Riverside – 27 de Febrero 2020 – Sala Salamandra (Barcelona)

No es ningún asombro para los que disfrutamos del género progresivo cada vez tenemos un abanico más variado de nuevas bandas y el privilegio de que los tours de las bandas ya consagradas pisen España más seguido que en el pasado. Esta vez el turno es de Riverside, quienes cada vez se encuentran más repuestos de la repentina pérdida del guitarra Piotr Grudzi?ski el año 2016. Esta vez nos presentan a Maciej Meller como miembro oficial de la banda, quien los ha estado apoyando en los shows en vivo desde el año 2017, complementando así el cuarteto y rediseñando el nuevo futuro de la banda.

Texto: Karina Báez O.
Fotos: Archivo MS

Un show sin teloneros daba inicio puntuales a las 20:30 horas en la sala Salamandra, con un público variado que se congrego esa noche para ver a los maestros del rock progresivo. Después de una leve intro, podíamos ver un escenario bien montado y preparado para lo que se venía. Dieron inicio con “Acid Rain” y “Vale of Tears”, dos temas de su último álbum de estudio Wasteland, que desde luego eran unos de los infaltables de la noche. Un Mariusz Duda en el bajo y las voces, concentradísimo en todos sus movimientos, pero también regalándonos una conexión con todos los asistentes inigualable.

49622606638_fd73d3b776_o49623394007_402a23440f_o49622606763_5b40dd8cb0_o

Le seguiría la canción “Reality Dream I” para todos los fans nostálgicos que esperaban temas antiguos, fue uno de los regalos que nos tenían los polacos para la noche. Recordando más el sonido del metal progresivo sin ninguna voz, solo el disfrutar de los instrumentos en escena. Retornando al disco Wasteland sonó “Lament”, tema que nos volvería a el sonido más relajado, cargado de emocionalidad. Después de esto sonaría el temazo “Hyperactive”, otro de los grandes esperados de la noche, donde la técnica inigualable de esta agrupación asombro a toda la sala. Sin dejar los temas del EP Anno Domini High Definition nos tocaba deleitarnos de “Driven to Destruction”, la característica intro de bajo auspiciado por Mariusz, nos mantiene expectantes en todo momento, además del carismático tecladista Micha? ?apaj, que entre sonrisas y complicidad con las primeras filas lo hacen ser una pieza clave de la propuesta en vivo de Riverside.

Para calmar un poco las aguas llegaría “Conceiving You”, un tema hipnótico y coreado por muchos en la sala. La magia de la voz junto a los teclados emociona a cualquiera que escuchará esta canción por primera vez en vivo esa noche. Al hilo también nos tocaría escuchar la primera parte de “Second Life Syndrome”, aunque el original dura más de 15 minutos, pudimos oir lo mejor de lo mejor. Creando un ambiente más sombrío de la mano de “Left Out”. No cabe duda que una de las claves de la banda es recrear las atmosferas de sus álbumes arriba del escenario, lográndolo a la perfección.

49622606658_f12620ef16_o49623393997_d5eafc163e_o49623394057_d315259a77_o

El sube y baja en el setlist no terminaría, esta vez era el turno de “Guardian Angel”. La banda sabe muy bien lo importante que es crear un vínculo emotivo con sus fans en todo momento y en este tema en vivo se reflejó muy bien. Con una callada audiencia viviendo el concierto, con muy móviles a la vista, seducidos completamente por lo que pasaba arriba en el escenario. Enseguida sonó otro de los esperados de la noche “Lost (Why Should I Be Frightened By a Hat?)”. En la misma dinámica de otras canciones, el público se hace participe en todo momento de los temas cantando a todo pulmón. Arriba los músicos nos daban una clase magistral de profesionalismo y sentimiento. Otra explosión de sonidos esta vez con “Egoist Hedonist”, que marco uno de los puntos altos de la noche. Ya antes de irnos al primer encore llega “Wasteland”, dejando impacientes a todos y con ganas de seguir escuchando más.

Con un breve receso, la banda volvería al escenario para entonar “The Depth of Self-Delusion”, volviéndonos a dejar en esta nube emocional permanente que ya hasta estas alturas del concierto se volvería un topic. Y de vuelta a los temas de antaño, esta vez con “02 Panic Room” de su famoso EP titulado del mismo nombre. Ya nuevamente cerrando otro de los capítulos de la noche con “River Down Below”, donde la sala entera entono parte de la canción junto a la banda.
El momento más cercano y emotivo de la noche vendría de la mano del cover de Pink Floyd “Wish You Where Here”, recordando la partida de su ex guitarrista con unas breves palabras por parte de la banda. La sala se volvió un mar de emociones que no dejaron indiferentes a nadie.

49623393912_c2143878e5_o49622606958_9a8ea722c4_o49623121926_caa600bdf7_o

Ya para despedirse junto a “The Day After”, que si hacemos un repaso del setlist se quedaron muy pocos temas fuera, un lujo de setlist es lo que nos todo a todos apreciar en Barcelona. Unos solidos Riverside se despedirían dejando las puertas abiertas para la próxima vez.

Texto: Karina Báez O.
Fotos: Archivo MS

SETLIST

Acid Rain
Vale of Tears
Reality Dream I
Lament
Hyperactive
Driven to Destruction
Conceiving You
Second Life Syndrome
Left Out
Guardian Angel
Lost (Why Should I Be Frightened By a Hat?)
Egoist Hedonist
Wasteland
—-
The Depth of Self-Delusion
02 Panic Room
River Down Below
—–
Wish You Where Here (Pink Floyd Cover)
The Day After