8.0
Score

13 es un número bueno o malo según muchas creencias en diversas partes del mundo o que tan supersticioso seas. En este caso considero que el trece, es un número bastante bueno, pues este, es el álbum número trece en la discografía de una banda que se ha mantenido constante y fiel a sus raíces desde ese 1989, año en que nació.

Alan Van Gil

No referimos a una de las bandas primigenias del power metal. BRAINSTORM 

Y es la disquera AFM Records la que presento este pasado 17 de septiembre el nuevo opus que, si ya conoces a esta banda sabes de que va.

Tantos años en camino y más de catorce años con la misma alineación, nos hablan de una banda que realmente sabe lo que quiere y que lo que hace, lo hace con gusto y se nota cuando escuchas algún disco de esta banda.

 ¿Pero de que va este WALL OF SKULLS?, que novedades nos trae?  bueno pues, vamos a la música:

 El disco abre con una intro llamada: CHAMBER THIRTEEN que pues va sin pena ni gloria y la pueden saltar tranquilamente.

Brainstorm – Turn off the light

Llegando el primer riff, nos llega a los oídos el primer martillazo en la cabeza y esta alza inmediatamente la velocidad. Un doble bombo nos ataca acompañando a unos riffs furiosos: power metal, pero de la vieja escuela. Crudo y pesado, es la presentación que lleva nombre de: WHERE RAVENS FLY.

Continua con una canción donde le bajan a la velocidad, pero no la intensidad de los riffs y nos muestran una canción heavy que esta puesta para alzar el puño y corearla en directo. Esto es un auténtico trallazo de heavy metal y se llama SOLITUDE.

“Peavy” Wagner, sí, el maestro de RAGE hace su aparición y es contundente su demostración en este corte donde regresa la velocidad y la alta potencia. Seguro te engancha con su línea melódica y sensacional coro. Lleva por nombre ESCAPE THE SILENCE y es un gran tema.

Vamos que estos BRAINSTORM están inspirados y nos entregan un corte de pura potencia con buenos cambios de ritmo, pero sobre todo una batería demoledora. Aquí participa “Seeb” Levermann de ORDEN OGAN y es un corte muy, muy bueno llamado: TURN OF THE LIGHT. Por favor alzad el puño.

No te dejes fiar por el inicio lento de GLORY DISAPPEARS, pues va subiendo de intensidad acompañada de riffs furiosos y un coro que seguro te pondrá a cantar. Aquí encontraras constantes cambios de ritmo y un magnifico solo de guitarra. Que buena demostración aquí de esta banda.

Brainstorm – Escape the Silence

Y aquí vamos otra vez a la autopista de alta velocidad y curvas peligrosas. BRAINSTORM suena contundente, poderoso y pesado. Los cambios constantes y fraseos nos revelan que fue un gran trabajo de composición. Este es un gran tema a tener muy en cuenta, para los directos, recuérdalo se llama: MY DISTOPIA y seguro que moverás tu cabeza en un futuro directo.

Aquí suena el heavy metal, esta es una canción lenta con algunos cambios de ritmo y magníficos riffs. Quizá no sea de los mejores temas pero, seguro gustara a muchos su nombre: END OF MY INNOCENCE .

Otra vez velocidad, otra vez grandes cambios de ritmo, riff filosos y pesados que atraerán inmediatamente la atención.  La línea melódica es bastante agradable. Definitivamente: STIGMATIZED (SHADOW FALL) es uno de los mejores cortes del disco.  Yo voto porque esto esté en su directo.

Y encontramos un tema que se acerca más al heavy rock. Su ritmo marchoso te contagiara y le terminaras cantando. Es sobresaliente lo versátiles y diversos que pueden ser BRAINSTORM, incluso en un solo tema. Se llama: HOLDING ON y seguro lo cantaras más de una vez.

Brainstorm – Glory Dissapears

Y para terminar tenemos otro corte repleto de doble bombo y cambios de rimo: I, THE DECEIVER. Un buen corte para despedir este disco, no, no es veloz, pero en ese medio tiempo te da de martillazos esta poderosa banda.

¿Qué podemos concluir de este disco? Pues que se recomienda ampliamente para los fans del power metal y viejos fans de bandas del speed alemán de fines de los ochentas.

Algo digno de aplaudir es la soberbia ejecución del guitarrista tanto en los solos que están magníficamente construidos, como en los poderosos riffs. La batería es demoledora y exacta como tiene que ser y la grabación la hace destacar, escuchándose claramente. El bajo sin ser un virtuoso cumple perfectamente la función. Y la magnífica voz solista es -sin ser maravillosa- bastante destacada y versátil acoplándose perfectamente al sonido y cumpliendo con creces.

En general nos encontramos con un muy buen disco de power de estos alemanes, que no es novedad pues sus últimos trabajos se han destacado bastante. Ojalá ya obtengan el reconocimiento que merece una banda de guerreros con tantos años ya en el camino.

Alan Van Gil
Temas:

1. Chamber Thirteen
2. Where Ravens Fly
3. Solitude
4. Escape the Silence
5. Turn Off the Light
6. Glory Disappears
7. My Dystopia
8. End of My Innocence
9. Stigmatized (Shadows Fall)
10. Holding On
11. I, The Deceiver