A pesar del peso de la losa que supone tener un pasado con un cantante legendario que ya no está entre nosotros, Jerry Cantrell y Alice In Chains siguen empeñado sen seguir mirando adelante. Nadie, jamás, logrará llenar el hueco que dejó Layne Staley en el seno de la banda, y son los propios Cantrell, Mike Inez y Sean Kinney los primeros en reconocerlo. Lo hicieron cuando reclutaron a Willam DuVall para seguir adelante en 2006 y lo siguen haciendo ahora.

Edko Fuzz

Partiendo de esa premisa, es loable la perseverancia que muestran los de Seattle para seguir escribiendo y editando discos sólidos como una roca. Cierto es que Cantrell se toma su tiempo en dar forma a los temas y pulirlos hasta que estén listos para entrar al estudio. Pero cuando ven la luz, sabes que el sello de calidad va a estar ahí. "Rainier Fog" es la última muestra de esa fórmula mágica que parece no fallar nunca. El disco no es tan espectacular como el retorno que supuso "Black Gives Way to Blue" (2009) ni tan denso como "The Devil Put Dinosaurs Here" (2013), pero no hay duda de que estamos ante otra entrada digna del catálogo de Alice In Chains.

Es la tercera vez que la banda trabaja con el productor Nick Raskulinecz y quizá eso sea su mayor punto en contra. En términos de sonidos y producción, este "Rainier Fog" no supone ningún riesgo para Cantrell y compañía. Parece que han querido ir a asegurar y ello hace que, a veces, la banda suene un poco a que va con el piloto automático puesto.

Por suerte, la calidad de los temas es tan enorme, que el producto final no titubea más que un puntito. Los escépticos (¿aún los hay?) de la nueva etapa de Alice In Chains deberían escuchar cosas tan potentes como "Deaf Ears Blind Eyes", "The One You Know" o "Red Giant" (puro "Tripod") para darse cuenta de que esta banda sigue siendo cosa muy seria. Que sí, que aquí no hay un "Them Bones" o un "Man In The Box", pero es que ese es un debate tan fútil que no lleva a ninguna parte.

Tal y como yo lo veo, tienes dos opciones: quedarte anclado con el legado de Layne (ojo, opción totalmente comprensible y para nada negativa) o tratar de seguir disfrutando con el nuevo material que la banda produce. Y es que se trata de material muy disfrutable cuando suena tan bien como "Drone", o "So Far Under", cuyo estribillo se arrastra como una serpiente preparándose para atacar a la yugular. Como era de esperar, Cantrell lleva el peso de las voces y DuVall se limita a hacer harmonías altas por detrás. Tiene un par de momentos donde se puede lucir un poco más, pero aquí quien manda es Cantrell y se nota en la composición y en las voces.

El resto, nada que añadir. Inez y Kinney trabajan tan bien como siempre para proporcionar una base sólida como una roca tanto en los temas más potentes como en los de corte algo más acústico, como la preciosa "All I Am" que cierra este trabajo. "Rainier Fog" no es el mejor disco de Alice In Chains, ni siquiera el mejor de su segunda etapa, pero muestra una facilidad tan pasmosa para escribir temas memorables y proporciona tantos momentos placenteros que sigue estando muy por encima de la media de lo que se suele publicar hoy día. Notable.

Edko Fuzz

Temas:
1 – The One You Know
2 – Rainier Fog
3 – Red Giant
4 – Fly
5 – Drone
6 – Deaf Ears Blind Eyes
7 – Maybe
8 – So Far Under
9 – Never Fade
10 – All I Am




ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07DY2M96Gir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00IV3GM7Sir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B000025T1Gir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B003U82OJOir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B00TY7C03A