Muchos ansiábamos poder ver una puesta de largo del último trabajo de Leprous “The Congregation” que vio la luz el pasado 25 de mayo y del que pudimos catar algo en el pasado Be Prog!My Friend de Barcelona. Ahora se trataba de ver a la banda en su plenitud, lejos de verlos encorsetados en un templete y con un tiempo limitado. Podíamos decir además, que en esta tarde las ordas noruegas invadían la sala Caracol ya que les acompañaban para abrir fuego dos buenas bandas nórdicas Rendezvous Point y Sphere.

Texto y Fotos: Toni Marchante

Con puntualidad británica, comenzaron Rendezvous Point mientras se iba llenando la sala. Lo cierto es que sorprendieron gratamente con su metal progresivo de medio tiempo, con un Geirmund Hansen a la voz que no paró de moverse de un lado a otro. Rendezvous Point es una banda de garantías, ya que cuenta con dos miembros de Leprous, Baard Kolstad a la batería y Petter Hallaraker a la guitarra, quienes por tanto está haciendo dobletes en esta gira, y que dieron a conocer este proyecto para muchos de los asistentes, repasando su último álbum “Solar Storm” que sonó casi entero.

 cronica-leprous-madrid4 cronica-leprous-madrid2 cronica-leprous-madrid1

Pero el fuerte de esta banda no son sólo su batería, su guitarra y su voz; su teclista Nicolay Tangen dota a la música de unos matices muy interesantes. También el trabajo de su bajista Gunn-Hilde Erstad es notable, viendo como lo complejo se puede percibir sencillo, manejando el bajo con sutileza y aportando la diferencia de ver a una fémina sobre el escenario en un estilo mayoritariamente ocupado por los chicos en lo que a instrumentos se refiere. Buen concierto que a buen seguro sirvió para ganar más adeptos y seguidores.

Tras el cambio de instrumentos salieron a escena sus compatriotas Sphere. El estilo de esta banda se encuentra en un término medio entre Meshuggah y Periphery, con lo cual su oferta como imaginaréis se traduce en capas de guitarras sónicas de ocho cuerdas incrustadas sobre batería y bases de bajo de seis cuerdas. A la voz Isak Haugan, muy en la línea Jens Kidman (Mesuggah) que desacertadamente combina su voz con las voces limplias de Marius Strand, quien se hacía cargo además de una de las guitarras. Marius estuvo bien a la guitarra, pero en la voz estuvo gritón y desafinando de continuo, por lo que debería revisar este tema ya que es él quien produce, mezcla y masteriza los trabajos de la banda y este aspecto les resta en el performance.

 cronica-leprous-madrid5 cronica-leprous-madrid6 cronica-leprous-madrid9 cronica-leprous-madrid8

Sphere nos presentaron su álbum “Primordial” con el que se encargaron de dotar de decibelios a la sala. La banda de Oslo fundada en 2012 contó con pregrabación en los teclados, con Bjørn Dugstad a la batería y la otra guitarra de múltiples cuerdas la manejó Michael Hebo. El bajista Øystein Sundsbø se encargó de darle u toque de espectacularidad tanto en las martilleantes líneas de bajo como con las lucecitas rojas que emanaban del mástil de su espectacular bajo. La actuación en general estuvo bien y puso a tono a los que ya llenaban la sala.

Se echó el telón para preparar el escenario de los cabeza de cartel. Había muchas ganas de ver a Leprous, un grupo que ha ido creciendo y mejorando álbum tras álbum hasta llegar al magnífico “The congregation” del que dieron buena cuenta. Las luces de la sala se apagaron, los músicos invadieron el escenario y desde el primer momento la magia de estos chavales noruegos penetró por todos y cada uno de los poros de los que nos encontrábamos allí. La escena presentaba el teclado de Einan en la parte frontal con los músicos a los lados, todos vestidos de negro con la batería al fondo. A cada lado de la batería habían dos pantallas de televisión donde se proyectaron imágenes durante todo el concierto. Delante de batería habían tres banquetas de metacrilato que cubrían focos de iluminación pero que también sirvieron para que los músicos se subieran a tocar.

 cronica-leprous-madrid10 cronica-leprous-madrid12 cronica-leprous-madrid11

Empezaron a sonar los primeros acordes sintetizados de “The Flood” con Solberg susurrándonos con sus bases de teclados hasta explotar en el momento de entonar el “Stay with me…” el tema sonó brillante desde el primer momento. A partir de este momento se sucede el relevo entre canciones de su último disco y canciones de su anterior “Coal” por tanto, el testigo lo recogió “Foe” a la que le siguió la maravillosa “Third Law” una de las grandes canciones de su último disco. Tras “Chronic” llegó la también emblemática “Rewind” tremendamente coreada y celebrada por el respetable, con un Einan Solberg poseído en las partes guturales. La balada “The cloak” deja el poso entrañable con el estribillo en falsete coreado por la sala en todo momento. El relevo se ve ligeramente alterado por la inserción de “Acquired Taste” de su álbum “Bilateral”, con una excelente interpretación y con un público más expectante.

El siguiente tramo lo compusieron 5 temas de su último trabajo. “Red”, “Slave” con su fascinante y oscura última parte. La banda abandonó por unos instantes el escenario dejándonos un audio electrónico y unas imágenes en las televisiones, para volver y encarar uno de los temas estrella, la esperada “The Price” de la que se tararearon hasta los riffs, luego vino “The Moon” para mí una de las grandes joyas del disco que fue interpretada de forma magistral, para terminar este bloque “Down”. El concierto terminó con uno de los temas más emblemáticos de su obra “Coal”, “The Valley” fue la guinda al pastel con esas guitarras djent intermitentes y esos coros que nos llevaron al final del concierto. Para el bis se reservaron “Forced Entry” del “Bilateral” cumpliendo con creces las expectativas.

 cronica-leprous-madrid15 cronica-leprous-madrid14 cronica-leprous-madrid13

Leprous son a día de hoy una de las bandas que mejor directo presentan. Con una performance austera pero muy cuidada, estos jóvenes cinco músicos nos hicieron pasar una velada inolvidable. La voz de Einan Solberg durante todo el concierto fue espectacular y su interpretación a los teclados magnifica. Los guitarras Tor Oddmund Suhrke (con su flequillo rubio) y Petter Hallaråker quien sustituye a Øystein Landsverk rayaron a gran altura. El recién llegado bajista Simen Daniel Børven se vió muy integrado y Baard Kolstad grandioso a la batería, tocando con más de un plato hecho pedazos. Sin duda, de los mejores conciertos del año.

Texto y Fotos: Toni Marchante

Set list:

1.The Flood
2. Foe
3. Third Law
4. Chronic
5. Rewind
6. The Cloak
7. Acquired Taste
8. Red
9. Slave
10. The Price
11. Moon
12. Down
13. The Valley

14. Forced Entry

cronica-leprous-madrid1
cronica-leprous-madrid10
cronica-leprous-madrid11
cronica-leprous-madrid12
cronica-leprous-madrid13
cronica-leprous-madrid14
cronica-leprous-madrid15
cronica-leprous-madrid2
cronica-leprous-madrid3
cronica-leprous-madrid4
cronica-leprous-madrid5
cronica-leprous-madrid6
cronica-leprous-madrid7
cronica-leprous-madrid8
cronica-leprous-madrid9