ddaisies El amor (musical) a primera vista existe… seguro que alguna vez os ha pasado de escuchar tan sólo el riff inicial o los primeros acordes de una canción para subir el volumen y dejarte llevar por completo ausentándote de todo lo demás, y al terminar el tema, empezar a revolver cielo y tierra buscando qué es y no parar hasta encontrar ese disco… Pues este disco es uno de esos.
Susana Manzanares
Nota:9/10

El álbum debut y homónimo de The Dead Daisies es una perla que acaba de asomar por su ostra. The Dead Daisies es una banda formada por músicos de distintos puntos del planeta, con cuartel general en Australia que además son veteranos no, veteranísimos, con un currículum que les va a abrir las puertas por donde quiera que pasen casi antes de llamar.

Sus miembros han pasado nada menos que por las filas de Guns N’ Roses, Rolling Stones, Thin Lizzy, INXS o The Cult. De sonido altamente inspirado en las grandes bandas de los 70 y 80, según Classic Rock Magazine, el concepto de esta banda es reproducir música nueva para los fans de rock clásico.

Todo surge cuando Jon Stevens entra en contacto con el guitarrista David Lowy con la intención de hacer algo nuevo, así que se reúnen con un par de guitarras y dejándose llevar por la inspiración e influencias de bandas con las que han crecido como Bad Company , The Faces, Free o Humble Pie, seis horas más tarde ya tenían escritas doce canciones.

Asi nace The Dead Daisies y bajo el brazo traen un pack completo de melodías llenas de matices, armoniosos coros y adictivos y potentes riffs… lo tiene todo, desde toques sureños hasta guiños de blues o soul… El propio Lowy lo define como la nueva música de los 70 y Richard Fortus como una de esas viejas bandas en las que mientras tocan están siguiendo la música y escuchándose los unos a los otros, como una conversación entre ellos.

En unos pocos meses han girado por Australia, tocando con ZZ Top, Aerosmith y en los dos últimos por el Reino Unido teloneando a Black Star Riders, lo que les ha llevado a cosechar excelentes críticas de distintos medios como Kerrang Radio, BBC Radio 2, número 1 en Planet Rock Radio, o en prensa escrita y digital como Classic Rock Magazine o Metal Hammer.

A lo largo de todo el álbum predominan los estribillos pegadizos y las melodías armoniosas jugando entre distintos ritmos y matices vocales. Esta maravilla de debut grabado en los Wishbone Studios de Los Angeles, incluye temas como el primer single del disco y también el tema más largo, ‘Load Lock’ N’, co-escrita e interpretada por Slash, que nada más empezar con un breve pero delicioso riff, ya reconoces ese sonido tan inconfundible entre un millón, son esas cuerdas, sus cuerdas, que te van atrayendo lentamente hasta el sólo, o mejor dicho los sólos, que hay dos, y acabas encadenado hasta el final… Es Slash, que queréis que os diga…

Otro de los temas destacados es el siguiente y también segundo single ‘Washington’, que entra a la primera escucha desde el principio a ritmo de acústica y pandereta facilona .

‘Yeah Yeah Yeah’ -a la que encuentro un ramalazo importante a lo David Lee Roth-, ‘Tomorrow’ y ‘Writing On The Wall’ siguen las tres más o menos la misma línea de guitarra, mezclando rasgueos de acústicas, eléctricas, ritmos rápidos de percusión y coros.

En la parte central del disco nos encontramos con una movida ‘Miles In Front Of Me’ que quizá en conjunto entre los demás temas pueda pasar desapercibida, pero también merece su puntito de atención. Algo parecido pasa con ‘Bible Row’, sólo que con esta directamente te podrías levantar y echar un baile perfectamente, de esas que como se suele decir que da ‘buen rollo’ y en un momento dado te puede alegrar un dia flojo.

Y hablando de flojo, de haber alguno, ese tema podría ser ‘Man Overboard’, que no es un mal tema pero como que desluce entre todos los que le rodean, en su defensa diré que se salva por el toque sureño y añejo que aporta.

‘Can’t Fight This Feeling’ y ‘Yesterday’ dan el toque lento al álbum, dos hermosos medios tiempos porque no me atrevo a llamarlos baladas, pero como si lo fueran, porque resultan igual de seductores.

En definitiva, una nueva muestra de la enorme calidad que pueden llegar a tener unos cuantos músicos que se juntan en lo que se suele llamar supergrupo, y supergrupo no se, pero superdisco seguro. Si han dado tanto que hablar por ahí fuera, ya va siendo hora que los conozcamos por aquí un poquito mejor… no digáis que no estáis avisados…

Susana Manzanares

Line up:

Jon Stevens – Voz (Noiseworks/INXS)
Charley Drayton – Batería (The X-pensive Winos/The Cult)
Richard Fortus – Guitarra (Guns N’ Roses/Thin Lizzy)
Darryl Jones – Bajo (The Rolling Stones)
David Lowy – Guitarra (Red Phoenix/Mink)
Dizzy Reed – Teclados (Guns N’ Roses)

TEMAS

01. It’s Gonna Take Time
02. Lock ‘N’ Load – (Feat Slash)
03. Washington
04. Yeah Yeah Yeah
05. Yesterday
06. Writing On The Wall
07. Miles In Front Of Me
08. Bible Row
09. Man Overboard
10. Tomorrow
11. Can’t Fight This Feeling
12. Talk To Me