En mis manos tengo el primer albúm de la banda catalana “Riot OF Violence”, titulado “Waiting for the death” Si en alguna ocasión he tenido la oportunidad de verlos en directo, esta es el momento adecuado para poder disfrutar de su música de estudio y poder realizar un pequeño análisis de la misma.

Me gustaría comenzar hablando de la portada del albúm. Es una portada, inquietante y llamativa. Oscuridad, guerra…fuego…se entremezclan en un dibujo cargado de fuerza. Y la contraportada me parece muy original; a modo de expediente secreto del ejército se ennumeran las canciones del albúm sobre una especie de papel viejo y sucio. Sin duda, la estética de este primer disco es atrayente…y su contenido promete ser gratificante.

“The Horror” es el título del primer tema del LP; el sonido de la hélice de un helicoptero y una voz que parece un susurro abren el tema, y en seguida unas guitarras de acordes oscuros dejan paso a una batería que se acelera y se enreda en una voz grave y severa. Las guitarras ganan protagonismo durante el progreso de la canción, y en más de un solo podemos apreciar las grandes aptitudes de los músicos de esta banda.

Sin apenas tiempo para acabar de percibir las habilidades de estos intérpretes, da comienzo “Project Hate”, con nuevos acordes de guitarra, oscuros y disciplinados. El tempo de esta canción es quizás un poco más ágil y apresurado, aunque las variaciones a lo largo del tema, son claramente apreciables. Me gustaría mencionar de nuevos los solos de los guitarras, que te dejan un buen sabor de boca.

En la dinámica de la melodía anterior está el tema “Pink Mist”. Más dinámica, a mitad de una linea algo más trashera aunque con la constante death en lo que a carácter vocal se refiere.

“Riots” se inicia ya desde un punto álgido, desde una velocidad que parece ser persistente en todos los temas del disco. Pero esta canción cuenta con un elemento que la hace llamativa y diferente: un estribillo increiblemente pegadizo, a modo de himno. Después de escuchar este tema en directo y en estudio, solo puedo decir que es uno de los mejores, a mi parecer, del disco de los catalanes.

“New Scum” es un tema algo más lineal que el resto; la voz es la que prevalece aquí ante el resto de instrumentos. Las guitarras se mueven al compás de acordes clásicos, característicos del trash metal, y el tempo funciona a medio gas.

“Red Forest” de nuevo recupera cierta agilidad en la musicalidad, mientras la batería marca un ritmo lejano y el bajo acompaña suntuosamente a la melodía.

A medida que voy escuchando el disco , me doy cuenta de que las canciones son cortas y que con el tempo acelerado de muchas de ellas, hacen que sean enérgicas y gratas para el oído.

El siguiente tema es “Wrath Of The Beast”, un tema que de nuevo se inicia con más importancia vocal que instrumental, aunque en diversos momentos podemos apreciar un protagonismo más acentuado de la batería, sin olvidar la sustancial presencia de las guitarras. Considero que este tema funciona mejor a medio tempo, y que no es de los más significativos del disco.

“Barbed-Wire Desease” posee de nuevo esa fuerza de los primeros temas del LP; ágil, dinámico y con esa naturaleza death melódica, que roza por momentos el trash más raudo.

Y con “Brain Death” llegamos al punto y final de un disco, que aunque en ciertos momentos pueda parecer algo rectilineo, tiene fuerza, agilidad, frescura y gusta más a cada escucha. Así que os ánimo a adquirir el primer disco de esta banda catalana que promete forjarse un hueco en el panorama musical extremo dentro, y quien sabe si no también fuera, de nuestras fronteras.

Rebeca Jabonero