El nuevo disco de Volbeat dividirá a los fans. ¿Renovarse o morir? Volbeat apuestan de nuevo por una fórmula ya explotada en su anterior trabajo. Y funciona sin esfuerzo alguno.

Alba Colobran

Volbeat vienen a confirmar con su nuevo disco algo que ya muchos vaticinaban: no hay vuelta de hoja en su sonido. La evolución iniciada en Outlaw Gentlemen & Shady Ladies (2013) no tiene cambio de sentido y continua en este Seal the Deal & Let’s Boogie.

No es que preocupe demasiado. La fórmula de canciones pegadizas funciona y la distintiva voz Michael Poulsen es suficientemente poderosa para no aburrirte del sonido Volbeat. Simplemente es una extensión del anterior trabajo, con sus puntos positivos y sus negativos: han dado con la fórmula del éxito, y no tienen intención de abandonarla.

Posiblemente a los fans antiguos de Volbeat, los que se asombraron con sus primeros discos con esa entusiasta mezcla de metal, blues y rockabilly, esto les parezca un disco poco arriesgado. Pero Volbeat no engañan a nadie: prefieren las melodías sencillas y contagiosas que el sonido primigenio de sus inicios.

Se echa un poco de menos el sonido sucio, rasposo, punk de discos como Guitar Gangsters & Cadillac Blood, porque encontramos poquitos riffs metaleros en este nuevo álbum. Las guitarras se han diluido y todo suena algo más pop y digerible. Así que tenemos un disco pensando para enganchar desde el primer momento, con esa "The Devil’s Bleeding Crown", que podría abrir perfectamente todos y cada uno de sus próximos conciertos.

Quizás las canciones más interesantes del disco son las que tienen un toque distinto, como la casi exótica "Gates of Babylon" o "For Evigt", con la letra mitad cantada en inglés y mitad en danés. También la colaboración con Danko Jones en "Black Rose" es muy destacable, básicamente por el dúo de voces y que parece que será el siguiente hit del grupo. En cuanto a sonido y a solidez, destaca "Seal the Deal"

Algunas otras parecen que estén ahí para rellenar espacios, aunque sea con una buena fórmula. Si "Lola Montez" se convirtió en un hit inmediato hace tres años, ¿por qué no repetir? Ahí tenemos a "Mary Jane Kelly" o "Marie Laveau". Funcionan, enganchan, suenan bien. Pero no es nada que suene tan fresco como sonó "Lola Montez".

Y a pesar de las predecibles líneas melódicas y las estructuras poperas de las canciones (o precisamente por ello), todo encaja y gusta y lo disfruta porque no les vas a pedir a Volbeat algo que es posible ya no quieran dar. Pero a quién le importa, mientras sigan siendo un soplo de brisa renovada en el angosto y a veces aburrido mundillo rockero.

Alba Colobran

http://www.volbeat.dk/en/

Temas:

01. The Devil’s Bleeding Crown
02. Marie Laveau
03. The Bliss
04. The Gates of Babylon
05. Let It Burn
06. Black Rose
07. Rebound
08. Mary Jane Kelly
09. Goodbye Forever
10. Seal The Deal
11. Battleship Chains
12. You Will Know
13. The Loa’s Crossroad