente los temas que más me gustaron fueron “So Let Me Now” y “My Heart is My Saviour” pero en general la banda me gustó mucho, tienen una puesta en escena muy estudiada y trabajada, lo cual es muy de agradecer y me pareció una banda a seguir muy de cerca de aquí a un futuro pues darán que hablar.

Rotting Christ

Ellos no necesitan prácticamente presentación, pero para los que no los conozcan, Rotting Christ son una banda de Black Metal fundada en Atenas, Grecia en 1987 por los hermanos Tolis. Con trece discos a sus espaldas son una banda respetada internacionalmente en la escena Black, Death y Gothic Metal. La banda ha sufrido innumerables cambios de formación a lo largo de su historia hasta el punto de que dan la sensación de que Rotting Christ son simplemente los hermanos Tolis. Este mismo año la formación dio otro vuelco.La banda griega apareció en el escenario un poco antes de lo previsto y toco una hora aproximadamente. Hizo lo que la gente esperaba de ellos, lo que mejor saben hacer, un show contundente, sin aditivos y de pura música y fuerza. En contraste con la banda anterior su presentación fue austera y estática, pero es lo que ellos hacen. A excepción del nuevo bajista, bastante más joven que el resto de banda y un animal escénico que no paro un segundo durante toda la actuación, toda actitud.

49045236082_b28fa3823a_o49044522368_5991dde379_o49045023196_517cf6b03a_o

La banda descargo todo su repertorio con contundencia y un sonido impecable. La gente entregada absolutamente disfruto de lo lindo de como los griegos les pasaban por encima musicalmente. Su repertorio comenzó con “666”, “dub-sag-ta-ke” y “Fire, God and Fear”. Cuando ya estaba caldeado el ambiente siguieron con “Nemecic”, “Apage Satana” y “Dies Irae”. Llegado a este punto el bajista pidió un Wall of Jericó, pequeño lógicamente por las condiciones de la sala, pero que desato la locura. Sakis se animó y pidió un Circle Pit que desemboco en un pogo brutal. Ya estaba hecho, la gente estaba dando el 100%. Para terminar sin descanso finalizaron su repertorio con “Societas Satanas”, “In Yumen-Xibalba”, “Grandis Spiritus Diavolos” y la mítica “Non Serviam”.

El gran ambiente del público indicaba que muchos de los presentes venían a verles a ellos, aunque el plato fuerte estaba a punto de servirse.

Moonspell

Y llegaron ellos, llegaron Moonspell y vencieron. La banda de Gothic Metal formada en Brandoa, Portugal, en 1992 tampoco necesita presentación, casi 30 años de carrera, 16 discos en el mercado y giras por todo el mundo abalan su trayectoria.Los portugueses han tocado tres veces en nuestro país este año, así que esa noche venían con un set list un poco diferente al del resto de ciudades de su gira. Traían, según bromeaba el carismático cantante del grupo Fernando Ribeiro,… Alguna sorpresa para que no nos aburriésemos.

49045236457_15af64c6c3_o49045023526_7180d8fbf2_o49045023491_8b2d44685d_o

Ellos fueron en mi opinión la perfecta mezcla entre las dos bandas anteriores, el término medio y el balance adecuado. Moonspell presenta un soy contundente, crudo y demoledor sin grandes aditivos visuales a lo Rotting Christ, pero eso sí, para nada estático gracias a la actitud de su líder. Pero además introduce elementos teatrales y escénicos como Silver Dust sin necesidad de utilizar performance en exceso. Su show tuvo un diseño de luces espectacular, muy cuidado, con iluminación independiente para cada miembro de la banda con la que jugaban cuando la ocasión lo requería. El set de batería era espectacular, con un montaje poco común. El sonido, aunque con unos pequeños fallos en la voz del primer tema, fue brutal durante todo el show. Y la escenografía de Fernando fue variada y original. Ahora bien, lo que más me gusto, fue la cercanía y simpatía, las buenas vibraciones que transmiten. Fernando hizo el esfuerzo de dirigirse al público en todo momento en español, lo cual no tiene por qué hacer y es muy de agradecer. Bromeaba, hablaba, conectaba, se dirigía a la audiencia prácticamente como si nos conociese a todos y cada uno de nosotros. Creó un vínculo muy especial con el público…. Eso es un don.

Saltaban al escenario a las 21:15 h, como siembre Fernando aparecía con su sombrero, el farol en mano y la cruz atada con cuerda en el pie de micro para empezar con “En Nome do Medo” y “1755”. Seguidamente se puso la mascara de cuervo para continuar con “In Tremor Dei”. Despues de esto vinieron algunos de sus grandes clasicos, “Opium”, “Awake” y “Night Eternal” y luego Fernando presentaba la primera sorpresa, uno de esos temas que no suelen incluir en gira, “Abysmo”. Prosigieron con su set list habitual, entre las que sonaron “Breath”, “Everything Invaded” y “Evento” para llegar a otra de los temas sorpresas… Ataviados con tunicas presentan “Vampiria”, la cual hizo disfrutar a la audiencia y caldear el ambiente al maximo para preparar la apoteosis final…. Llego el “ultimo” tema y la sala se venia abajo con “Alma Mater” que resono como un gran himno esa noche. Al terminar el tema la banda salio del escenario y volvieron en unos minutos, Fernando con una cruz laser apuntaba al publico mientras se escuchaban los primeros acordes de “Todos os Santos”. Finalmente terminaron tras una hora y media de show con “Full Moon Madness”en un precioso final con un solo de guitarra de Ricardo Amorim en el mendio del escenario con todos los focos apuntandole a el. Fue un show tremendo.

49044522408_d5764b03d9_o49045023396_6c29cd09db_o49045236252_2a8f6e3b56_o

Alma Mater: expresión latina que se utiliza para referirse a una persona o cosa que actúa como impulsora o motora de algo…. Efectivamente Moonspell fue el motor de la noche del domingo.

Texto y fotos: Jose Sancho