La invasión vikinga se esperaba con muchas ganas en Barcelona, y eso se reflejó en la fría noche del pasado sábado en una Razzmataz casi llena que esperaba al grupo de viking metal por excelencia: Amon Amarth. Texto y Fotos: Alba Colobrán.

Con más de 15 años a sus espaldas y una discografía sin fisuras, los suecos Amon Amarth se han convertido en, posiblemente, el máximo referente en su estilo. Sus directos son concisos, sencillos y contundentes. Y funcionan.

Para caldear el ambiente antes del desembarco nórdico, pudimos disfrutar del clásico heavy metal con toques de thrash de los londineses Savage Messiah, que venían presentando su reciente "The Fateful Dark". El single de Hellblazer fue el más coreado por la audiencia, y posiblemente su canción más conocida del setlist.

savage2savage4

Tras los ingleses llegaron Huntress, desde el otro lado del Atlántico. Con una vocalista llena de energía, Jill Janus, ofrecieron un concierto movido y lleno de nervio. Principalmente gracias al torbellino de carisma y voz de Janus, que no paraba quieta.

La influencia del metal más clásico es bastante clara en Huntress, y ello quedó claro cuando anunciaron I Want To Fuck You to Death, compuesta junto al gran Lemmy de Motörhead. Estupendo sonido y sintonía con el público. A destacar el esfuerzo del guitarra Santana por traducir las frases de Janus a una especie de español chicano bastante rudimentario, lo que provocó la hilaridad del público.

huntress1huntress2huntress3

Amon Amarth han desarrollado una formula elemental y directa, donde el mayor peso del show recae sobre la imponente presencia de Johan Hegg.
Sobre un escenario relativamente sencillo, con telón cambiante con Thor y Loki en una lucha encarnada y escenas de batalla, la descarga sueca comenzó con dos temas de su noveno trabajo, Father of The Wolf y Deceiver of The Gods.
Quedó claro que la audiencia estaba dedicada y los recibió con un atronador estruendo digno del dios del Trueno.

Live for The Kill y Varyags of Miklagaard (ambas canciones de "Twilight of The Thunder God", su celebrado trabajo del 2008) precedieron al hit Asator. Johan Hegg en su salsa, luciendo barba y cuerno gigante y acaparando la fuerza del directo, se paseaba seguro sobre el escenario. No se prodiga en discursos, lo que agiliza muchisimo un concierto, ya que te de la impresión de que aquí se viene a lo que se viene, y no a pegar charlas al público. Nadie se quejó.

aa2aa7

La apabullante For Victory or Death sirvió de enlace a As Loke Falls, menos coreada pero igualmente brutal. A diferencia de otros grupos, que insisten en utilizar el ecuador de un concierto para canciones reguleras, Amon Amarth optó por sacar la caballería pesada y no dejar que nadie bajara la atención.

Y para eligieron la grandisima Bleed for Ancient Gods junto a Death in Fire, provocando un infierno luminoso y lleno de humo en escena. El juego de luces fue exquisito en todo el concierto, por cierto, e incluso se permitieron jugar con la iluminación y la temática de las canciones.

aa1aa5aa6

Una de las joyas de la noche, recibida con ardor y gritos por público fue Guardians of Asgaard, seguida poco después con otra pieza básica de su carrera como es Cry of The Black Birds. El ritmo del concierto no decaía en ningún momento, en parte por la entrega de la sala, en parte por la dinámica de la banda y finalmente por el juego que daba el setlist bien escogido y estructurado.
Llega la recta final del espectáculo y se desata la épica con War of the Gods y la nueva The Victorious March, preparando el terreno para los bises, que fueron los mismos que en Bilbao (y de casi toda la gira, no lo vamos a negar): Twilight of The Thunder God, y por descontado, Pursuit of Vikings, seguramente su hit por excelencia y a juzgar por los cantos de los fans y la entrega, un absoluto clásico de Amon Amarth.

aa4aa3

Fue un directo excelente, digno de una gran banda como son los de Suecia. Lo único que echábamos en falta algunos fue la falta de parafernalia vikinga que si habían traído en anteriores giras: ¿dónde quedó el espectacular drakkar, la pirotecnia, los Mjölnirs? Aun así, un gran concierto.

 

SETLIST AMON AMARTH:
Father of the Wolf
Deceiver of the Gods
Live for the Kill
Varyags of Miklagaard
Asator
For Victory or Death
As Loke Falls
Bleed for Ancient Gods
Death in Fire
The Last Stand of Frej
Guardians of Asgaard
Shape Shifter
Cry of the Black Birds
War of the Gods
Victorious March
Encore:
Twilight of the Thunder God
The Pursuit of Vikings

Comparte esto: