Tercer trabajo de una de las bandas de mayor proyección internacional con las que contamos en nuestro país. La fama en el extranjero es más que notoria cuando hablamos de Lords of Black, ya no solo por el señor Romero y ser miembro de Rainbow, sino que participan en muchos festivales Europeos y se les reclama por gran parte del mundo.

Belch

Si bien sus dos discos primigenios demostraban calidad a raudales y les ha abierto grandes puertas, a un servidor le quedaba la sensación de discos algos planos y lineales. No terminaba de engancharme a la banda. En Icons of The New Days la cosa cambia y mucho. Siguen teniendo esa esencia que les caracteriza pero consiguen que cada corte sea diferente, único e interesante. Probablemente sea el mejor trabajo de su carrera hasta la fecha, por la mezcla de calidad, buen gusto y variedad de melodías. De hecho, este disco era el que esperábamos cuando nos anunciaron su irrupción como banda y a muchos nos faltó un plus.

Este trabajo tiene la peculiaridad de que es el primer trabajo con el nuevo bajista Dani Criado (Skizoo) que entró hace un año aproximadamente a la banda. En este caso, no se aprecian cambios significativos, ya que el grueso y el peso lo llevan tanto Tony como Andy y Ronnie. Ronnie sigue rayando a un nivel estratosférico, pese a su multitarea en diversos grupos de variada índole, sigue al pie del cañon, demostrando ser uno de los mejores cantantes de hard rock hispanos. En el caso de Tony es notorio que cuando más destaca es cuando pone su nivel al servicio del grupo. Salvo excepciones no encontramos un solo desmesurado, pero va dejando pequeñas pinceladas que los guitarreros podremos disfrutar si prestamos atención. En este disco han puesto especial atención a las melodías, no encasillándose en movimientos que podría haber hecho el señor Dio, sino que le han dado una vuelta más y han hecho las canciones más atractivas y atrayentes.Abren con quizás el corte más habitual de la banda, dando la falsa impresión de que continúan con ampliaciones de su disco debut. No obstante, World Gone Mad, no obstante, es un buen tema, que sirve perfectamente como introducción del disco, con un riff épico y orquestal, para dar paso a un corte rápido, intenso con un estribillo de lo más pegadizo. Gran corte para abrir boca.

Sin embargo Icons Of The New Days ya nos cambia los esquemas, y nos lo cambia para bien. Con tintes más modernos en las guitarras de Tony especialmente en el riff inicial, consiguen darnos un tema muy heavy que toma tintes épicos en otro de los grandes estribillos del trabajo. Un corte que no pese a no ser un corte sencillo, es una pequeña reliquia que merece la pena disfrutar. Mención especial para Ronnie que pasa de dar miedo con voces graves a llegar donde pocos llegan.Andy es el encargado de componer principalmente Not In A Place Like This y tiene ese toque de guitarras muy percusivas, no tan habituales en el hard rock más clásico y que viene más del metal melódico, adornado con armónicos rompedores. Destacar el estribillo, donde Andy llega a velocidades inhumanas con los bombos y una melodía que casa como un guante en la voz de Ronnie. Puede que a muchos no les enganche pero la considero de los mejores cortes de la trayectoria de la banda.

When A Hero Takes A Fall cambia el chip y es un corte con alma de single, ya que estamos ante unas melodías realmente interesantes con una base musical intensa, veloz y por momentos bastante heavy. El contrapunto es el corte siguiente, Forevermore, al que le interesa más la teatralidad, la variedad de matices y no tanto la velocidad, haciendo que se tenga que escuchar varias veces para disfrutarla como se merece.El piano de Andy en The Way I’ll Remember nos transporta a un mundo mágicos, sentimental. Parece que nos vamos a encontrar una balada al uso. La realidad, y la banda se encarga de demostrarnos que no, que esto es otra cosa. Canción de marcado carácter progresivo, con cambios de melodías y estructuras, en los que el pegamento de todo es el más que acertado estribillo. En la misma onda encontramos Fallin’, la cual sigue con los tintes progresivos, y que renuncia a tanta intensidad y velocidad, para pasear por terreros más emocionales y épicos. Otra que requiere varias escuchas pero es otra de mis favoritas por lo diferente, sin perder la esencia, que es dentro de la discografía de la banda.

Esta vena progresiva no acaba aquí, sino que la banda se empeña en darle un aire interesante, sin ser enrevesados, a los temas centrales de este Icons of The New Days con King’s Reborn. En este caso mezclan un teclado puramente épico, con riffs modernos y melodías con guitarras casi acústicas en un mismo tema. Cosas que parecen que no pegan en absoluto pero que consiguen aunarlo de manera magistral.Con Long Way To Go cambian el rollo, y nos presentan un riff y un corte muy heavy, otro de los orientados a ser single y un clásico en sus directos. “Simple” y efectiva esta canción.Para cerrar nos presentan The Edge Of Darkness, Wait No Prayers For The Dying y All I Have Left, de las que destaco por encima de las demás esta última. Un broche final de 12 minutos majestuoso, elegante, con calidad casi por castigo que cumple con la tradición iniciada cuando Tony y Andy estaban en Saratoga dejar un corte más largo y orientado más al disfrute compositivo de la banda que al disfrute ajeno, que también.

Definitivamente un muy buen disco, recomendable para todo el que le guste el buen hard rock en inglés, e incluso gustará a los más heavys del lugar. Una vuelta de tuerca que aporta frescura a la banda y las erigen como una de las más interesantes de los últimos años.

Lista de Temas:

World Gone Mad
Icons Of The New Days
Not In A Place Like This
When A Hero Takes A Fall
Forevermore
The Way I’ll Remember

Fallin’
King’s Reborn
Long Way To Go
The Edge Of Darkness
Wait No Prayers For The Dying
All I Have Left

http://www.lordsofblack.com/