Editor's Rating

7.8

Tres años después de aquel “Into The Wild Life”, la banda liderada por los hermanos Hale, Lzzy y Arejale, vuelve con este flamante “Vicious”. Producido por Nick Raskulinecz, quien ha trabajado con bandas tan importantes como Ghost, Mastodon, Trivium o Stone Sour entre otros, este nuevo álbum no dista demasiado del sendero por el que transitaba su predecesor, el cual obtuvo muchos elogios pero también más de una crítica por, a decir de algunos, acercarse demasiado a sonidos poperos. Bueno, hicieron un poco lo que les vino en gana, como deberían hacer todas las bandas, y en ese sentido este “Vicious” deja las mismas sensaciones, siendo el sexo, las drogas y el rock & roll el hilo conductor, aunque tratado de una manera bastante más reivindicativa, y con más clase, de lo que suele ocurrir con este tema.

Alberto López

Buena apertura con “Black Vultures”, un tema típico de Halestorm, que cuenta con riffs y partes contundentes a la vez que nos muestra buenas melodías y un pegadizo estribillo. Sobre el poderío vocal de Lzzy sería tontería estar ahondando constantemente en el asunto. Es una autentica bestia. Punto.

El comienzo de “Skulls” bien podría ser un tema popero. ¿Cuál es el problema? Ninguno. Pero quedaros tranquilos, que tras el grito de Lzzy vuelven los riffs pesados, en un corte bastante anárquico y moderno.Recuperan velocidad en “Uncomfortable”, que tiene un regusto punk muy marcado, con un riff que incluso en algún momento puede traer a la cabeza el nombre de Motörhead, y una estructura que recuerda a su propio “Love Bites (So Do I)”. “Buzz” es Rock puramente clásico pasado por el tamiz de los Hale, mientras que “Do Not Disturbed” es moderno, es denso y es complejo. Gana con las escuchas, pero sigue siendo de lo que menos me gusta de este álbum.

“Conflicted” baja de revoluciones, mostrándonos a una Lzzy tremendamente sugerente en un corte sencillo y puramente comercial, en el mejor sentido de la palabra, que les queda realmente bien. “Killing Ourselves To Live” seguramente sea de los mejores cortes de este disco junto a la siguiente, “Heart Of Novocaine”. Diametralmente opuestos, pero maravillosos igualmente. El primero posee contundencia y un magnífico estribillo, mientras que el segundo puede pasar por la mejor balada que haya escrito la banda. “Painkiller” no es una versión del famoso tema de Judas Priest, es una canción de denso Hard-Rock que quizá no alcanza el nivel de las mejores composiciones de la banda. Pasa un tanto desapercibida.

“White Dress” retoma la senda más moderna de la banda, con un bajo jugando a ser sintetizador y buenos arreglos de guitarra. Si hay que ponerle algún pero sería la falta de algo más de contundencia. Algo similar le ocurre a “Vicious”, que obtiene mejor resultado a pesar de seguir un camino bastante parecido, pero la garra que le pueden faltar a las guitarras ya se la imprime Lzzy con la voz. Para finalizar tenemos otra preciosa balada acústica, titulada “The Silence”, que cierra este lanzamiento dejándote con los pelos de punta.

Está claro que Halestorm son una de las bandas del momento, es por ello que las expectativas estaban muy altas. Estamos ante un muy buen disco, pero quizá no alcanza las cotas de genialidad sostenida que sus anteriores lanzamientos. Eso es una cosa, y que también puede verse alterada la percepción por esas expectativas generadas o por el simple gusto de cada uno, y otra que no estemos ante un disco muy disfrutable que vuelve a dejar claro que Halestorm están llamados para algo todavía más grande.

Contamos los días para poder disfrutarlos en directo en nuestro país.

Alberto López

Temas:

1. Black Vultures
2. Skulls
3. Uncomfortable
4. Buzz
5. Do Not Disturb
6. Conflicted
7. Killing Ourselves To Live
8. Heart Of Novocaine
9. Painkiller
10. White Dress
11. Vicious
12. The Silence