Seis años han tenido que transcurrir para que los osos amorosos más punks de Noruega vuelvan con un nuevo trabajo. Desde que el Duke of Nothing se hiciera cargo de las voces en "Sexual Harassment" (2012), Turbonegro ya se han convertido en una especie de nombre sagrado. No son ni la mitad de excitantes que en su primera época, han perdido varios miembros importantes por el camino, pero Happy Tom y EuroBoy han sabido mantener el valor de la marca, y Turbonegro sigue siendo un nombre respetado y codiciado por los mayores festivales Europeos.

Edko Fuzz

En este "Rock’N’Roll Machine" no encontraremos demasiadas sorpresas. La portada, por de pronto, descoloca un poco con su colorido totalmente ochentero. Y eso es, precisamente, lo que nos encontraremos en muchos de los temas del álbum: texturas de teclado que nos recuerdan a épocas donde el AOR dominaba el mundo. Sin ir más lejos, la intro instrumental es una mezcla de "1984" de Van Halen con la preciosa banda sonora de la película "Phantasma", compuesta por Fred Myrow y Malcolm Seagrave. Pero de repente estalla "Part II: Well Hello" y ya estamos en casa: buen punk aplastante con melodías totalmente reconocible, para lo bueno y para lo malo. Los fans de toda la vida probablemente lo gozarán con cosas como "Hurry Up & Die" (a pesar de su feel de Mötley Crüe en la estrofa) o "On the Rag", que no se alejan demasiado del patrón esperado por los seguidores de la banda.

Y es que cuando Turbonegro hacen "lo suyo", siguen haciéndolo muy bien, pero ya no es tan excitante como cuando salió "Apocalypse Dudes" (1998). Las letras siguen hablando de cuero, de puños en culos, de pechos peludos y la típica imaginería gay hardcore de las letras de Turbonegro, todo ello bañado en saludables dosis de cachondeo ("Let the Punishment Fit the Behind"). En este álbum se han atrevido a semi-plagiar la melodía vocal de "Shot in the Dark" de Ozzy en "Skinhead Rock and Roll", o homenajear a AC/DC con "Fist City", que podría ser el hermano bastardo de "Sin City", o el propio tema título.

De todas maneras, el disco sigue teniendo momentos muy aprovechables, pero suelen llegar con los destellos que no te esperas de una banda como Turbonegro. Por ejemplo, "John Carpenter Powder Ballad" (enorme título) es la mezcla perfecta de Bon Jovi y Def Leppard (sí, has leído bien) en un tema que por fuerza tiene que gustar a los amantes de los sonidos hard rockeros de los 80. En "Hot for Nietzsche" (otro juego de palabras rememorando el "Hot for Teacher" de Van Halen), a pesar del inicio refrito de "The Age of Pamparius", los noruegos juegan a mezclar The Who con AC/DC de manera muy resultona.

En definitiva, "Rock’N’Roll Machine" no es, ni de lejos, un gran disco, pero sí resulta divertido y de fácil digestión. A algunos fans les costará aceptar la broma de los sonidos de sintetizador, mientras que quizá sea eso lo que atraiga a gente que normalmente no preste atención a la banda. Lo que está claro es que, en el fondo, los cambios se pueden ver en dos o tres detalles y un par de temas. El resto es Turbonegro de toda la vida, pero es que eso ya lo habíamos escuchado.

Edko Fuzz

Temas:

Chrome Ozone Creation (The Rock And Roll Machine Suite Part I)
Part II: Well Hello
Part III: RockNRoll Machine
Hurry Up & Die
Fist City
Skinhead Rock & Roll
Hot For Nietzsche
On The Rag
Let The Punishment Fit The Behind
John Carpenter Powder Ballad
Special Education




ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07896LHC9ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00008DAM4ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B000PMGA1Gir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B000W04GW6ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B004KO2EW4