trios14 Para quien no conozca lo que son Triosphere, son una banda de metal noruego, con vocalista femenina al frente y con ya tres publicaciones en el mercado. Generalmente, al leer metal con vocalista femenino al frente se suele tener el prejuicio de pensar en voces líricas y operísticas que tanto se pusieron de moda desde hace aproximadamente 10 años. Nada más lejos, esto es heavy metal, con toques power, y la voz es heavy, es poderosa, potente y agresiva como pocas.
Belch
Nota:7/10  

Han pasado cuatro años desde su anterior, y buen trabajo, llamado The Road Less Travelled y los cambios en cuanto al rumbo musical son prácticamente inapreciables a pesar de los recientes cambios que ha sufrido la formación durante este año 2014. La esencia es power metal puro, directo, potente, con tintes sinfónicos, como decía. Quizás lo que más destaca es el sorprendente menor peso que tiene la voz de Ida, esa voz rasgada y macarra, marca de la casa, para darle mayor protagonismo y peso en la mezcla al resto de instrumentos, dándole un aire aún más potente y más empaque a los cortes.

Pasando revista a los temas que encontramos, tras una pequeña intro sinfónica, entra My Fortress, el corte con el riff más heavy del trabajo y con un excepcional trabajo de Kenneth Tårneby a la batería, con el bombo llendo a velocidad endiablada y demostrando que su reciente incorporación a la banda es todo un acierto. Pero si hay un tema remarcable y estrella de este trabajo es "Steal Away the Light", el trayazo tanto en velocidad como en lo adictiva que puede llegar a ser. Tema power en estado puro y con Ida cantando de manera magestuosa, sobradísima.

Tras la adrenalina nos ponen otra intro orquestal, sin ningún tipo de sentido y frena la sensación de velocidad, para dar paso a The Sentinel del cual se rescata una melodía en el estribillo más que interesante. Breathless nos adentra, sin embargo, en sonidos más modernos, más del siglo XXI, en forma de medio tiempo sinfónico con aires progresivos con continuos cambios de ritmo. Quizás el corte más enrevesado de este “The Heart of Matter” pero no por ello deja de ser uno de los más interesantes sin duda.

"The Heart’s Dominion", por su parte, nos traslada a esa época donde Rhapsody y bandas semejantes reventaron la escena, y es que este tema hubiera tenido mucha repercusión si hubiese aparecido hace 10 – 15 años. Destacar a Ida otra vez, ya que a pesar de que su trabajo es magnífico en general, hay temas que la permiten lucirse más, y aquí nos trae una voz muy agresiva y macarra en un estribillo de los más acertados, además del típico solo épico y melódico a cargo de Silver.

Para que no decaiga el ritmo, nos presentan As I Call, tema que en la introducción parece que pinta a temazo y que se queda a medio gas, líneas vocales que desconciertan y que solo remontan en el estribillo y poco más, tema descafeinado.

Tras otra intro sin sentido (y es que ahora rechina mucho el tema de meter intros a casi cada canción) aunque esta sea con instrumentos, dan paso a otro de los temas que son salvados por un gran estribillo llamado "Relentless". Destacar que han sabido ir mezclando temas que saben que son mejores que otros no lo son tanto, de manera que su habilidad a la hora de poner el orden de las canciones hace que en ningún momento nos aburramos o queramos abandonar el disco a mitad de la escucha en una estantería.

Igual que se han destacar los aciertos, hay que decir que canciones como The Sphere y Remedy suenan a refritos de otros temas que aparecen en este trabajo, melodías similares a otras de este trabajo.

Storyteller remonta otra vez la calidad del cd con otra canción con tintes más modernos, un comienzo en forma medio tiempo progresivo muy trabajado que deriva en cera muy heavy del estribillo, pero que contrastan con las melodías sinfónicas en una mezcla tan curiosa como efectiva.

Cierran con la clásica balada que suelen tener la mayoría de discos de este género. Pero no por esperable y fórmula repetida, hace que la canción deje de ser interesante. Muy buena balada, cargada de sentimentalismo y emotividad con Silver y su acústica junto a Ida (saliéndose vocalmente una vez más) creando un ambiente intimista y personal con violines creando esa atmósfera tan personal que requería la canción

El disco contiene 12 cortes, pulcramente producido en un trabajo sensacional donde cada instrumento suena como tiene que sonar, con un cierto aire añejo, ochentero, que deja un regustillo interesante a nuestros oídos.

Quizás pondría la pega que hay varios temas bastante planos, poco atractivos, que alargan sin sentido el disco. Y es que según lo iba escuchando, me daba la impresión que si no hubiese sido por la gran habilidad a la hora de crear estribillos, este disco hubiese sido bastante mediocre, pero en lo que más destacan es en crear ese estribillo que se pega y que, en definitiva, les salvan muchas canciones.

Lista de temas:

1. "My Fortress"

2. "Steal Away the Light"

3. "The Sentinel"

4. "Breathless"

5. "Departure"

6. "The Heart’s Dominion"

7. "As I Call"

8. "Relentless"

9. "The Sphere"

10. "Remedy"

11. "Storyteller"

12. "Virgin Ground"

http://www.thetriosphere.com/

https://www.facebook.com/triosphere