Editor's Rating

8

Dos años después y más de 150 conciertos entre medias es lo que separa este True Rockers de aquel Sittin’ Heavy que les catapultó y les dio un nombre en la escena actual. No han querido dejar pasar mucho tiempo, utilizando las largas horas de carretera para crear este nuevo trabajo que salió el 14 de septiembre.

Belch

El resultado es el esperado. Un disco que se caracteriza por diversión y macarrería sin más pretensiones que el oyente disfrute y pase 40 minutos de buen rollo. Ya el propio título nos anuncia que estamos ante rock, sin concesiones ni medias tintas, perfecto para llevar en el coche a todo volumen de camino a lugares como el trabajo para empezar el día de buen humor y enchufados.

Abren con el corte que da nombre al trabajo, con la colaboración de Dee Snider a las voces. Tras un Let’s Go, nos presentan un tema que linda con el punk rock de principios del 2000, pero sin perder la actitud y el buen gusto. Los coros y el riff dan un punto interesante y diferente a un corte que a priori podría pasar desapercibido. En mitad de la canción oímos al señor Snider volviéndose loco hablando al más puro estilo de narrador de película de terror de serie b, que, si bien sorprende, poco tiene que aportar al tema.

Thundertruck pisa el acelerador aún más, con un corte de carretera y sudor, con la batería de Steve Kiely a gran velocidad, en lo que probablemente sea su mejor canción, ya no solo por la adrenalina que aporta, sino porque tanto los riffs, melodías, etc, sin ser una novedad, encajan a la perfección creando una canción realmente interesante.

La nota diferente es Evolution, del cual han grabado un chulo videoclip, pero que quizás sea el corte que menos pegue con la esencia de la banda. Toques modernos, rozando por momentos el pop y la radiofórmula, pero que no es de extrañar, en absoluto, que la hayan escogido como single y video presentación porque tiene un estribillo tremendo, perfecto para cerrar conciertos a pleno pulmón. En cuanto a canciones que utilizan a su favor la radiofórmula, la banda se guarda un as en la manga con Young City Hearts, otro tema que gustará tanto a los más rockeros, como a gente que les escuche ajena a la industria, ya que tienen otro estribillo redondo donde las guitarras eléctricas las enmascaran totalmente con toques electrónicos. No suenan a ellos, al menos como se han presentado estos años, pero estos temas tienen algo que van a gustar al gran público.

Devil Don’t Care, por su parte, saca la vena más americana de la banda canadiense, haciendo un tributo a bandas como ZZ Top, con ese ritmo vacilón a medio camino entre el rock y el blues que les queda realmente bien, siendo esta otra de las canciones altamente recomendables, aunque en el estribillo flojeen un poco, ya que sería perfecto para otra canción, no para esta. Aún así, entra muy bien desde la primera escucha.

True Rockers no es el único tema que roza con el punk, ya que Being Cool Is Over, quinto que nos encontraremos en True Rockers también tiene tintes punk, en este incluso más explícitos, en apenas 2 minutos de tema, que no destacan en nada más allá de la energía que transmiten. Afortunadamente el disco no decae en los últimos temas, aunque con la duración que tiene tampoco da tiempo a que decaiga la intensidad. Eso sí, nos dejan coger aire con Undone, un medio tiempo a ritmo de blues donde encontraremos la mejor interpretación de Harvey con su voz en todo el redondo. Undone destaca por lo desgarrador y emocional de las melodías, ya no solo de Harvey, sino que guitarra y teclados desprenden agonía y energía contenida. Otro de los cortes más interesantes de este nuevo trabajo.

Volvemos a las influencias punk con In My Own World, en lo que quizás sea el corte menos inspirado, aunque sea entretenido de escuchar. Sin embargo, este bajón de calidad es momentáneo, y recuperan la senda acertada con Denim Danger, con su hard rock glam, macarra y desenfadado. El broche final lo ponen Hurricane, que mantiene la esencia hard rockero con riffs interesantes para acabar con The Howlin’, el otro medio tiempo, muy influenciado por Bon Jovi. Es un broche final realmente acertado ya que es un gran corte y te anima a volver a arrancar el cd.

Poco más se puede decir de este True Rockers. Bien es verdad que este disco no va a pasar a la historia por prácticamente nada, en ningún momento Monster Truck lo pretenden en absoluto, pero consigue divertir, enganchar y dar un chute de adrenalina al que lo escucha. Si buscas eso, esta banda es una gran opción.

Belch

Temas:

1. True Rocker (feat. Dee Snider)
2. Thundertruck
3. Evolution
4. Devil Don’t Care
5. Being Cool Is Over
6. Young City Hearts
7. Undone
8. In My Own World
9. Denim Danger
10. Hurricane
11. The Howlin’

http://www.ilovemonstertruck.com




ir?t=es=1&l=alb&o=30&a=B07DJMX8D7