Editor's Rating

9

Nuevo trabajo de una de nuestras bandas más internacionales bajo el nombre de Origins.

Belch

Que la banda ha ido avisando estos últimos años de que su sonido y su música ha cambiado resulta una obviedad. Ya en Ars Música bajaron el pistón y la epicidad de sus temas, seguido por una vuelta de tuerca mayor con el altamente discutido Project X (aunque a un servidor le gustase bastante). En este Origins ya han acabado esta transición hacia otro sonido, también han adquirido una madurez en esta nueva visión de su música, con lo que el resultado, si lo comparamos con su predecesor es notablemente más satisfactorio.

Han dejado detrás las grandes distorsiones y canciones a épicas, donde Roberto Cappa demostraba la barbaridad de batería que es para dar paso a otra cosa. En este caso nos regalan una mezcla de música Folk con un hard rock/AOR americano que, si uno espera a los Dark Moor de Tarot le va a rechinar, pero que realmente rebosa buen gusto, calidad, melodías, etc. Ya la transición ha acabado y presentan su nuevo sonido. Más allá de los gustos, el resultado es realmente bueno. Destaca principalmente el sonido de Enrik, pasando de kilos de distorsión con su flying para dar paso a un sonido overdrive, más de rock clásico, donde se dejan entrever mucho más los matices. Esto unido a los toques celtas, con gaitas, flautas, violines ya que todo el trabajo está basado en dicha cultura.

Antes de desgranar el trabajo, cabe destacar que, gracias a una campaña de crowdfunding en la plataforma Pledge, han podido editar el trabajo en físico. La banda ha buscado la independencia, y eso implica que tengan dificultades para sacar tiradas físicas, aunque, afortunadamente, en este caso, podremos disfrutar de ella.

Ya centrándonos en el trabajo, quizás lo que más me haya llamado la atención sería la labor de Alfred a la voz. Estamos acostumbrados a su forma de cantar, tan operística si me apuras, y, aunque sigue teniendo esos dejes, se ha sabido adaptar de forma magnífica a este nuevo sonido. De hecho, si se puede escuchar con cascos, mejora aún más la experiencia, notando todos los detalles tanto de Alfred como de Enrik y su guitarra. Otro aspecto positivo, es que entra a la primera escucha, estando plagado de grandes melodías. Quizás en momentos muy puntuales abusan de estos estribillos, sabiendo la banda que son grandes estribillos, pero son momentos puntuales. Por lo general, dan la píldora justa para gustar sin cansar.

Tras la más que interesante y enigmática portada encontramos 11 temas, que son abiertos por el single, del cual han grabado video, con el nombre de Bith of the Sun. A mi no me parece el mejor corte, ni la canción que más pueda ser un single. No obstante, representa muy a las claras parte de lo que nos vamos a encontrar en este Origins. Una mezcla de batería folk, con gaitas unido a guitarras con esencia rockeras, con un riff muy Purple, que dan paso a un estribillo de bailar en tabernas con jarra de cerveza en mano.

Le sigue The Spectres Dance, el corte más heavy (si es que en este trabajo se puede utilizar este término) con Cappa a toda velocidad. Casa muy bien esa velocidad con los arreglos celtas de fondo. No obstante, quizás sea el menos acertado de todos los que nos vamos a encontrar. Caso opuesto es el de Crossing through your heart, que probablemente sea uno de los mejores cortes de AOR que haya hecho una banda de nuestro estado y un ejemplo de lo que decía anteriormente de la voz de Alfred. Si alguien tuviese que escuchar un único tema, especialmente los amantes del rock americano, que se queden con este tema, porque es realmente una maravilla.

Tras esta canción, cambian totalmente dando paso a un tema tradicional escocés, "Raggle Taggle Gypsy" muy conocido, según parece, en los países anglosajones. La primera escucha me descolocó, pero con el tiempo me ha ido conquistando, especialmente gracias a Alfred y su habilidad de teatralizar tanto la voz. Este es otro corte que bien podríamos encontrarnos en una taberna irlandesa. Lo siguiente, es otro de los grandes temas de Origins. In the Middle of the Night es un corte que bien podrían firmar Survivor e incluso Journey. Calidad, elegancia y maestría en un tema que engancha como pocos.

And For Ever, por su parte, es una power balad con el toque curioso de las gaitas llevando el peso de las melodías. Una canción bonita, que sorprende por la forma de cantar, que tan pronto parece un juglar recitando, como encontramos al Alfred más épico y majestuoso. Todo ello unido a un estribillo sublime, sin olvidarnos de Enrik y su solo, que no busca la técnica, sino que es una parte más de una canción cargada de detalles y emociones. A continuación, encontramos Druidic Creed, que quizás sea el corte más similar a trabajos y melodías que podríamos encontrar en Ars Música o Project X. No obstante, a los guitarreros les animo a escuchar los miles de detalles, no tan habituales en rock, con los que Enrik enriquece cada una de las estrofas. Siguiendo con los tintes más hardrockeros tenemos Iseult, otro estribillo para reventar pabellones, y con el que nos pretenden dar buen rollo y positividad.

Con Mazy, encontramos un corte más clásico de hard rock de carretera y otro de los pocos donde la banda aumenta la velocidad. Otro de los más recomendables. Para cerrar el disco no bajan el nivel, en absoluto ya que nos presentan por un lado, Holy Geometry, un corte de rock setentero, muy alejado a cuanto haya hecho Dark Moor hasta la fecha, pero que encandilará a los amantes del rock clásico y por otro, Green Lullaby, una especie de balada, medio nana acústica, acompañada de unos violines realmente preciosa y que es un broche final magnífico para este CD.

Como nota negativa, solo puedo decir la duración. Son apenas 40 minutos, de alta calidad, pero que dejan con ganas de mucho más. Lo bueno es que no hay ningún tipo de relleno, pero, no sé si 11 temas son suficientes para saciar las ganas de Dark Moor por los próximos 2 o 3 años.

En definitiva, más allá de los gustos personales de cada uno de los oyentes sobre el rumbo que lleva la banda musicalmente hablando, pocos pueden dudar que estamos ante una de nuestras mejores bandas y han vuelto a hacer otro gran disco. Altamente recomendable, que entra a la primera y que te atrapa tanto para que no seas capaz de olvidarte de él.

Belch

Temas: 

Birth of the Sun
The Spectres Dance
Crossing through your heart
Raggle Taggle Gypsy
In the Middle of the Night
And For Ever
Druidic Creed
Iseult
Mazy
Holy Geometry
Green Lullaby

http://www.dark-moor.com


ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07KXH447Bir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B016BSQ0TYir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B0008057Y6ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00KGYQ00Eir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00CGUSRYI