Edu Falaschi + Acid Tree + Light among Shadows – 15 de Septiembre’18 – Sala Copérnico (Madrid)

Kivents comenzó con fuerza la temporada de conciertos con la venida del revival de Angra de la mano de Edu Falaschi, trayendo en su propia gira los temas de los dos discos en los que participó, Rebirth y Temple of Shadows.

Texto: Susana Manzanares
Fotos: David Aresté

Suponemos que los actuales Angra le dejaron tocar esos temas porque el nivel técnico del grupo era tal, que ahora serían incapaces de reproducir, tanto a nivel vocal como a nivel instrumental… no en vano estamos hablando del trío Aquiles Priester, Kiko Loureiro y un Edu Falaschi con 15 años menos cuando era capaz de romper copas de cristal con su voz. El tiempo hace mella a todo el mundo, y nos preguntamos si es que Falaschi ya se tiene que ver haciendo un repaso de Angra porque de su carrera aparte no consigue hacer nada destacable, porque es una lástima que a los 45 ya estés exprimiendo los temas de tu anterior grupo y vivir de las rentas.

Abrieron la velada los andaluces Light Among Shadows, que, seis años después su anterior Welcome Back!, presentaban su último Under The Waves, un potente disco de metal sinfónico y el tercero de su carrera que ya llega a los 8 años desde que la banda se puso en marcha de la mano de Adrien Fowl y que pudieron presentar por parte de España gracias a la gira de los brasileños. No tuvieron ni mucho tiempo ni las mejores condiciones, ya que ya sabemos lo que suele pasar con los primeros grupos en carteles así y en horas tan tempranas, pero bien es cierto que la banda sacó todo lo mejor de sí y disfrutó de mejor sonido que la otra banda invitada de la noche Acid Tree, y ya hilando más fino podríamos decir incluso que hasta mejor sonido que Falaschi como veríamos después, así que dentro de lo malo quizá fueron los que más ganaron.

 43418493380_54f6660817_o 43418493450_28323078ac_o 43418493620_5577b2579a_o

Lejos de amilanarse por el ambiente, la banda con más que actitud presentó su propuesta melódica que no habíamos visto hasta ahora, destacando el papel de María Barragán a la voz y Adrien Fowl a la guitarra como los focos principales del grupo y a pesar de las circunstancias, la joven banda nos dio un buen concierto. Lástima que eso que dicen que los grupos andaluces no pasan de Despeñaperros sigue siendo cierto a veces, ya que era la primera vez que veíamos y oíamos hablar de este grupo, esperemos que les vaya bien y no tarden otros seis años en sacar un disco porque nos gustaría volverlos a ver en mejores condiciones. 

Tras los cambios de rigor, el power trío brasileño Acid Tree fueron los segundos en tocar, con algo más de espacio y un poco más de tiempo. Pero como decíamos antes ya se estaba entreviendo el sonido desastroso que iba a tener Falaschi. Viniendo desde Sao Paulo, suponemos que Falaschi confió en sus paisanos para que abriesen la gira con su metal progresivo y pesado, presentando su nuevo EP Awake The Iron. Se notaba que era la primera vez del grupo en España, ya que la gente no hacía mucho por seguirles o hacer que les gustase lo que veían, aun así la banda y en concreto su cantante Ed Marsen, no dejó de agradecer la asistencia a los allí presentes.

 43418495260_8e38cfafc7_o 43418495040_a18d16e32f_o 43418495180_449ac58f1d_o

El joven power trío brasileño interpretó temas de sus dos EP hasta la fecha, y como todo buen power trío, no destaca uno, destacan todos por igual, aunque el tema del sonido no les acompañó en absoluto. Todo estaba demasiado fuerte y tenían la guitarra muy saturada, si a eso sumamos que el ritmo era bastante acelerado en algunos temas, el resultado final era bastante denso de digerir. Una pena que por las condiciones no nos entrase mejor su propuesta, así que esperamos también verlos en mejores condiciones y si además evolucionan un poco su sonido hacia uno algo un pelín más limpio estaría mucho mejor, pues ahora mismo son un poco como un diamante en bruto a medio pulir. 

Llegaban los últimos cambios de la noche para poner a punto la batería de Aquiles Priester sobre todo, pues minutos después se iba a llevar lo suyo… Como decíamos al principio, este "Rebirth of Shadows Tour" saca de nuevo de gira aquellos Rebirth y Temple of Shadows aprovechando que los dos sobrepasan los quince años de edad. Ambos discos albergan en su seno temas que marcaron a toda una generación y que muchos en su momento no pudieron ver en directo, por lo que oírlos ahora era toda una sorpresa caída del cielo. Vale que nos ‘quejábamos’ de que Falaschi tiraba de las rentas, pero por otro lado en el fondo nos emocionaba la idea y estábamos deseando volverlos a escuchar… aunque tampoco imaginábamos que fuera de la forma que vimos.

 43418494730_e2d60f6acc_o 43418494590_12e2ca7f79_o 43418494880_2a561d8daa_o

Fue comenzar con ‘Nova Era’ y la bola de sonido ya era enorme, básicamente por la batería de Aquiles que a la mínima que le daba al doble bombo tapaba voces e instrumentos, todo. Así que los temas rápidos ya estaban más que sentenciados, no sabemos cómo se podía oír Edu entre tanta maraña de sonidos además de estar cantando en la mayoría de los temas a tonos por debajo de la canción original. Ya sabemos que toca muy bien y todo eso, pero hay más instrumentos, no puede ser que quede uno por encima ninguneando todos los demás, por muy supergenio de la batería que seas, que iban sonando temazos como ‘Running Alone’, ‘Winds of Destination’ o ‘Heroes of Sand’ y la gente los intuía más por la melodía que no por lo que estaban oyendo. Seguían cayendo temas y seguían sin oírse, como ‘Temple of Hate’ o ‘Spread Your Fire’ ya de las últimas… tan sólo al bajar un poco el ritmo cuando tocaron ‘Wishing Well’ sí que tuvimos algo de tregua.

 La banda ha hecho varias fechas de esta gira y eso, como la prueba del algodón, se muestra encima del escenario viendo la complicidad entre todos y su ejecución, aunque al final no se notase todo lo que debiera por el protagonismo de Aquiles, sí se vio un muy buen nivel técnico en el grupo. Edu se hizo acompañar de Fabio Laguna que también estuvo en Angra y Diogo Mafra en Almah, se estrenaba con Roberto Barros y Raphael Dafras le ponía el bajo a los temas. Unos grandes músicos que no defraudaron para nada pero no les sirvió de mucho. Que toda tu actuación sea recordada porque el batería se pone una máscara y literalmente la destroza pareciendo aquello un pressing catch (se escribe así..?) en vez de un concierto de rock no debe ser muy motivador… No sabemos para qué tuvo entonces a alguien toda la noche pendiente que no se moviera ni un plato de su sitio si iba a acabar así.

43418494430_0043546a2f_o 43418494130_9875874cdd_o 43418493980_6e78a3cdcc_o

En cualquier caso parece ser que la unión ha cuajado bien, ya que la misma formación ha grabado un par de temas con Edu para su nuevo EP The Glory Of The Sacred Truth.Una gira que pese a ser el recurso más fácil para alguien con mucho más potencial como para seguir en un buen sitio dentro del mundillo, la verdad es que nos hizo ilusión volver a oír ciertos temas de nuevo. Una pena que el envoltorio no nos dejara ver (y oir) mejor el interior, otra vez será.

Texto: Susana Manzanares
Fotos: David Aresté