haken

Una de las sensaciones en los lanzamientos del año pasado fueron los británicos Haken que visitan nuestro país por primera vez esta semana presentándonos este su nuevo álbum “The Mountain”. En este su tercer álbum, vuelven a dar un giro de tuerca más y nos ofrecen un disco interesante, fresco y que los sitúa a la vanguardia del rock progresivo.
Toni Marchante

Nota:8/10  

El debut de Haken en 2010 vino de la mano de “Aquarius”. Después con “Visions” en 2011 se dieron a conocer en la escena. “Visions” es un gran álbum, pero con excesivas referencias a otras bandas ya muy conocidas. Este “The Mountain” también contiene referencias, pero el tratamiento es muy distinto, porque si “Visions” es una compilación de referencias tratando de definir una identidad, “The Mountain” es una identidad definida aderezada con algunas referencias externas.

Se trata de un disco al que se le coge cariño conforme se va escuchando. Tras su lanzamiento las críticas fueron tremendamente buenas. Tanto, que tras la primera escucha quedé incluso algo decepcionado porque tenía la sensación de que se estaba sobrevalorando. Pero este disco es muy grande. Es muy grande porque conforme te vas haciendo con él lo vas aprendiendo y va aumentando de valor. Al final te das cuenta y llegas a la conclusión de que la repercusión de “The Mountain” es merecida y que es lógico que se encuentre entre los mejores discos de rock progresivo del año pasado.

La banda que concibe esta obra está formada por Ross Jennings a la voz, Richard Henshall a las guitarras y teclados, Charlie Griffiths a las guitarras, Tom Maclean al bajo, Diego Tejeida a los teclados y Raymond Hearne a la batería.

Si hay algo destacable en todo el trabajo, además de la excelente producción comparado con sus anteriores trabajos, es el tratamiento de las voces y de los coros. “The Path”, “Cockroach King”, “Because it´s there” o “Somebody” por ejemplo, son claras muestras de ello.

Desde el principio la atmosférica “The Path” nos presenta la melodía troncal del disco que aparecerá en otros pasajes durante su duración, con un precioso piano de fondo y donde las voces juegan un papel muy importante, tanto en la voz solista como en los coros presentando ciertos matices Queen de los 70.De continuo nos introducimos en “Atlas Stone” un corte muy neo prog británico, con una intro muy fastuosa pero que en la parte vocal nos rememora los grandes momentos de aquellos IQ maravillosos, mientras que las partes instrumentales son una mezcla de jazz progresivo con alguna que otra vocalización insertada.

"Cockroach King" es un tema divertido y distinto, donde las voces van dando color a la composición para el que han hecho un graciosísimo video como si fueran los teleñecos. “In memoriam” muestras ese metal prog que tanto está en boga y que utilizan gente como Riverside. “Because it´s there” comienza con unas preciosas voces a capela, con su dosis de resonancias dignas de ser escuchadas por ejemplo en una iglesia. Tras la intro nos muestra un corte placentero de altas connotaciones jazzísticas.

En “Falling back to Earth” la estructura rítmica es colosal, destacando en todo momento el bajo de Tom Maclean y sobre todo la batería de Raymond Hearne. Una canción donde la progresión se adereza con maíces jazz y elementos de metal, rescatando muchos momentos del virtuosismo setentero y contando con un estribillo muy conseguido. “As death Embraces” es un corte bello, donde Ross Jennings muestra sus capacidades vocales, acompañado por el piano. Nos ofrece unas vocalizaciones muy al estilo Andy Kuntz (Vanden Plas) pero evidentemente con una voz muy distinta.

“Pareidolia” es un tema de parámetros de metal progresivo. Las referencias a Dream Theater, Periphery e incluso a Muse son evidentes. Pero también se atreven a jugar con los continuos cambios de ritmos, las velocidades, el djent… contiene un estribillo reconocible e innumerables cambios de escenarios sónicos. Para finalizar el disco “Somebody” un tema delicado que devanea en el medio tiempo donde la voz de Ross Jennings es lo más destacable.

La edición especial nos regala siete minutos más en forma de dos canciones. La primera “The Path unbeaten” una adaptación a piano de la melodía de “The Path” y “Nobody” que es una demo de “Somebody”.

Las bandas de metal progresivo manejan el dial entre el metal y el progresivo de forma distinta y van regulando en función de sus intereses. En este disco Haken han acercado ese dial un poco más hacia el progresivo y han definido mucho más su sonido dejándonos un magnífico álbum, como lo fueron también sus predecesores, pero dando pasos agigantados hacia su crecimiento óptimo. Este disco demuestra el potencial de lo que son Haken y nos hace entender la gran proyección futura que tienen estos muchachos.

Temas:

1. "The Path" 2:46
2. "Atlas Stone" 7:32
3. "Cockroach King" 8:14
4. "In Memoriam" 4:17
5. "Because It’s There" 4:23
6. "Falling Back to Earth" 11:50
7. "As Death Embraces" 3:13
8. "Pareidolia" 10:50
9. "Somebody" 9:00
Bonus Edición especial:
10.The Path unbeaten
11.Nobody