Editor's Rating

8

Uno de los grandes culos inquietos del hard rock presenta su tercer trabajo bajo el nombre de Soto, el 11, si no nos equivocamos, de estudio en solitario y el enésimo como músico que lleva casi 40 años en los escenarios. Y es que, el señor Jeff Scott Soto se ha ganado por méritos propios el cartel de músico respetada del rock y el hard rock y, a pesar de esto, sigue currando, sacando temas y participando en proyectos como si fuera un joven dispuesto a comerse el mundo.

Belch

En una reciente entrevista explicaba la diferencia entre Jeff Scott Soto y el proyecto Soto, destacando que cuando publicaba bajo el nombre de Soto, estábamos ante un disco más poderoso, más heavy y con cierta experimentación, mientras que JSS es hard rock melódico.

Para este trabajo, cuenta con muchos de los músicos habituales que le llevan acompañando estos últimos años, como el madrileño Jorge Salán, así como BJ al bajo, teclados, guitarras y producción y Edu Cominato a la batería. Las composiciones recaen principalmente en el cantante americano, y lo primero que sorprende es que durante todo el trabajo juega con sonidos electrónicos. Que nadie se asuste, esto es hard rock y heavy metal, pero meten ciertos sonidos como sintetizadores para darle un toque diferente, sin llegar a cansar o a desvirtuar lo que esperamos de Soto. El trabajo de la banda es excelso, sabiendo acomodarse a lo que quería Soto, sonando como un muro empastado y engrasado.

Estamos ante un buen disco, al que le falla un tanto la indefinición de sus canciones. Bien es cierto que el vocalista nos quiere dar más cera a los oídos, pero la cabra tira al monte, y Soto se mueve como pez en el agua en sonidos más melódicos, por lo que, hay cortes con riffs y baterías más salvajes que luego quedan en canciones a medio gas. En momentos parece que la propuesta no va acorde con lo que la voz del señor Soto propone en 2019. Pero, que no se me malinterprete. Este hombre sigue cantando que da gusto, no se le puede reprochar nada, tanto en directo como en estudio. Y este disco, junto al que sacó hace no mucho con Sons of Apollo demuestra que se conserva mejor que muchos otros cantantes de su quinta.

Más allá de ese quiero y no puedo ser más heavy y más cañero, encontramos temas interesantes. También hay que destacar que no es un disco sencillo y asequible a la primera escucha. No obstante, una vez le das varias o muchas oportunidades acaba por convertirse en un buen disco, subiendo bastante en la escala de discos en solitario del señor Soto.

Particularmente destacaría Dance With the Devil, un pepino donde tanto la voz como los riffs, como Edu reventando la batería, haciendo el mix perfecto en un corte intenso que te mantiene sin respiración de principio a fin. También destacaría HyperMania, corte que abre este trabajo, observándose desde el principio los tintes electrónicos o Origami, el que da nombre a este trabajo que tras una intro muy muy heavy, pasa a presentar una estructura y una forma de cantar muy cercana a las composiciones de Yngwie (sin las locuras a las seis cuerdas obviamente.) También destacaría AfterGlow, con esos ramalazos funky que tanto le gusta incorporar en sus canciones y directos, dando unos aires bailongos realmente interesantes y divertidos. También recomendaría prestar atención a Give In To Me, canción que parece que va a ser una balada acústica pero que acaba rompiendo en un hard rock bastante intenso y rabioso y con posiblemente el mejor solo de guitarra de todo el trabajo. Corto, pero con su parte melódica y su parte loca. Destacar también el estribillo que será perfecto para hacer botar a un pabellón entero. Por último, no quiero dejarme el medio tiempo titulado Torn, en la que el cantante demuestra todo su potencial. Es un medio tiempo peculiar, ya que no sacan el típico sonido de balada, sino que presentan un sonido más oscuro e intenso, que contrarresta muy bien con las líneas vocales de Jeff.

Buen trabajo del señor Soto. Como digo, pide muchas escuchas hasta disfrutarlo y apreciarlo en su totalidad, pero derrocha calidad, ganas, fuerza e ilusión. Y que un hombre de la trayectoria de Soto transmita esto es digno de agradecer y alabar.

Belch

Temas:

01. HyperMania (04:05)
02. Origami (05:08)
03. BeLie (04:06)
04. World Gone Colder (03:42)
05. Detonate (04:46)
06. Torn (04:39)
07. Dance With The Devil (04:26)
08. AfterGlow (04:48)
09. Vanity Lane (04:02)
10. Give In To Me (04:39)
11. KMAG (04:16)

http://sotoworld.net




Comparte esto: