Editor's Rating

9

Llega a nuestras manos el nuevo trabajo de Space Octopus, banda del guitarrista Dann Hoyos afincado actualmente en Bilbao. Han pasado 4 años de su anterior trabajo de estudio (más allá de aquel cd acústico) con canciones nuevas tras varias giras por medio mundo.

Belch

Pese a que no tiene un gran nombre, estamos ante un músico y una banda realmente sensacional. Su idea es mezclar el rock con la fusión y el virtuosismo, de manera inteligente, donde tienen cabida tanto la fiesta y la celebración del rock con estribillos pegadizos o riffs macarras como locuras técnicas del guitarrista.

Para este nuevo trabajo, se queda Dann como único guitarrista, además de hacerse cargo de las voces, reclutando a Miguel Lamas a la batería y Pablo Ruíz al bajo, y lo graban en Groove Estudios producido por Manuel Tomás y masterizado por Enrique Soriano. El resultado en términos técnicos es realmente perfecto, sonando en la justa mezcla de potencia y limpieza que favorece la propuesta que presenta el guitarrista y su banda.

Como digo, este guitarrista juega con riffs y ritmos típicos del rock, que, de golpe y porrazo se ven adulterados por riffs y locuras técnicas más propias de Mattias Eklundh y sus Freak kitchen que de AC/DC por ejemplo, pero con la gran virtud de que todo hace mejorar y hace más interesante la canción. En absoluto busca el lucimiento personal ni excederse en aspectos técnicos, sino que da pinceladas en el momento apropiado, dándole color al corte pero sin perder la esencia del rock y sin aburrir al personal en absoluto. Otro punto positivo es que no se vuelven locos metiendo canciones o momentos de relleno, haciéndose entretenido de escuchar.

Además, hay que destacar que han cambiado el castellano por el inglés, entendemos que por la proyección internacional que la lengua de Shakespeare aporta a las bandas. Aún así decir que es un idioma que casa muy bien con la ensencia de la banda.Durante toda la review, en parte por mi apasionamiento por el instrumento de las seis cuerdas, voy a destacar su labor como guitarrista y composición, pero sería injusto menospreciar su trabajo vocal, con un nivel muy interesante y que pega realmente para el estilo que quiere proponer.

Abren este “The Image Is Gone” con el tema que más me ha gustado. Titulado Born to Feel More mezcla un estribillo realmente interesante con locuras con las seis cuerdas. Es quizás el corte con el estilo más moderno pero con un ritmo y velocidad que para el directo sentará como un guante. Continúan con Free, el tema que más se oriente al rock progresivo de manera más descarada y menos a un rock más casual y macarra. Muy buen corte, especialmente a los guitarristas que quieran oírlo.

Misma esencia que el anterior tiene At The End, también enfocado absolutamente a ritmos progresivos y de tintes modernos e incluso coqueteando con arreglos que asociaríamos con otro tipo de metal.Dreams of Your Eyes es un baladón, claramente influenciado por Led Zeppelin en su guitarra acústica, para dar paso a un estribillo que en esencia recuerda a sonidos de metal moderno. Una mezcla muy curiosa pero que casa fantásticamente bien.

Forgiving Myself viene de la mano de un lick que bien podrían haber firmado Eklundh, Steve Vai, pero que luego se convierte en el rock más prototípico del redondo, en forma de balada/medio tiempo aunque diferente a las que estamos acostumbrados a escuchar en tantas otras bandas, con muchas sorpresas que hacen que no sea la típica canción del rock. Otro de los grandes aciertos de este nuevo CD. Con Disappear se mantiene en este punto más rockero, aunque de la forma que entienden el rock bandas como Mr. Big, con haciendo los cuatro acordes que todos esperaríamos. Canción de carretera y sudor, con la batería a ritmo machacón pero con mucho detallito escondido. La otra balada como tal sería Be My Home, donde saca Dann todo su repertorio como vocalista, en una canción que por matices no tiene que ser nada sencilla de defender en directo. Es quizás el corte más asequible de escuchar ya que es una canción de un estilo al que estamos más acostumbrados.

Hasta ahora el trabajo se ha mantenido a un nivel muy alto. Y cuando no pensamos que puedan ofrecernos algo distinto, aparece el corte que da nombre al título, que más que rock, estamos ante un corte funky y pop en su concepción, olvidándose de distorsión, y buscando un estribillo que guste a todo el mundo. Para acabar nos dejan Fire’s On Me, de tintes más oscuros o Save Me From Myself, un blues realmente genial, fresco y diferente, que aporta otro matiz a un trabajo que realmente presenta muchas cosas y todas realmente bien. Canción llena de emotividad, con Dann volviendo a sobresalir a la voz, en otra canción realmente complicada de cantar. Destacar el solo, al más puro estilo Vai en sus tiempos marcianos, aunque alejándose de lo que sería un blues más habitual.

Pocas o ninguna pega se puede poner a este trabajo, que gustará a los que vienen al rock por la actitud y el rollo rockero, y que gustará a los amantes de gente como Guthrie Govan, Mattias Eklundh o Greg Howe y demás animales musicales. Sin duda, un disco muy recomendable y una banda que merece repercusión por calidad tienen y mucha.

Belch

Temas:

1 Born to Feel More
2 Free
3 At The End
4 Dreams of Your Eyes
5 Forgiving Myself
6 Disappear
7 Be My Home
8 The Image is Gone
9 Fire´s On Me
10 Save Me From Myself

http://www.spaceoctopus.es

https://www.facebook.com/spaceoctopusband