El pasado 6 de Julio tuvimos la suerte de asistir a la reapertura de la nueva We Rock, local rockero por excelencia del centro de la capital que nos dejó un par de años atrás y que ha vuelto para quedarse.

Texto: Susana Manzanares
Fotos: David Aresté

Ubicado en un local en pleno centro de Madrid en la calle Costanilla de los Ángeles, donde tan buen resultado estaba teniendo como discoteca y sala de conciertos (la gran cantidad de crónicas que publicamos en su día desde allí son prueba de ello), nadie se esperaba entonces que iba a llegar el día de su cierre. A los posibles problemas que pueda tener un bar con música en directo, se le suman otros como problemas con el Ayuntamiento, con los vecinos, falta de afluencia o que no vaya la gente a los conciertos o incluso hasta altercados dentro o fuera de la sala, pero en este caso no había nada de eso, entonces?… pues que simplemente el pez grande se comió al pequeño y un buen día otro grupo empresarial se hizo con el local y nuestra querida We Rock se tenía que ir para dejar paso al actual Café Berlín. Música por música que por otro lado tampoco es tan malo, podría haber sido peor acabando en cualquier otro local de actividad nada que ver con ella.

werock_madrid_20181 werock_madrid_20182 werock_madrid_20186

Eso sí, nos habíamos quedado ‘huérfanos’ de un importante punto de encuentro, un local que funcionaba sin problemas dentro de una racha -que por desgracia continúa- en la que se cerraban salas o iban y venían como el Guadiana, normalmente salas alejadas de los grandes aforos a los que quizá no se va de forma tan asidua. Así que prometiendo que volverían, Chiqui y Carlos dijeron que trabajarían en la sombra para volver con local nuevo y energías renovadas y ese día llegó.

El local que alberga la nueva We Rock es la antigua Rockola, mítico templo de la movida madrileña ubicado en la calle José Abascal, 8 a unos pasos de la parada de metro Alonso Cano. El local, si mis pésimos cálculos no fallan, es un pelín más pequeño que el anterior pero sin duda más ‘ergonómico’ para ver conciertos sobre todo, donde el elemento principal es un gran espacio sin columnas y sin desniveles ni obstáculos que sortear para ver el escenario, que sí ha ganado en tamaño.

Antes de la reapertura en sí, los medios de prensa pudimos entrar una hora antes para ver la sala, tomar fotos y estar con Chiqui y Carlos para que nos contaran todos los detalles de esta nueva andadura. A la sala se accede bajando un pequeño tramo de escaleras con acceso directo al espacio principal cuadrangular casi diáfano a excepción de dos pilares que lo dividen. Cuenta con una gran barra y la cabina en un lado y en el extremo opuesto el escenario, presidido por el tan familiar logo luminoso de We Rock en la pared y una figura de Eddie en un lado. En uno de los laterales de la sala tenemos los siempre clásicos sofás y en el otro la escalera de acceso a los servicios y otra barra más pequeña. Una vez esté puesta en marcha albergará unas 350 personas de aforo en conciertos y cerca de 400 en discoteca.

werock_madrid_20187 werock_madrid_20183 werock_madrid_201810

Nos comentaron que hasta su apertura oficial en septiembre, abrirán para hacer dos fiestas: una coincidiendo con el concierto de Kiss y otra con el de Iron Maiden. Aunque aún no tenían todo el equipo instalado, pues faltaba una referencia a DIO y otra a Lemmy, y aunque también por el lado técnico faltaban más luces y equipo, la música que pusieron se oía perfectamente, a nivel de claridad y potencia..

Se sentaron con nosotros para explicarnos el horario que será los fines de semana (viernes y sábados) de 00h a 6h horario discoteca y entre semana abrirían si algún concierto cayera en esos días. Seguirá siendo un local cercano y familiar como antaño en el que los músicos después del concierto se encontrarán con sus seguidores para hablar, hacerse fotos, firmas etc. No habrá límite de horario pues obviamente no se tiene que convertir en otro tipo de discoteca ni en el caso de los conciertos habrá la necesidad de recortar el set de una banda por motivos de tiempo… y hablando de conciertos, está previsto que comenzarán a partir el próximo mes de septiembre, según nos comentaron cuando se les preguntó sobre la contratación.

Entre que nos alimentábamos nosotros con el estupendo catering que fueron tan amables de ofrecernos y alimentábamos nuestras redes sociales con fotos y stories para instagram, nos dieron las 23h, hora en la que la sala empezó a recibir a los primeros asistentes a la reapertura. No hubo concierto como en la anterior sala pero si que tuvimos una actuación de Zarina, fundadora del proyecto Danza Rock & Metal con el Painkiller como tema de su número musical, además de la compañía de unos curiosos personajes de la compañía Inside the Fantasy FX que deambulaban por la sala con sus cadenas haciendo la noche más impactante y vistosa.

werock_madrid_20188 werock_madrid_20184 werock_madrid_20189

Dejamos lo más curioso para el final y es el ‘traje’ de la sala, su decoración, un aspecto muy importante que han cuidado al detalle y que a falta de algún elemento para terminar como decíamos en líneas anteriores, viste de gala toda la sala con fotografías de conciertos hechas por Javier Bragado: Bruce Dickinson, Alice Cooper, Alyssa White-Gluz, Ghost, Avantasia, Kerry King o Helloween están presentes por todo el local y le dan ese punto rompedor y visual espectacular que ofrecen siempre las fotos de Javier y más si es en tamaño ‘pared’, eso sin olvidarnos de la entrada ‘ACDC’, presidida con tres espectaculares fotos y una imponente Hell Bell colgada del techo.

Todo listo (o casi listo) para que comience esta nueva etapa que estamos deseando ver ya a pleno rendimiento, desde aquí les deseamos toda la suerte del mundo y esperamos que sea por muchos años y nos dé como antaño muchas noches más para el recuerdo.

Texto: Susana Manzanares
Fotos: David Aresté