Birds In Row + Tano! – 9 de julio’19 – Sala Monasterio (Barcelona)

El pasado 9 de julio tuvimos la visita de Birds In Row, que finalizaban su gira por la península en Barcelona, una gira que empezó en el Resurrection Fest y siguió con León, Portugalete y Madrid. Además, para esta ocasión, contamos con unos teloneros de lujo como son Tano!.

Texto y fotos: Quim Torres

Entre turistas y salas de Reggaeton, como un oasis se esconde la pequeña sala Monasterio, siempre dispuesta a albergar las propuestas más underground de Barcelona, y que, pese a sus limitaciones de sonido, los dos grupos consiguieron sacarle un buen partido y aprovechar la calidez del público y el carácter íntimo de las pequeñas salas.

5mGy3tr 7iZ7iM3 rMG9Rtw

Tras sacar su segundo trabajo en enero, Tano! vinieron desde Girona a descargar sus Cants als Malsons, una presentación que el público barcelonés tenía ganas de escuchar, pues la sala se llenó desde el primer momento y conectó en seguida con el grupo. Tano! demostraron una vez mas que tienen uno de los directos más enérgicos de toda Catalunya y quizás de la península, es prácticamente imposible que solo dos personas puedan transmitir aun más locura que Oskar y Victor, a la vez que nos llenan de diversas emociones con sus riffs y pasajes. Algunas de las canciones que más destacaron fueron “Mala Llavor”, “Stanoley Kubrick” y “Faye Valentano”, de su último trabajo, acabando, como siempre, por todo lo alto con el mítico y distorsionado tema del Zelda.

Era la hora de Birds in Row y se apagaron las luces de la sala para dejar solo algunas en el escenario que crearían el ambiente idóneo para la banda. Los franceses venían a presentar su último trabajo, We Already Lost the World, publicado el año pasado y que tuvo un gran recibimiento entre el público. Después del conciertazo de Tano! parecía difícil subir el listón, pero Birds in Row echaron mano de una sublime emotividad que conmovió toda la sala.Empezaron fuertes con “We Count so We Don’t Have to Listen” y “Love is Political”, las dos canciones que abren su último álbum, a las que les siguió la contundente “Triste Sire”, tres temas que nos hicieron entrar instantáneamente en el círculo íntimo de desesperación, rabia y otros sentimientos que iban surgiendo mientras movíamos la cabeza.

rku2zRr txFu8jj rMG9Rtw

Continuaron con un tema de su primer disco, “You, Me & The Violence”, que como indica el título dio un carácter más violento y directo, a la que le siguió un pequeño discurso sobre el egocentrismo de la sociedad actual, para arrancar con uno de los temazos de su último trabajo, “Remember Us Better than We Are”, con su sobrecogedor pasaje instrumental. Así, siguieron con la oscura “O’Dear”, de su anterior EP, y “Morning”.Las tres últimas canciones fueron las más cantadas por el público, y aunque sean las tres más suaves del disco, en directo tienen un carácter mucho más potente que las hace impresionantes. Presentaron con otro discurso social – esta vez sobre el amor, el odio y el respeto para construir una sociedad mejor – la canción “15-38”, que lleva en el estribillo el título del último disco, el cual fue cantado con fuerza por el público. Siguieron con el gran temazo “We vs. Us” y acabaron sus cerca de 45 minutos de actuación con “I Don’t Dance” que nos terminó de volar la cabeza.

Birds In Row y Tano! hicieron dos grandes conciertos llenos de calidez y energía para acabar la temporada por todo lo alto, aunque los dos fueron bastante cortos y el público se quedó con ganas de mucho más, pero ya se sabe, como decimos en catalán, “al pot petit hi ha la bona confitura”.

nZyHhNM cJXpH05 JpoBCml R7yTHQP

Texto y fotos: Quim Torres