Editor's Rating

7.5

Bien conocida es la conflictiva trayectoria de Megadeth. La principal causa de ello es el volátil carácter de Dave Mustaine, líder indiscutible de la banda. Y para hacer honor a la tradición, caundo parecía que había una formación estable de nuevo, Mustaine lo dinamitó todo e invitó a Chris Broderick y Shawn Drover a abandonar el barco. En su lugar, nuestro pelirrojo favorito ha reclutado a Chris Adler de Lamb of God a la batería y a Kiko Loureiro de Angra a la guitarra. ¿El resultado? Pues nada más y nada menos que "Dystopia", el decimoquinto (se dice pronto) disco de la banda.

Y bueno, ¿qué encontramos esta vez? Pues, aunque suene exagerado, me atrevo a decir que el mejor disco de Megadeth desde "Cryptic Writings". La travesía del desierto que se inició con "Risk" incluyó varias crisis de identidad y discos fallidos que, si bien no se apartaban ni un ápice del estilo metálico, no incluían temas para el recuerdo. Para "Dystopia", Mustaine ha decidido asegurar el tiro y volver a sonoridades de la época dorada de Megadeth, por no hablar de que el entrañable Vic Rattlehead vuelve a reinar en la portada después de varios años, tras una discreta aparición en "Thirteen". Para el oyente es como jugar un partido en casa: todo es familiar, tanto, que incluso a veces se puede girar en contra el propio disco una vez has esbozado la primera sonrisa de complicidad. ¡Incluso hay una versión de Fear que cierra el disco!

Abre la descarga "The Threat is Real" donde el asalto sónico empieza con guitarras afiladas y un sonido de un millón de dólares clásico Megadeth: frío, limpio y agresivo. El primer solo de Loureiro con sonoridades orientales ya nos trae de golpe a Marty Friedman a la cabeza, por no hablar del riff de la estrofa que es puro "Countdown to Extinction." En el tema título sigue la sensación de deja-vu desde el principio, con sus melodías marca de la casa y Loureiro dejándose los dedos en el mástil en cada estribillo. El tema no suena especialmente inspirado, pero el sonido que teje la banda probablemente conquistará el corazón de cualquier fan de "Rust in Peace" o el citado "Countdown."

"Fatal Illusion" empieza con ecos de los Black Sabbath de "Sabotage" y un momento de lucimiento de Dave Ellefson al bajo que da paso a riffs entrecortados y un asalto dual de guitarras que desemboca en un break a mitad de canción que podría ser sacado de cualquier cara B de la época "Peace Sells…". Es en este momento donde ya no sabes si reir por lo bien que lo estás pasando o llorar por la falta de riesgos que ha tomado Mustaine para este disco. Normalmente suelo optar por lo primero, para qué nos vamos a engañar. En "Death from Within" vuelven los riffs secos, fríos y entrecortados clásicos y la trituradora thrash acompañada de la característica voz gruñona de Mustaine y los coros de Junior. Es casi de pañolada.

El resto del disco discurre por los mismos senderos. Merece un apunte propio la labor de Adler a la batería, pues es, simple y llanamente, impresionante. Su técnica y ferocidad quedan plasmadas en cada uno de los temas del disco, pero me gusta especialmente en "Poisonous Shadows", con unos blasts de bombo en el riff de la estrofa que harían palidecer al propio Raymond Herrera. También hay temas no tan inspirados como "Bullet to the Brain" o "The Emmperor", pero en general, todos aguantan el tipo, incluso la instrumental "Conquer… or Die!", que sirve de intro a uno de los mejores momentos de "Dystopia", "Lying in State", donde Mustaine vuelve a dar rienda suelta a su verborrea política y conspiranoica. Deliciosa.

Y bueno, ésta parece ser la propuesta de Mustaine para 2016: volver descaradamente a los años dorados de Megadeth. No sé si era material que estaba previsto grabar con Marty Friedman y Nick Menza en el amago de reunión de la formación clásica que estuvo a punto de suceder, o si es lo que le pide el cuerpo al pelirrojo, la verdad. Lo que sí que tengo claro es que, aunque mira muy de lejos a auténticos titanes clásicos como "Rust in Peace", "Countdown to Extinction" y "Peace Sells… but Who’s Buying?", este "Dystopia" tendría que hacer que los fans que andaban un poco desconectados de la banda con los sonidos asépticos y sosos de engendros como "Endgame" o "Thirteen" vuelvan al redil para almenos darle un par de escuchas. Si no me crees, ponte "Post-American World" e intenta no mover la cabeza. ¿No lo has logrado? Lo sabía.

Edko Fuzz

1. "The Threat Is Real"
2. "Dystopia"
3. "Fatal Illusion"
4. "Death from Within"
5. "Bullet to the Brain"
6. "Post-American World"
7. "Poisonous Shadows"
8. "Conquer… or Die!"
9. "Lying in State"
10. "The Emperor"
11. "Foreign Policy"



Comparte esto: