lob El pasado lunes 28 de abril, tuvimos el privilegio de asistir a una de las citas más interesantes de las últimas semanas. La fiesta de presentación y escucha para los medios del primer disco de Lords Of Black, la nueva banda formada por uno de nuestros más afamados guitarristas, Tony Hernando y una de las mejores voces de nuestra escena, Ronnie Romero, junto con dos músicos de auténtico lujo como Andy C. a la batería y Víctor Durán al bajo.
Susana Manzanares.

Hay veces que la expectación que rodea a un acontecimiento está justificada. Alrededor del lanzamiento del primer trabajo homónimo de Lords Of Black, había hace semanas un halo de cierta excitación y un sentimiento casi premonitorio de que se estaba gestando algo muy gordo.

El día que por fin saldríamos de dudas esa expectación se encontraba ya en su punto más álgido, así que impacientes y esperanzados siguiendo las instrucciones de una cuidada invitación, nos personamos a la hora y lugar indicados una representación de distintos medios y cinco fans que se ganaron su invitación a través de un concurso, con el propósito de degustar por fin la escucha del esperado debut de Lords Of Black. De éste, hasta entonces tan sólo habíamos podido escuchar un tema en forma de videoclip cuyo estreno fue justo una semana atrás, ‘The World That Came After’, pero que ya nos iba dando una pista de lo que nos esperaba.

En la madrileña sala Tatoom nos esperaban banda y organización al completo, ejerciendo de perfectos anfitriones de una impecable fiesta de presentación en la que no faltó detalle, barra libre, canapés, etc.. y todos y cada uno de los protagonistas estuvieron en todo momento pendientes de todo, esforzándose al máximo y cuidando a sus invitados con el mismo mimo que si se tratara de un bebé… y se podría decir que en cierta forma así era, porque esa noche asistiríamos al nacimiento de uno de los mejores discos que han visto la luz en nuestro país en muchos años.

Este recibimiento y atenciones sólo eran la antesala de lo que vendría a continuación, la escucha estructurada con gran acierto en tres partes. Los 6 primeros cortes del disco, un descanso, los 6 siguientes, segundo descanso y por último, el tema de casi 10 minutos que cierra el disco que como se suele decir, lo bueno siempre al final y en este caso no hay verdad más grande…

lords1

Ante una pantalla donde se proyectarían las letras y una breve descripción de los temas y perfectamente acomodados cada cual como gustase, sea de pie o sentado, recibimos la Intro inicial ‘Doomsday Clock’. Poco más de un minuto de precalentamiento in crescendo tras el cual irrumpe abruptamente el tema que da título al disco ‘Lords Of Black’, un potente y rápido tema lleno de cambios de tiempo y toques progresivos que nos evidencia un patrón que seguiremos encontrando en mayor o menor medida en todos los demás temas.

En ese momento de lo que no queda ninguna duda y se puede comprobar y salta a la vista –o mejor dicho al oído- ya desde el minuto uno es la impresionante calidad en la producción, mezclado y grabado que tenemos que agradecer al Sr. Roland Grapow. Si a un espectacular y cuidado trabajo de producción que hace que suenen apoteósicos cada uno de los temas, le sumamos una preciosa e impactante portada y un libreto diseñados por el artista colombiano Felipe Machado, lo que tenemos entre nuestras manos es una de esas joyas que se convierten en piezas imprescindibles en cualquier discografía que se precie dentro de este género.

lords2

En cada tema nos encontramos a un Ronnie Romero realmente espectacular, donde se deja literalmente la garganta en cada estrofa y da rienda suelta a su capacidad vocal que, a mí personalmente no deja de sorprenderme cada vez más, impresionante. Tony Hernando como responsable en su mayor parte de la labor compositiva, aparte de otorgarnos la retahíla de más de una docena de soberbias canciones, además se nos muestra como el excelente guitarrista que es, luciéndose en cada uno de los temas a base de guitarreos limpios, sólos que por momentos me recuerdan al más puro estilo Sykes, o condenados riffs que provocan no dejar de mover frenéticamente la cabeza…

El transcurso de la primera escucha de Lords Of Black, es como un viaje de descubrimiento que os ampliaremos más adelante tema a tema con la debida atención y esmero que merece, en una detallada review. Aun así, podemos adelantar que nos encontraremos deliciosos pasajes de piano en ‘Forgive And Forget’, estribillos pegadizos y de enganche inmediato como los del tándem ‘Smoke and Mirrors’ y ‘The Man From Beyond’ – The Art Of Illutions Partes I y II, o la gran traca final de la mano de la para mi gusto, mejor pieza del disco, ‘When Everything Is Gone’, el tema que cierra el disco de casi 10 minutos de duración, dónde las sublimes partes de piano de Andy quedan perfectas en contraste con la fuerza de las melodías y que están presentes a lo largo de todo el tema.

lords3

En definitiva, un trabajo donde cada uno de sus protagonistas han puesto al máximo nivel lo mejor de cada uno, hecho con las ‘tripas’ como el propio Tony explica. Un disco que por sus influencias hará felices tanto a fans de Pretty Maids, Savatage, Masterplan o DIO, como por supuesto a los fans propios desde ya, porque con todo y con ello, Lords Of Black suena a Lords Of Black.

Susana Manzanares

TEMAS:

‘Doomsday Clock’
‘Lords Of Black’
‘Nothing Left To Fear’
‘Would You Take Me’
‘The World That Came After’
‘Too Close To The Edge’
‘At The End Of The World’
‘Forgive And Forget’
‘Out Of The Dark’
‘The Grand Design’
‘Smoke And Mirrors’ – The Art Of Illusion, Part I
‘The Man From Beyond’ – The Art Of Illusion, Part II
‘When Everything Is Gone’