wet13 La entidad que representa el vocalista de ascendencia Puertorriqueña sobrepasa fronteras y las modas, la carrera de Jeff Scott Soto no necesita presentación en la escena rockera, ha demostrado ser uno de los mejores vocalistas de la Historia del Hard rock y Heavy metal a lo largo y ancho del mundo. Su curriculum vitae es inmenso, y hace unos años que no deja de sacarse de la chistera grupos a cada cual mejor, su inspiración no conoce parangón. En 2009, se une a estos músicos Suecos que empezaban a despuntar con sus respectivas bandas, Sall con Work Of Art y Martensson con Eclipse, ambas bandas completamente consolidadas actualmente, en ese momento sólo promesas.
Casto Mschenker
Notqa:6,5/10  

Otro de los datos que, en este caso, tristemente marcaron el comienzo de esta nueva banda, puesto que fue la última incursión del inseparable guitarrista y bajista Marcel Jacob que lealmente acompañó a Jeff en sendos proyectos y bandas. En cualquier caso, la fusión de fuerzas entre el combo que formó Talisman, Work of Art y Eclipse ha dado como resultado uno de los mejores discos de 2009 en la escena melódica y, tanto fue así, que han decidido para este primer trimestre de 2013 lanzar su segundo plástico a la calle.

La madurez de Martensson y Sall así como la consolidación de sus respectivas bandas se van a notar a lo largo de toda la escucha, se trata de un trabajo muy equilibrado, donde se echa en falta un poco la chispa, no obstante el sentido crítico aplicable a estos nombres propios no pretende ser más que exigente porque, podemos exigir, y lo vamos a hacer.

"Walk Away" es un tema directo, es lo que nos esperábamos, ni más ni menos. Pero a veces, cumplir de manera tan plana cansa y aburre. Cuando se juntan estos tres portentos, se puede trabajar más y mejor. "Learn to Live Again" aspira a ser uno de los singles, y enmienda un poco la amenaza de que nos parezca que sea todo previsible, la voz de Soto cuando se exprime, da mucho de sí y coloca donde se merece este combo, un tema duro y con buenos registros de voz.

Los teclados de Martensson sirven de intro para "Rise Up", que es bastante comercial, sencillo, y mantiene una estructura pseudo-pop. En la misma línea, aunque en esta ocasión, bajo una esencia melódica y como balada llegamos a "Love Heals" cuyo chorus y coros eleva el tema de nivel, acompañamientos melosos y acústicos bajo lo que es, realmente una balada que salvo unos acertados estribillos es, cuanto menos, una balada de factura eficiente sin impresionar a nadie que haya seguido a JSS hasta ahora.

"What You Want" comienza con unas guitarras al puro estilo Def Leppard para arrancar un medio tiempo más que apreciable, ya avisaba al principio que se trata de un disco muy bueno pero que peca de plano y previsible. Probablemente, el fan más leal de Jeff Scott Soto va a recibir con más amabilidad este trabajo pero, siendo un notable lanzamiento, podemos ser críticos, debemos serlo. Vamos a repetir las impresiones, igual que ellos lo han hecho durante "Rise Up".

Se pretende cambiar de derrotero con "The Moment", más dinámico que los temas anteriores, y un destacable solo de Robert Sall y coros poderosos. Un poquito de descaro y tono fiestero de la mano de "Bad Boy", mejorando impresiones, los registros son comerciales y hard rockeros para llegar a "On The Run", recordándonos a los compases de los Talisman de Soto y Jacob, esperemos que la ausencia ya definitiva de éste último, sea la falta de "chicha" que adolece este trabajo, porque al escuchar este corte más en esa tónica, es cuando por fín encontramos esa pieza e ingrediente que echábamos de menos pese a que buena parte de la esencia compositiva y de labor productora recae en el propio Martensson.

Volvemos al sector más melódico con "Broken Wings" que arranca al más puro estilo AOR, un buen tema, otro de los que consiguen nivelar y no decepcionarnos, los riffs que dan entrada al tema y que lo finalizan junto a los teclados nos recuerdan a los primeros tiempos de Dare y los Magnum de finales de los 80´s. "Shot" parece anunciar otra balada pero, rompe y vaya sí que rompe, un tema con mucha profundidad y que consigue enganchar como un disparo, poco a poco, nos convencen estos tres señores de que W.E.T tiene crédito y podrán encontrar una identidad loable.

La balada definitiva es "Still Believe In Us", hablábamos precisamente de que aún podemos confiar en ellos, cuántas veces en una relación habéis apelado hacia aquello de poder confiar aún en lo que hay entre vosotros dos, un mensaje propenso a una balada que los coros oportunos de W.E.T liderados por la voz de Soto dejan en buena cota. Y terminamos, con uno de los mejores temas, "Still Unbroken", muy directo, cañero, sobresaliente. Tampoco es que se distancie demasiado del catalizador común de todo el disco pero los acordes a las guitarras de Sall cumplen y recuerdan a otros merecedores acompañantes de aventura de JSS, un tema que siendo duro, es la esencia hard rockera que Jeff consigue impregnar en cada proyecto.

Sin deslumbrar a nadie consiguen sacar cuatro años después de su estreno, otro álbum y se les esperaba, quizá más ambiciosos, no sabemos si por el relax de que sus bandas principales están viviendo un momento dulce o porque exigimos demasiado a cada uno de ellos. Un disco que no va a ser uno de los mejores de 2013 ni de los peores, un buen disco, nada más.

Casto Mschenker

01. Walk Away
02. Learn to Live Again
03. Rise Up
04. Love Heals
05. What You Want
06. The Moment
07. Bad Boy
08. On The Run
09. Broken Wings
10. Shot
11. Still Believe In Us
12. Still Unbroken

Formación:

Jeff Scott Soto – Voces
Robert Sall – Guitarras
Erik Martensson – Teclados, guitarra rítmica, bajo, teclados y coros

[youtube]http://youtu.be/COq2RouJ2tQ[/youtube]