Mientras se produce un nuevo hundimiento de la SGAE, fuimos a su sede cual orquesta del Titanic, para interesarnos por la música.

David Aresté

Dicha asociación se alberga en el buque insignia del modernismo de Madrid, construido por José Grases Riera a principios de 1900 para el Barón de Longoria quedándose como el Palacio Longoria. Asistimos a una de sus salas para la presentación del libro técnico del guitarrista de Lujuria (entre tantos otros) Nacho de Carlos “Armonía Jazz aplicada al Rock, Heavy, Thrash y más…” que muestra su método de aprendizaje con teoría y una gran cantidad de ejemplos.

xsgS0Jd QtyIb2O CnNRc3c

Un poco antes de las siete de la tarde nos reunimos medios, músicos y demás curiosos para la puesta de largo de este libro con José Luis Martínez de Impulsa Rock, el propio Nacho y el musicólogo Fernando Galicia Poblet que abrió la presentación hablando de la forma y estructura del libro, saliéndose un poco de la norma establecida de este tipo de publicaciones caracterizada por la sencillez y naturalidad de Nacho. Remarcó eso, y también destaco la cantidad de ejemplos que tiene el libro, desde partituras a algo transcrito por Nacho o un amplio canal en youtube con ejemplos que se alejan de los típicos manuales para guitarristas. Durante el proceso de creación Fernando y Nacho hablaron de como ir marcando los pasos para llegar al final, que normalmente en este tipo de lanzamientos uno se junta con tal cantidad de información que no sabe cuando parar.

Nacho aportó la visión personal que no podían dar JL o Fernando, nos explicó que le llevó a comenzar este libro entre otras cosas. No veía que la armonía de jazz estuviera para aprender, y lo vio que se producía en muchos de los temas de rock o metal y comenzó a estudiar la forma y/o sonidos de técnicas, notas y los iba recopilando en archivadores… los juntó y finalmente tuvo el conjunto de todo ese libro, que como siempre suele pasar le ha costado sangre, sudor y salud, mucha salud. Lejos de caer en alguna editora que no apreciase el trabajo que ha hecho, él ha corrido con todos los gastos de esas primeras 200 copias y que ya le quedan menos de 30 y ya están en camino más. El libro tiene un nivel medio-avanzado pero que por la naturalidad que decíamos puede leer cualquiera que tenga aprendida la lógica de funcionamiento.

uc9MACn 3o7Dprv F3ForzX

Nos comentó también como pretende difundir ese conocimiento, habrá masterclass o clinics por escuelas de Madrid y Barcelona (ya confirmadas) a la espera de haber más, donde le dejen un espacio y pueda dar sus clases y a quien le interese poder comprar el libro. Las “preguntas” y anécdotas acabaron una charla para confirmar lo que ama Nacho a la música y que está dispuesto a hacer por ella. Para comentar la jugada con los allí presentes y acabar el evento con buenas sensaciones acabamos con el servicio de un catering que como no podía ser de otra manera pagó el propio Nacho.

Gracias a Impulsa Rock por traernos estos contenidos, hacerlos en un edificio tan señorial como el Palacio Longoria, un placer saber más de Nacho… y también saber del contexto, que parece ser que también es importante.

Oxc05yB ONfR4GP CNNOB3M

David Aresté

Comparte esto: