Dada la cercanía de las fechas de Avantasia en nuestro país, nos proponemos realizar una serie de artículos en los que desentrañar un poco la historia, y las historias, que nacen de la inquieta mente de Tobias Sammet, quien durante la gira del “Theater Of Salvation” de Edguy comienza a madurar la idea de hacer una Ópera Rock. Es al término de la gira cuando Avantasia, unión de las palabras Avalon y fantasía, se convierte en realidad. En palabras del propio Tobias, Avantasia “describe un mundo más allá de la imaginación humana”.

Alberto López

Así pues, en esta entrega repasaremos sus primeros años, en los que comenzó a forjarse la leyenda con dos álbumes en los que la historia de Gabriel Laymann, un novicio de la Orden de los Dominicos en la abadía de Mainz, es el hilo conductor. Para “The Metal Opera”, publicado el 10 de julio de 2001, Tobias contó con la ayuda instrumental del guitarrista de Gamma Ray, Henjo Richter, Markus Grosskopf (Helloween) al bajo y Alex Holzwarth (Rhapsody of Fire) a la batería. En cuanto a los cantantes invitados la lista era de infarto: Michale Kiske, Kai Hansen, David DeFeis, Sharon Den Adel, Rob Rock o André Matos entre otros.

Todo comienza con Gabriel Laymann (Tobias Sammet) saliendo de la abadía de Mainz en compañía de otros Dominicos. Su destino no es otro que una cacería de brujas. Corría el año 1602 de nuestra era, y aquella noche Gabriel iba a comenzar a cuestionarse todas sus creencias. El motivo no es otro que el comprobar que una de las brujas a las que dan caza no es otra que su hermanastra Anna Held (Sharon Den Adel), a quien hacía mucho tiempo que no veía, pero de quien sabía que todo el mal que había hecho en su vida era curar a la gente con diversas mezclas de hierbas. Desconfiando de los motivos y quehaceres de La Orden, Gabriel decide investigar acerca de todo aquello, colándose en la biblioteca de la abadía y accediendo a un libro prohibido. Es por esto que su mentor, Bruder Jakob (David DeFeis), al descubrirlo le manda encarcelar.

Es en el calabozo donde Gabriel conoce a Lugaid Vandroiy (Micahel Kiske), un viejo druida de ascendencia celta, quien escucha la historia del novicio y le da a entender que no va desencaminado en sus sospechas.

https://www.youtube.com/watch?v=PzK9DSIeNZQ

Gabriel al principio no entiendo demasiado bien al viejo druida, quien le habla de otra dimensión, un mundo llamado Avantasia, que está en peligro, pero cada vez tiene más claro que deben huir de allí. Entre los dos consigue burlar al alguacil Falk von Kronberg (Ralf Zdiarstek) y escapar de la prisión. Fuera, Lugaid Vandroiy promete ayudar a la hermanastra de Gabriel si este accede a salvar Avantasia. Así pues, Lugaid lleva al novicio hasta una cueva donde se encuentra la entrada a dicho mundo.

Mientras tanto, el Obispo Johann von Bicken (Rob Rock), el alguacil Falk von Kronberg y Bruder Jakob viajan a Roma para encontrarse con el Papa Clemente VII (Oliver Hartmann). Con ellos llevan el viejo libro prohibido que Gabriel había descubierto en su incursión en la biblioteca, que resulta ser la última de las siete partes de un antiguo sello, que otorgará la sabiduría absoluta a quien lo lleve hasta el centro de La Torre de Avantasia.

Por otro lado, Gabriel llega a Avantasia y es recibido por dos de sus ilustres moradores: El Elfo Elderane (André Matos) y el Enano Regrin (Kai Hansen).


Tras llevarle a la capital de Avantasia, Sesidhbane, le explican todo lo que hay en juego. Como las fuerzas malignas, lideradas por el Papa Clemente VII intentan llegar al centro de La Torre con el sello y destruir así la conexión entre ambos mundos, lo que desencadenaría catástrofes sin parangón en uno y otro.

Así pues, Gabriel se dirige hacia La Torre, donde ya se encuentra el ejército del mal, y en una distracción del Papa Clemente, consigue hacerse con el sello y escapar, salvando por el momento el mundo de Avantasia y siendo recibido como un héroe en Sesidhbane.

Hasta aquí llega la historia en el primer disco, un disco que bebe sobre todo del Power Metal, con ciertos toquen sinfónicos, que más adelante en la carrera de Avantasia tomaran mucha más importancia. “The Metal Opera Pt. II” es continuista tanto en la historia como en lo musical.

“The Metal Opera Pt. II” es publicado el 27 de octubre de 2002 y comienza con los más de 14 minutos de “The Seven Angels”, donde la historia de Gabriel continúa. Cuando robó el selló quedaron liberados siete ángeles que comienzan a destruir Avantasia. El Papa Celemente les pide que calmen su ira, mientras que Lugaid Vandroiy comienza a dudar de la decisión de Gabriel de robar el sello.

Es entonces cuando La Voz de La Torre (Timmo Tolkki) reclama el regreso del sello, garantizando de esta manera la supervivencia de Avantasia. Gabriel avanza hasta la torre y lo devuelve, encerrando de nuevo en su interior a los siete ángeles y salvando así de la destrucción a Avantasia. Pero el novicio quiere saber más sobre esta dimensión, así pues, habla con Eldrane, quien lo envía al Árbol del Conocimiento (Bob Catley).

Tras una intensa charla con el Árbol del Conocimiento, Gabriel tiene una visión que, a pesar de todo, le parece horripilante, la de su mentor, y a la vez persona que le encarceló, sufriendo horribles torturas al borde de un lago de fuego.

Más tarde, Gabriel se encuentra hablando con Elderane cuando este le habla de un gran y antiguo cáliz que se encuentra en las catacumbas de Roma y que contiene multitud de almas humanas atrapadas. El cáliz está protegido por una feroz bestia.

Tras mucho discutir, Gabriel, acompañado del enano Regrin, decide regresar al mundo humano. La búsqueda a través de las catacumbas romanas es ardua, pero acaban por dar con el cáliz y liberar las almas allí encerradas.

No todo podía resultar tan fácil. La bestia despierta y en su furibundo ataque mata a Regrin. Una auténtica tragedia de la que Gabriel logra escapar por los pelos.

Gabriel regresa a Mainz, donde Vandroiy le estaba esperando. El druida cumple su promesa, ayudando a liberar a Anna. En el proceso se encuentra con Jakob quien, arrepentido de sus acciones anteriores y renegando de sus ideas pretéritas, planeaba hacer lo mismo. Durante la huida Falk von Kronberg se interpone en sus caminos, asesinando a sangre fría al viejo druida.

Jakob logra, por fin, deshacerse malvado alguacil y llevan a Anna hasta los brazos de Gabriel para que juntos se encaminen hacia su Futuro Desconocido.

Y así es como termina la historia de “The Metal Opera”

Alberto López