Kadavar + Mars Red Sky + Hällas – 17 de Noviembre 2019 – Sala Razzmatazz 2 (Barcelona)

Últimamente están muy de moda estos packs que giran por Europa con tres, y hasta a veces cuatro, bandas. Normalmente hay una banda más o menos grande que es el "gancho" y luego suelen acompañar un par de bandas que, a veces ya son nombres conocidos y consolidados mientras que otras son totalmente noveles.

En el caso que nos ocupa había un poco de todo: Kadavar eran, por supuesto, el nombre grande del cartel en su nueva visita a la ciudad (ya hemos perdido la cuenta). Le seguían el trío de Burdeos Mars Red Sky, un nombre de referencia absoluta en el mundo del stoner underground, con una oportunidad de oro para llegar a más público. Finalmente, el cartel lo completaban los suecos Hällas, un grupo de chavales del que solo hemos podido catar su disco de debut. La noche de domingo se presentaba perfecta para degustar tres vertientes de la misma montaña sónica.

Y por supuesto, puntuales como un reloj, Hällas saltaron los primeros a escena para deleitarnos con su propuesta NWOBHM-Purpleiana-Prog (¿?). Y que me aspen si no pusieron la segunda sala de Razz patas arriba. Lo primero que llama la atención es la imagen de la banda: el batería era algo vetusto, pero el resto de componentes vestían capas casi esotéricas, vestían botines plateados o llevaban camisas con elementos brillantes que les daban un aura cuasi mágica, cualidad que se agudizaba por el hecho de que casi todos llevaban los ojos pintados.

49086968751_97a0fec466_o49086459628_44305a4e0f_o49086968406_6096aed0f4_o

El material de su primer disco largo "Excerpts From a Future Past" (2017) es pura dinamita y fue levantando a una sala que se iba llenando poco a poco. Temazos como "The Astral Seer", "The Golden City of Semyra" o, sobre todo, "Star Rider" levantaron pasiones y dejaron entrever muestras de lo que se podría llegar a convertir en una banda grande si sigue por este buen camino. Musicalmente muy competentes, Hällas supieron aprovechar muy bien el corto tiempo del que disponían cerrando con el tema "Hällas" ante una calurosa ovación del respetable. Si vienen por aquí en salas, promete ser una gira histórica.

Después de la de cal, vino la de arena. Mars Red Sky son una de las bandas más interesantes en el panorama stoner mundial de los últimos años sin duda: su personal sonido y sus composiciones inconfundibles los convierten en una rara avis. Era la ocasión perfecta para ellos para dar un salto al siguiente nivel, ya que no pueden presumir de tocar para más de 500 personas cada noche, como en esta gira. Pero todo se fue al garete.

49087180972_2da51f9809_o49087181087_935339d0be_o49086459268_146601bc01_o

Julien Pras, el cantante y guitarrista, ya dejó entrever problemas con sus pedales cuando montaban después de la actuación de Hällas, y esas incidencias se alargaron en el tiempo y se comenzaron a comer tiempo de setlist. Cuando parecía que todo iba a resolverse, pam, otra vez. Total, que al final la banda ya no pudo remontar el vuelo cuando empezaron en serio. Y fue una auténtica pena porque el material que sonó de su nuevo disco "The Task Eternal" (2019) prometía, y el sonido que sacaba este trío era monstruoso. Pero se les acabó el tiempo y nos dejaron un buen sabor de boca con "Strong Reflection" de su disco de debut de 2011 que sonó a gloria pero nos hizo lamentar lo que hubiera podido ser una actuación antológica.

Y finalmente, sin perder ni un minuto, los germanos Kadavar saltaron a la palestra a ritmo de "The End" y "The Devil’s Master", los dos temas que abren su último disco, "For the Dead Travel Fast" (2019). Y bueno, aquello desató el jolgorio colectivo. Con el paso de los años, Lupus, Tiger y Dragon se han ido labrando una sólida reputación en la escena retro-stoner y parece que, de momento, su crecimiento no tiene límites.

49086968381_12e6a762ca_o49087181167_38e1cab622_o49087181267_fc68656b46_o49086459448_59d384a20d_o

En directo la banda suena como un cañón y lleva un montaje de luces sobrio pero espectacular que baña la sala en luz de colores al sonido de los riffs monolíticos de "Into the Wormhole", "Black Sun" o la celebrada "The Old Man". Y es que si por algo se caracterizó el setlist de esta noche fue por la equilibrada presencia de todo el catálogo de la banda pero, por supuesto, con especial esmero en los temas del último trabajo, del que también sonaron cosas como "Evil Forces", "Children of the Night" o "Demons in my Mind".

Acabó el set principal con dos píldoras de energía como son "Into the Night" y "Die Baby, Die", que dieron paso a la atmosférica "Long Forgotten Song" para cerrar el primer tramo de show. Un público entregado a la energía del trio berlinés reclamó más y vio sus peticiones atendidas con "All our Thoughts" y, por supuesto, "Come Back Life", el único guiño a su segundo álbum.

49086459498_b13e5c3aa9_o49086459318_0a15707b96_o49087181152_8542540e4c_o

Kadavar vinieron, vieron y vencieron una vez más en Barcelona. Su show es un torrente de energía cuya mayor virtud es también su principal defecto: la banda pone la directa desde el principio y aquello ya no tiene frenos y se agradecería, de vez en cuando, un respiro musical para dotar al show de algo más de rango dinámico. A pesar de ello, Kadavar ya tienen a su público hecho y aunque esta vez no se colgó el cartel de sold out, la sala presentaba un aspecto más que saludable. A tenor de lo visto, uno diría que los principales triunfadores de la velada fueron Hällas pues, probablemente, fueron los que más acabaron sacando de su actuación. Solo el tiempo lo dirá.

Texto y fotos: Edko Fuzz