ev14

Buen álbum de los suecos, quizás con algún altibajo, pero recuperando ese sentido dramático, melancólico y oscuro que son sus señas de identidad pero que últimamente parecían haberse difuminado, más por falta de frescura que por otra cosa. Evergrey vuelve con sus energías grisáceas renovadas, dispuestos a sumirnos en la pena y el dolor, ese dolor que produce placer auditivo…
Toni Marchante

Nota:7,7/10  

Descubrí a Evergrey allá por 1999 con su segundo álbum ”Solitude-Manigance-Tragedy”, llamó mi atención por su expresión de metal progresivo romántico, basado en la tristeza y la angustia más que en la furia y en la rabia. Estos atributos han sido su tarjeta de identidad durante toda su trayectoria, si bien, en algún álbum se ha distraído en algún matiz, pero la diferencia entre sus discos está en la calidad compositiva que alumbró la mente de Tom S. Englund en cada álbum. No sé si es por que ansiaba un nuevo disco de esta magnífica banda desde su último en 2011, pero su nuevo trabajo “Hymns for the broken” me vuelvo a reencontrar con sensaciones que en sus últimos disco habían quedado algo difuminadas, recuperando mucho de los encantos que estos suecos saben producir.

La intro “The Awakening” trágica oscura sirve para abrir directamente el melón con “Kings of errors” al más puro estilo Evergrey, con esos estribillos melancólicos donde el piano le da ese dramatismo tan característico. Sin decaer continúan con “A new dawn” con su gruesa capa de riffs y con ese ambiente de oscuridad metálico característico. “Wake a Change” es un medio tiempo tirando a balada de corte tristón que toma tintes más duros durante el estribillo.

El disco sigue con los medios tiempos en los siguientes dos cortes, uno de formato lento “Archaic Rage” ,donde sobresale el trabajo de Rikard Zander a los teclados, tanto en la melodía como en la ambientación y “Barricades” más apoyado en los riffs y con un solo de guitarra muy interesante. Lo siguiente en sonar “Black undertown” es una de las grandes canciones del disco: grandiosa, gótica, romántica y con un estribillo de alto nivel.

“The fire” es otro de los destacados del disco ya que sigue los patrones de los cortes más metálicos de la banda, apoyado en voces de niños que lanzan el primer estribillo de la canción, un estribillo de esos en los que nos gusta escuchar a Tom, con unas líneas vocales muy interesantes. El tema homónimo al disco podría ser de los más flojos del disco, más por no aportar nada nuevo que por otra cosa , pues no deja de ser un buen tema. “Missing you” es una balada a piano y voz, momento de pausa y profundo que enfoca la recta final del disco con el segundo single del disco “A grand collapse”, una apuesta arriesgada para ser el segundo sencillo, una canción dura, la más larga del disco, de riffs potentes, de un trabajo notable de Jonas Ekdahl a las baquetas y donde quizás lo menos reseñable sea el estribillo. El fin viene de la mano de “The Aftermath” el más melódico del disco para cerrar con clase.

Teníamos muchas ganas de un disco como este, donde se retomara la identidad que se estaba abandonando, de una forma fresca, actualizada, un buen trabajo delos suecos que parecían haberse ahogado en su agonía, pero no fue así, Tom Englund ha vuelto cantando como nunca, con el dramatismo que bien sabe imprimirle a sus interpretaciones.

Toni Marchante

Temas:

1.The Awakening
2.King Of Errors
3.A New Dawn
4.Wake A Change
5.Archaic Rage
6.Barricades
7.Black Undertow
8.The Fire
9.Hymns For The Broken
10.Missing You
11.A Grand Collapse
12.The Aftermath

Página web: http://www.evergrey.net


Comparte esto: