Editor's Rating

5

Si algo define a Ankor es el cambio: apenas queda nada de las señas de identidad con las que fueron evolucionando de Al fin descansar a Last Song for Venus. Con el acertado título Beyond the Silence of these Years, los catalanes presentan este año un nuevo trabajo, el primer álbum de estudio con temas compuestos ex profeso para la voz de Jessie Williams.

Sara J. Trigueros

Hay que retrotraerse hasta el Get on the Winner Horse! de 2014 para encontrar algún punto de referencia para ubicar hoy en día a Ankor. Tres años después, vemos que algunas líneas que se esbozaban en aquel EP se han afianzado. Sirvan de ejemplo las guturales de Williams, una constante de principio a fin, aunque en lugar de haber ganado en agresividad como se apuntaba en un primer momento, su única función es ejercer de contraste.

Es en las líneas melódicas donde Beyond the Silence of these Years introduce más cambios. El color del disco es más brillante que en anteriores trabajos (las líneas oscuras quedan reducidas a cortas frases), y este es quizá el disco en el que más se pueden ver las influencias recibidas del j-rock mezcladas con algo de metalcore en momentos puntuales. Son también habituales los fragmentos rapeados y, en el lado más negativo de la balanza, la escasa importancia dada a la transición entre registros. La brusquedad entre los cambios de sección seguramente aporte un toque actual, pero se echa en falta más intencionalidad en las frases. En temas como «For Marbles to Cocaine» son habituales todas estas características.

Como lleva sucediendo desde hace algún tiempo, los trabajos de esta banda tienden a incluir estilos muy diferentes en cada uno de sus temas. Aquí se pueden encontrar desde baladas lacrimógenas como «Love is Not Forever», «Kiss Me Goodnight» o «Interestellar» a cortes enrabietados cercanos al nu metal que tan presente estuvo a finales de los 90 y principios de la década siguiente («The Legend of Charles the Giant» o la citada «From Marble to Cocaine»), pasando por medios tiempos con estribillos melosos («The Monster I Am», «Unique&Equal»). Sin embargo, es difícil categorizar los temas, porque entre ellos también son muy frecuentes los cambios de tempo y estilo.

En conjunto, la sensación general es que, pese a que el disco suena muy actual lo hace a costa de los elementos que podían haber sido identitarios en Ankor. Por otro lado, se acerca peligrosamente a clichés frecuentes en lo que suena dentro de las esferas más juveniles, algo que quizá sea debido al sonido más americano que los nuevos integrantes han traído al grupo, pero que en este caso sacrifica la calidad compositiva para obtener un resultado efectista.

Sara J. Trigueros

Temas:

The Monster I Am
Love Is Not Forever
Lost Soul
Nana
Shhh (I’m Not Gonna Lose It)
Kiss Me Goodnight
From Marbles to Cocaine
The Legend of Charles the Giant
Endless Road
Unique & Equal
Interstellar