The Alan Parsons Live Project. Noches del Botánico – 6 de Julio’16 (Madrid)

Alan Parsons, nombre y apellido de un genio de la música. Su curriculum lo dice todo: asistente e ingeniero de sonido en discos de The Beatles y de los Wings, ingeniero en uno de los discos más grandes de la historia “The Dark side of the moon” de Pink Floyd por el que fue nominado a los Grammy donde tuvo más nominaciones posteriores; ingeniero entre otros del emblemático “Year of the cat “ de Al Stewart o una de sus más recientes aportaciones en la mesa de grabación, el “The Raven that refused to sing” de Steven Wilson en 2013.

Texto y fotos: Toni Marchante

Pero esa es su parte detrás de los músicos, en 1974 Alan decidió pasarse al otro lado para encadenar una serie de grandísimos discos en los 70 y los 80 que son gran parte de la banda sonora de la vida de muchos de nosotros. Pero The Alan Parsons Project no era sólo él; imposible entender su obra sin gente como Eric Woolfson o Andrew Powell, ambos cruciales en su obra, así como la gran cantidad de cantantes y colaboradores que aportaban variedad y diversidad de matices a sus canciones; hablamos de gente como Lenny Zakatek, Chris Rainbow , Dave Paton, Dave Townsend, Stuart Elliot, Colin Blustone, Mel Collins, etc… La decadencia en muchos estilos también alcanzó a Alan Parson en los 90, tras la ruptura con Woolfson tras el grandísimo Freudiana, Alan continuó en solitario, pero las cosas no volvieron a ser igual.

 alan-parson-live-mad12 alan-parson-live-mad14 alan-parson-live-mad5 alan-parson-live-mad8

Recién salido del horno su último trabajo en directo “Live in Colombia” donde repasa junto con una orquesta sus grandes éxitos, Madrid tuvo el privilegio de recibir su visita gracias a la magnífica organización de “Las Noches del Botánico”, quienes se encargan de hacernos vivir un mes de julio musical de ensueño, con una oferta muy atractiva abarcando numerosos estilos con la participación de grandes artistas, dentro de un marco incomparable, en medio del Jardín Botánico de la Universidad Complutense de Madrid, con la habilitación de cómodas gradas, un escenario grande, y de fácil visibilidad y una amplia oferta de servicios con puestos de venta, restauración, toilettes, etc…todo muy estructurado y accesible.

Las puertas tenían previsto abrir a las 20:00, momento en el que todavía se escuchaba la prueba de sonido desde fuera y no fue hasta pasada las 21:00 cuando la larga cola de asistentes comenzó a acceder al recinto. Sobre las 10 de la noche comenzó a sonar “I robot” mientras los músicos comenzaban a invadir la escena. El último en irrumpir naturalmente fue Alan Parsons ante la ovación del respetable, ocupando como siempre un lugar protagonista pero discreto en el escenario, es decir, en el centro pero al fondo sobre una tarima, con su teclado y su guitarra. Tras la instrumental vino “Damned If I Do” única referencia a su álbum “Eve” y salió a escena P.J. Olson quien llevó el mayor peso vocal durante el concierto, haciéndolo muy bien; Olson es el único componente que queda de aquel concierto en la Plaza Mayor de Madrid de 2004. Ya desde el minuto uno, nos encontramos en un escenario lleno de muy buenos músicos y con un sonido excepcional del que pudimos disfrutar durante todo el concierto. Alastair Greene se encargó de la guitarra eléctrica y tuvo sus momentos durante el concierto, interpretando con solvencia los solos. La tercera en sonar fue un gran clásico “Don´t answer me” donde Alan pone la voz y sus compañeros adornaron con unos preciosos coros. A continuación la grandísima balada “Time” canción que, igual que otras interpretadas en su día por el difunto Eric Woolfson a la voz, son imposibles de mejorar a mi gusto, aunque Olson estuvo aceptable. Guy Erez acarició su bajo con las primeras notas de “Psychobabble” porque sabe que es el tema adecuado para lucirse, en esta canción de aquel emblemático “Eye in the sky” que en muchos momentos fue acompañado por las palmas del público.” I Wouldn’t Want to be like you” del “I Robot” sonó colosal, alegre y donde Guy Erez tuvo momento para un pequeño solo de bajo. Como única referencia al álbum “Vulture Culture” sonó “Days and numbers” cantada por Dan Tracey quien compartió la tarea de las guitarras con Alastair durante la noche. En “Days and numbers” brilló el trabajo en los teclados de Tom Brocks. Tanto en esta canción como en muchas otras, tenemos que destacar también, la labor de Todd Cooper que con su traje blanco y sombrero estuvo muy activo durante toda la noche, aportando a las voces, a la guitarra y sobre todo al saxo que fue significativo en muchos momentos de la noche como en este tema.

 alan-parson-live-mad4 alan-parson-live-mad6 alan-parson-live-mad3 alan-parson-live-mad11

Tras promocionar verbalmente Alan Parsons su último directo en todos los formatos editados, comenzaron uno de los largos grandes momentos de la noche, la interpretación completa de la suite “The Turn of a Friendly Card” con sus cinco partes. Deliciosa la primera parte que fue aclamada por el público a la finalización y que acompañó con las palmas durante todo el arranque de “Snake eyes”.Después vino la parte instrumental “The acess of sword” con ese aire español inicial y que fue magníficamente interpretada, cuando de repente, empezó a dejar caer su agua la tormenta situada sobre nuestras cabezas, la gente aguantaba en sus asientos, ya que con el calor, unas gotitas no venían mal. Así pasamos por una “Nothing left to loose” entrañable y emotiva, con unos coros preciosos y esa parte rockera que contiene al final donde Alastair echó el resto. La última parte también fue grandiosa, pero fue aquí cuando la magia se cortó de raíz porque coincidiendo con la parte final de la canción el diluvio era manifiesto y la gente corrió a ponerse a cubierto porque la lluvia caía con fuerza, mientras sonaba con gran belleza el saxo de Todd Cooper en la melodía final de tan magna canción. Pintaba la cosa tan mal que decidieron suspender momentáneamente el concierto.

En los refugios improvisados compuesto por carpas, bajos de graderío, baños, entrada del recinto, etc…la gente estuvo esperando a que cesara la lluvia, comentando lo maravilloso de lo vivido en esos 55 minutos que llevábamos de concierto y con la esperanza de poder reanudar el espectáculo y que no se suspendiera. Y cuando llevábamos cerca de una hora de espera, la lluvia paró un poco, momento en el cual se recuperó la normalidad en el escenario, aunque no en los asientos del público, ya que estaba todo mojado; la excusa ideal para que la gente siguiera el concierto de pie, cerca del escenario. Y la reentrada fue sublime, con “Sirius” donde sus primeros acordes sirvieron para presentar a la banda y tras él, su tema más emblemático “Eye in the sky”, en un momento donde todos estábamos con un ojo en el escenario y otro en el cielo deseando que no cayera más agua y poder disfrutar de lo que nos quedaba de concierto. El buque insignia comercial de su repertorio fue interpretado de forma colosal tanto por ellos como por el público que se veía más motivado después de la experiencia vivida. Sin embargo Alan anunció que sólo iba a interpretar dos temas más ante el desencanto manifiesto del público. El primero fue “The system of) Dr. Tarr and Professor Fether” de su álbum debut , teatral como debe ser y con esa amalgama de voces, esos coros graves y esas guitarras tan molonas. Para finalizar, otro de sus grandes temas festivos “Games People Play”, que no hizo más que animar más a la gente.

 alan-parson-live-mad1 alan-parson-live-mad7 alan-parson-live-mad2 alan-parson-live-mad9

Caía alguna que otra gota, pero todos seguíamos con el “síndrome de abstinencia alamparsiana” y queríamos más, aunque costara el mojarnos, aunque temiéramos que otro jarro de agua terminara con nuestras esperanzas, por eso seguíamos con un ojo en el cielo y otro en el escenario, esperando que el espectáculo continuara. Los músicos saludaron, todo parecía terminar … cuando Alan Parsons nos concedió una más ante nuestra insistencia. La elegida fue “Don’t let it show” una grandísima balada para poner punto y final a una experiencia maravillosa que podría haber sido mejor si el tiempo nos hubiese respetado y no nos hubiese privado, como así fue, de las canciones incluidas en el set list y que no se interpretaron por el inoportuno incidente climatológico que fueron “Breakdown/The Raven”, “Luciferama”, “Old and wise” y “Prime Time”.

Noche mágica en el Jardín Botánico, noche en la que tuvimos un ojo en el cielo y otro en el escenario.

Texto y fotos: Toni Marchante

Set list:

1.I Robot
2.Damned If I Do
3.Don’t Answer me
4.Time
5.Psychobabble
6.I Wouldn’t Want to be like you
7.Days are numbers (The Traveller)
8.The turn of a friendly card
-The turn of a friendly card (Part One)
-Snake Eyes
-The Ace of Swords
-Nothing left to lose
-The turn of a friendly card (Part Two)

—————————Pausa por la tormenta.
9.Sirius
10.Eye in the sky
11.(The system of) Dr. Tarr and Professor Fether
12.Games People Play
13.Don’t let it show

alan-parson-live-mad13
alan-parson-live-mad12
alan-parson-live-mad11
alan-parson-live-mad10
alan-parson-live-mad1
alan-parson-live-mad9
alan-parson-live-mad8
alan-parson-live-mad7
alan-parson-live-mad6
alan-parson-live-mad5
alan-parson-live-mad4
alan-parson-live-mad3
alan-parson-live-mad2
alan-parson-live-mad14