Editor's Rating

7.5

Segundo trabajo de los americanos sin Geoff Tate, aunque el primero por su cortedad nos dejó con la miel en los labios. Por tanto en este disco el grupo ya nos muestra de forma clara su dirección y estilo, disipando cualquier tipo de dudas y poniendo de manifiesto de que la falta de Chris DeGarmo no fue la única causa del cambio de dirección a peor, además de la insípida calidad compositiva de la banda desde aquel “Promised Land” de 1994. En este trabajo se pone de manifiesto que Geoff Tate (una grandísima voz por otro lado) fue también causante de ese despropósito.

Toni Marchante

De la misma forma que desde 1994 cada disco de Queensrÿche era una absoluta decepción por lo alto que habían dejado el listón en sus trabajos anteriores, con este lanzamiento pasa al revés, vienen de un nivel tan bajo que cualquier cosa decente como este disco, parece una gran obra. Por lo que para analizarlo debemos aislar estos juicios de valor.

Este “Condition Human” tiene mucha esencia de los ochenta y no echamos de menos la voz de Geoff Tate entre otras cosas, porque Todd Latorre lo clona perfectamente, de tal forma que la banda conserva toda su identidad. La base rítmica con Eddie Jackson (bajo) y un Scott Rockenfield espectacular a la batería durante todo el redondo, se complementa perfectamente con el sonido característico de la guitarra de Michael Wilton que los hace reconocibles, cosa que no sucedía en su etapa anterior desde 1994 con algún pequeño destello en la segunda parte de Operation:mindcrime. La aportación a la otra guitarra de Parker Lungren nos deja ver que hay por fin un guitarrista acorde, desde la marcha de DeGarmo.

Para abrir “Arrow of time” un tema que como “Hourglass”, “All there was” o el inicio de “Hellfire” nos trae a la mente su grandioso “Operation:Mindcrime”; quizás con menos elegancia y con unos estribillos no tan conseguidos pero con la frescura de sus inicios. Canciones como “Guardian” o la acústica “Just us”, quizás sean más cercanas a aquel “Promised Land” y palabras en las letras del estribillo de “Guardian” como “Revolution calling!!” nos dejan muy presente a quien escuchamos…

En “Selfish lives” la clonación de Todd es total, clava a Tate en todos los matices, un corte a medio tiempo que podría recordar a “Empire”, salvando las distancias. Las baladas siempre han sido un punto fuerte en esta banda y “Bulletproff” cumple con las expectativas.

Quizás su medio tiempo “Toxic Remedy” y “Eye9” (esta última con especial protagonismo de Eddie Jackson)son el resto de temas que van aportanto valor al conjunto de doce canciones que compensan la racanería de su anterior. El final se encara con el interludio “The Aftermath” para concluir con “Condition Hüman” un medio tiempo tranquilo e interesante para concluir.

Lo nuevo de los de Seattle es un buen trabajo, sobre todo para los amantes de aquel heavy metal con algún retoque progresivo de los ochenta. Música como la que hacía en aquel tiempo Crimson Glory, Fates Warning o los propios Queensrÿche. Se les nota frescura, atractivo, pero dista mucho de aquellas obras maestras que fueron “Operation:Mindcrime” y “Empire”. Pero visto lo visto en los últimos veinte años, este “Condition Hüman” sabe a gloria.

Toni Marchante

Temas:

1 Arrow of Time
2 Guardian
3 Hellfire
4 Toxic Remedy
5 Selfish Lives
6 Eye9
7 Bulletproof
8 Hourglass
9 Just Us
10 All There Was
11 The Aftermath
12 Condition Human

Página web: http://queensrycheofficial.com


Comparte esto: